publicidad

Las lluvias causan más de 130 muertos en El Salvador, según el Gobierno

Las lluvias causan más de 130 muertos en El Salvador, según el Gobierno

Al menos 130 personas han muerto por las intensas lluvias registradas en las últimas 24 horas en El Salvador.

Desaparecidos y evacuados

SAN SALVADOR -A 130 se elevó el número de víctimas mortales que dejaron las lluvias que acarreó el huracán Ida en El Salvador, en donde además hay 10,348 personas en albergues de todo el país, aseguró este lunes el director de Protección Civil, Jorge Meléndez.

"Se sigue trabajando en las zonas afectadas para atender a las personas afectadas y en la búsqueda de otras posibles víctimas mortales", aseguró Melénde"Hemos tenido desgraciadamente 91 fallecidos" en cinco de los 14 departamentos del país, declaró inicialmente el ministro de Gobernación, Humberto Centeno, en una conferencia de prensa el domingo, antes de conocerse las nuevas cifras de 130 muertos.

El ministro de Gobernación dijo además que a causa de intensas lluvias que azotaron El Salvador en los últimos días, hay más de 60 desaparecidos y otros 7,000 evacuados.En un conteo preliminar de daños materiales por las lluvias dado a conocer en la noche del domingo se contabilizaba 1,570 casas dañadas, 168 viviendas destruidas y 1,400 viviendas en condiciones de alto riesgo.

Deslizamientos

Según el director de Protección Civil las lluvias causaron 108 deslizamientos de tierra en distintos cerros o montañas del territorio y muchos de los cuales dañaron casas, bloquearon carreteras, calles o caminos en varias localidades.

publicidad

Este lunes el ministro de Gobernación, Humberto Centeno, dijo que el gobierno ha comenzado a buscar los fondos a nivel interno para atender de manera inmediata a los miles de afectados por las lluvias.

El presidente Mauricio Funes decretó un estado de emergencia nacional con lo que ahora también el país espera comenzar a recibir la ayuda extranjera para solventar las demandas emanadas de la adversa situación generada por las lluvias. Rastro de muerte

La gran mayoría de los fallecidos se reportan en los departamentos centrales de San Salvador, La Libertad, Cuscatlán y La Paz, así como en el departamento de San Vicente (este), donde Protección Civil decretó este domingo alerta naranja con lo que se activa todo el sistema de atención de emergencias.

Las autoridades de Protección Civil y cuerpos de socorro buscaban a personas desaparecidas, por lo que se teme que el número de víctimas mortales aumente.

En las localidades de Verapaz y Tepetitán, en el departamento de San Vicente (este), podría haber "más fallecidos", ya que los aludes y desbordamientos de ríos han "arrasado" numerosas viviendas, dijo Meléndez.

Creció la tragedia

En un primer momento, las instituciones de socorro reportaron 20 muertos en Tepetitán y Verapaz, donde los equipos de socorro buscan a "bastante gente que presuntamente está desaparecida", según el funcionario.En Tepetitán, un alud procedente de un cerró arrasó una treintena de viviendas.

publicidad

Aunque, algunas ya habían sido evacuadas, otros moradores "se resistieron a salir" de sus casas, explicó a la prensa la alcaldesa de Tepetitán, Ana Jovel.

Asimismo, otro alud que bajó por un costado del volcán Chichontepec (60 km al sureste de San Salvador), llegó hasta los poblados de Verapaz y la vecina ciudad de Guadalupe, sepultando "muchas casas", aseguró a la Radio Nacional el alcalde de Guadalupe, Antonio Cerritos.

Mantienen alerta

En la ciudad de San Martín (15 km al este de San Salvador) se registró la muerte de ocho personas en una comunidad, aseguró por su parte, el alcalde de esa ciudad, Mario González.

De momento las autoridades de Protección Civil reportan unas 7,000 personas evacuadas en distintas zonas del país a raíz de las lluvias que también han dañado o destruido carreteras y puentes en distintos lugares.

El Salvador mantiene la alerta en nueve de los catorce departamentos del país desde el pasado jueves a raíz de las lluvias que azotan el territorio.

Decretan emergencia

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, declaró la emergencia nacional, tras las intensas lluvias registradas este fin de semana en el país.

"Ante la grave tragedia que vivimos, he resuelto decretar la emergencia nacional para movilizar todos los recursos humanos y económicos del Estado, a fin de atender los daños producidos y a los damnificados", declaró Funes en un mensaje transmitido en cadena nacional de radio y televisión.

publicidad

Indicó que la emergencia está "destinada a atender la gravedad de la situación habitacional, alimentaria y productiva generada por el desastre nacional".

Imágenes devastadoras

"Las imágenes que hemos visto durante este día son las de un país devastado. La magnitud de los daños es incalculable por el momento", aseguró el mandatario, que describió este día "como uno de los más trágicos" de los que se tenga memoria en el país.

Señaló que en los próximos días harán una evaluación integral de los daños, con el aporte de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y del Sistema de las Naciones Unidas.

Aunque no precisó montos, indicó, que se ha habilitado "una partida especial de presupuesto" destinada al Ministerio de Gobernación, encargado de coordinar las acciones gubernamentales "para atender lo más inmediato de la emergencia".

Compromiso de ayuda

A tiempo de lamentar la vulnerabilidad del país y la precariedad en la que viven miles de salvadoreños, ratificó el compromiso de no dejar a los afectados "solos ante la desgracia".

Destacó, de igual forma, que los "datos meteorológicos son alentadores", al indicar que lo "peor de la tormenta ya pasó y sólo cabe esperar lluvias que no alcanzarán la dimensión de las de ayer y la madrugada de hoy".

publicidad

Señaló que en la zona del volcán de San Vicente, una de las más afectadas por las lluvias y situada a unos 60 kilómetros al este de San Salvador, se registraron 355 milímetros de lluvia en sólo cuatro horas, que, según él, es "casi la que se acumuló con otros fenómenos climáticos similares en cinco días".

Recuerdos de Mitch

"Durante el (huracán) 'Mitch' cayeron más de 400 milímetros (de lluvia) en cuatro días. Una cantidad similar esta vez se precipitó en solo cuatro horas", detalló.

Los aguaceros se han registrado principalmente en los departamentos de Cuscatlán, La Libertad, La Paz, San Salvador y San Vicente, estos dos últimos los más afectados.

En estos cinco departamentos fue declarada la "alerta naranja", mientras que en el resto del país está vigente la "verde" o de prevención.

El Servicio Nacional de Estudios Territoriales (SNET) ha atribuido las lluvias a un sistema de baja presión en el océano Pacífico que se ha intensificado por el paso del huracán Ida.

San Vicente está de luto

En el departamento agrícola de San Vicente, al este de la capital lloran ahora a los muertos a causa de las tormentas que desde hace tres días bañan El Salvador.

En el pintoresco poblado de Verapáz, en el departamento de San Vicente, a 71 km al sureste de San Salvador, una furiosa correntada de lodo, piedras y troncos de árboles cruzó por un sector de la localidad, arrasando a su paso casas y vehículos. Además, se teme que varias personas desaparecidas hayan sido arrastradas por la correntada.

publicidad

Una decena de cuerpos rescatados de entre restos de casas o a lo largo de la ruta que llevó la correntada que bajó de una ladera del cercano volcán Chichontepec, fueron colocados en el interior de una ermita en donde sus familiares, tras identificarlos, los taparon con sábanas blancas sucias con lodo.

Retumbó fuerte

"Sólo escuchamos en la madrugada un retumbo fuerte que era la correntada que traía de todo, yo sólo pude alcanzar a decirle a mi mujer que salieramos de la casa y sacamos a mis hijos, la casa se la llevó la corriente y perdimos todo", dijo a la AFP, Arnoldo Paz, quien vivía en la colonia San Antonio de Verapáz en donde casi un centenar de viviendas fueron destruidas por la correntada de lodo.

En el parque de Verapáz quedaron varadas enormes rocas que traía consigo la corriente, mientras cerca grandes camiones quedaron destruidos.

En Verapáz las autoridades de momento contabilizan a una decena de muertos.

Paso devastador

Cerca de esa localidad, en el vecino poblado de Guadalupe, la escena era muy similar: otra correntada que bajó del Chichontepec también destruyó muchas casas de la localidad y provocó muertes.

Los cuerpos sin vida de seis personas eran llorados por sus familiares en la sede de la alcaldía del lugar a donde fueron llevados para su identificación.

"Lo que ha pasado aquí es un desastre, ha llovido tanto que sabíamos que algo podía pasar, pero no de esta magnitud porque el deslave que bajó del volcán dañó mucho al pueblo, se han perdido casas, ganado, vehículos y lo más lamentable vidas humanas", dijo a la AFP el alcalde de Guadalupe, Antonio Cerritos.

publicidad

No dan cifras

Cerritos no se atrevió a dar una cifra de cuántos muertos hay en su localidad, pues afirmó que cuerpos de socorro con ayuda de la policía y el ejército buscaban a personas desaparecidas.

Mientras tanto, cuerpos de socorro intentaban llegar hasta el cercano poblado de Tepetitán cuya calle de acceso estaba bloqueada por derrumbes.

En Tepetitán un alud procedente de un cerró arrasó con una treintena de viviendas, algunas de las cuales ya habían sido evacuadas por sus moradores, pero muchos "se resistieron" a salir del lugar, explicó a la prensa la alcaldesa de Tepetitán, Ana Jovel.

Ayuda internacional

Ante la debastación, algunos países han comenzado a mandar ayuda a El Salvador.

El gobierno de Guatemala envió un equipo de rescate, comida fría y agua embotellada para los damnificados, que han dejado al menos 130 muertos y decenas de desaparecidos.

El equipo está integrado por miembros de Bomberos Voluntarios y Municipales, Cruz Roja Guatemalteca, la unidad humanitaria y de rescate del Ejército, precisa en un comunicado la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

El contingente "se ha movilizado a El Salvador para apoyar las acciones que implementa Protección Civil luego de los incidentes presentados por las lluvias", agrega.

Guatemala moviliza, junto "con el equipo de comunicación y equipo necesario a emplear en búsqueda y rescate, raciones frías y agua embotellada para entregar a personas afectadas en el vecino país", indica la nota de prensa, sin precisar cantidad de comida y personal que envío a ese país.

publicidad

Por su parte, México ofreció también su ayuda y lamentó "la irreparable pérdida de vidas humanas y los daños materiales causados por las intensas lluvias registradas en los últimos días".

"El Gobierno de México se mantendrá atento al desarrollo de los acontecimientos en El Salvador y expresa su disposición por coadyuvar a los esfuerzos del Gobierno del presidente Mauricio Funes para enfrentar los efectos del fenómeno meteorológico", indica un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

En la nota de la Cancillería el Ejecutivo mexicano expresa su solidaridad por el desastre y "su más sincero sentimiento de pesar y solidaridad al pueblo y al Gobierno de El Salvador".

"En particular México expresa sus condolencias a las decenas de familias que han sufrido la pérdida de seres queridos, en las comunidades afectadas", agregó la nota.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad