publicidad

Las funerarias, el nuevo objetivo de Maduro de "precios justos"

Las funerarias, el nuevo objetivo de Maduro de "precios justos"

Nicolás Maduro las tiene en la mira por considerar que los precios que cobran por sus servicios son excesivos.

Con la inspección de una casa fúnebre en Caracas que fue acusada de "especular" con el "dolor ajeno", las funerarias se convirtieron en el nuevo blanco de la ofensiva que Nicolás Maduro lanzó el mes pasado para que los comercios cobren "precios justos".

"Hemos tenido la necesidad de comenzar las inspecciones a las funerarias del país, un área muy sensible, pero era necesidad del pueblo venezolano y con razón", dijo el mayor general Herbert García en su calidad de jefe del "rgano Superior para la Defensa de la Economía, creado por el Gobierno para enfrentar los factores que estarían conspirando contra la economía de Venezuela.

publicidad

García Plaza encabezó en persona ayer una inspección a la funeraria caraqueña Vallés para fiscalizar los precios cobrados por los servicios y analizar la estructura de costos y sus márgenes de ganancias.

Citando la muerte de su padre en febrero pasado, el militar afirmó que las funerarias con sus precios están "especulando con las necesidades de nuestros seres queridos en esos momentos tan difíciles".

Según el funcionario, en la funeraria inspeccionada se cobra por el alquiler de una sala fúnebre de 10,200 (1,619 dólares) a 16,000 bolívares (2,539 dólares), precios que consideró "fuera de lugar", aunque no anunció multas por esta situación, una medida que el Gobierno suele sancionar bajo el delito de "usura".

"Creo que los dueños de la funeraria tienen que entrar en un profundo proceso de reflexión (...), reflexionar en su estructura de costos y de márgenes de ganancia porque la prestación de este servicio tan sensible no puede convertirse en un negocio con fin financiero", dijo tras la inspección.

"Nosotros vamos a ir a los lugares que tengamos que ir para supervisar que este tipo de especulaciones con el dolor ajeno no se produzcan en el marco de un Gobierno socialista", agregó.

El presidente Nicolás Maduro indicó ayer que su Gobierno continuará con las inspecciones en comercios de diversos sectores económicos para bajar los precios y así "proteger" la Navidad de todos los venezolanos.

publicidad

Maduro lanzó a principios de noviembre una ofensiva contra la escalada de precios en casi todos los rubros comerciales que incluye la inspección de empresas para revisar los márgenes de ganancia e incluso la intervención con militares de una cadena de venta de electrodomésticos.

El mandatario acusó de "parásitos" y responsabilizó de la situación a los principales gremios empresariales del país, asegurando que hay una guerra económica contra el Gobierno y que los altos precios y los márgenes de ganancia superiores al 1,000%, como ha denunciado, no se justifican.

Los empresarios acusan al Gobierno de no poder manejar la inflación y de problemas en el acceso a las divisas en un país regido por un control de cambios desde 2003, lo que deja en manos del Estado el monopolio de la gestión y administración de la moneda extranjera, que se adquiere a través de una serie de trámites bajo un determinado número de supuestos.

Con información de EFE

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad