publicidad

Las FARC no aclara muertes

Las FARC no aclara muertes

Las guerrillas de las FARC continuaron sin explicar la muerte de 11 diputados que estaban en sus manos.

Los rebeldes no responden

BOGOTA - Las guerrillas de las FARC continuaron sin explicar la muerte de 11 diputados que estaban en sus manos, pero insisten en que para el intercambio humanitario es necesaria la desmilitarización de dos municipios del suroeste colombiano.

El portavoz de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Raúl Reyes, no respondió a la pregunta de qué fue lo que pasó con los 11 diputados muertos, incluida en un cuestionario enviado por el noticiario Noticias Uno.

Luis Edgar Devia, verdadero nombre de Raúl Reyes, divaga diciendo que "en los planes de rescate ordenados por (Álvaro) Uribe (el presidente colombiano), participan las fuerzas estatales, paraestatales al servicio de la fracasada política de seguridad democrática".

Las respuestas de Reyes están fechadas el 30 de junio, dos días después de que esa organización dirigiera cartas a familiares de las víctimas en las que lamentaban el hecho y prometían devolver los cadáveres, cosa que no han hecho.

Versiones encontradas

La muerte de once de los doce diputados secuestrados por las FARC el 11 de abril de 2002 en Cali, capital del Valle del Cauca, se produjo el pasado 18 de junio en un "fuego cruzado" con "un grupo militar no identificado", según las FARC, versión rechazada por el Gobierno que les acusa de asesinarlos.

El Gobierno insiste en que los rebeldes no entregan los cadáveres para evitar responsabilidades jurídicas y para no permitir que la ciencia forense pueda definir, con certeza, la forma en que murieron los 11 diputados, que formaban parte del llamado grupo de canjeables, entre los que está la ex candidata presidencial, la colombo francesa Íngrid Betancourt.

publicidad

Lo que sí deja claro Reyes es que las FARC insisten en que para el acuerdo humanitario, es indispensable el despeje de Pradera y Florida, municipios del departamento del Valle del Cauca (suroeste), a lo que el Gobierno colombiano se niega.

Reiteran advertencia

Agrega el guerrillero que en la medida en que se hagan operativos militares para rescatar a los secuestrados en poder de las FARC "el peligro (para los rehenes) aumenta".

Antes del asesinato de los diputados, el Gobierno colombiano liberó voluntariamente a 131 ex combatientes, entre ellos Rodrigo Granda, llamado "canciller" de las FARC, que está en Cuba, a la espera de que esa guerrilla libere a todos los secuestrados que tiene en su poder.

Los alzados en armas insisten en que el grupo de canjeables, ahora reducido a 45 y entre los que están políticos, tres norteamericanos, policías y militares, serán liberados a cambio de medio millar de guerrilleros presos en Colombia y en el exterior.

Quieren a Trinidad

Entre los guerrilleros que las FARC piden están Ricardo Palmera, alias "Simón Trinidad", al que actualmente se le sigue un segundo juicio en Estados Unidos, y Anayibe Rojas Valderrama, alias "Sonia", condenada esta semana a 16 años y 7 meses de cárcel en Washington por tráfico de drogas.

El jueves pasado, en una multitudinaria manifestación, millones de colombianos, vestidos con alguna prenda blanca, salieron a las calles para rechazar el secuestro y pedir la libertad de los secuestrados en poder de las FARC.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad