publicidad

Lavagna criticó populismo de K

Lavagna criticó populismo de K

El candidato presidencial argentino Roberto Lavagna rechaza el "populismo" del mandatario de su país, Néstor Kirchner.

En tercer lugar de los sondeos

BUENOS AIRES, Argentina -  El candidato presidencial argentino Roberto Lavagna rechaza el "populismo" del mandatario de su país, Néstor Kirchner, y sus lazos con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a quien acusa de "alterar" la marcha del Mercosur y de "dividir" a América Latina.

"Chávez ha dividido América Latina en dos: de un lado Brasil, Uruguay, Chile, México y Colombia y del otro Venezuela, Ecuador, Bolivia y Argentina. Yo quiero estar del otro lado, del de los socios estratégicos, no con Chávez", afirmó.

En una entrevista concedida a Efe, el postulante de la coalición Una Nación Avanzada (UNA), que fue ministro de Economía de Kirchner y está en tercer lugar en los sondeos sobre intención de voto en las elecciones del 28 de octubre, también fue crítico con otros candidatos opositores, los cuales -dijo- "quieren achicar" al país.

Lavagna, quien se considera "centro-progresista" y peronista, dijo que UNA "es una concertación al estilo chileno", formada por dirigentes de "tres partidos importantes", en referencia al Partido Justicialista (peronista), la Unión Cívica Radical, segunda fuerza parlamentaria, y el Movimiento de Integración y Desarrollo.¨

Partidos de izquierda

Sostuvo que el peronista Frente para la Victoria que lidera Kirchner es el resultado de una "ingeniería electoral" tendente a "terminar con los partidos históricos".

publicidad

"En realidad (Kirchner) quiere crear un partido de izquierda que sea el gobierno y uno de derecha que también sería el del gobierno, tal como ocurrió en México durante más de 50 años", puntualizó.

Sobre el alza del coste de la vida, que vuelve a preocupar a un país que sufrió el fenómeno de la hiperinflación a finales de los años 80, Lavagna cree que para combatirla "hay que evitar dos extremos".

"El (extremo) populista de hacer acuerdos de precios y apretar empresarios, lo que viene haciendo el gobierno hace más de un año y medio sin ningún éxito, y evitar la actitud de algunos en la oposición que quieren enfriar la economía, que se achique el ritmo de crecimiento", opinó.

La presencia de Chávez

El ex ministro de Economía cree que Argentina "tiene que desarrollar sus relaciones" con EU y la Unión Europea desde la condición de miembro del Mercosur, bloque en el que tiene como socios a Brasil, Paraguay y Uruguay, y al que se está incorporando Venezuela.

En este sentido, advirtió que el Mercosur "está hoy alterado por la presencia de Chávez", quien participa de las reuniones "a pesar de que aún no ha logrado la incorporación de Venezuela", porque falta la aprobación de los parlamentos de Brasil y Paraguay.

"La primera propuesta que hizo Chávez cuando firmó el tratado de adhesión fue crear un ejército suramericano", apuntó Lavagna, al indicar que la iniciativa del presidente venezolano "es un absurdo" en vista de que los países del bloque "tienen necesidades sociales importantes no satisfechas".

publicidad

"Lo cierto es que Chávez, y lamentablemente el gobierno argentino, que se puso de su lado, alteran la agenda natural, que es más de orden económico y comercial", destacó.

Lavagna asumió como ministro de Economía en el gobierno de Eduardo Duhalde (2002-2003) y fue confirmado luego en el cargo por Kirchner, quien le pidió la renuncia en noviembre de 2005, al concluir una negociación que sacó al país del mayor cese de pagos de la historia con un canje de bonos por $102 mil millones que aceptó el 76.15% de los acreedores.

La recuperación de Argentina

En su opinión, "hay que volver" al programa que aplicó para "combinar la recuperación económica con la estabilidad de precios" y supuso "una muchísima inversión y un fuerte ordenamiento de las cuentas públicas".

"Son las cosas que el gobierno no hizo el año pasado ni éste. La tasa de expansión de la inversión se derrumbó en 2006 y sigue así este año, mientras que se ha gastado más de la mitad del superávit del Tesoro que habíamos dejado en 2005", remarcó.

Dijo que "hay que subir" el superávit del Tesoro al equivalente del 4% del Producto Interior Bruto, el nivel que tenía en 2005, con lo cual se puede destinar la mitad del saldo favorable a atender los pagos de la deuda externa pública.

publicidad

Roberto Lavagna prometió "derogar en los primeros 100 días de gobierno" leyes que la oposición llama "los súper poderes", entre ellas las que permiten al Ejecutivo "legislar de manera indefinida" por medio de "decretos de necesidad y urgencia" y cambiar el destino de partidas del Presupuesto Nacional aprobado por el Parlamento.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad