publicidad

La senadora Piedad Córdoba dijo que espera luz verde de FARC para liberación de rehenes.

La senadora Piedad Córdoba dijo que espera luz verde de FARC para liberación de rehenes.

La senadora Piedad Córdoba, afirmó que espera que la guerrilla apruebe a la brevedad posible el protocolo de seguridad.

La senadora Piedad Córdoba dijo que espera luz verde de FARC para libera...

A la espera

BOGOTA - La senadora Piedad Córdoba, quien ha negociado liberaciones de secuestrados en manos de las FARC, afirmó que el proceso para la entrega de dos militares en manos de esas guerrillas depende de que los rebeldes aprueben un llamado protocolo de seguridad."Y mientras ello no ocurra no se puede hacer nada", dijo la senadora en una entrevista con la radio Caracol.

Dijo que no podía calcular cuándo recibiría el visto bueno de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Ese "protocolo de seguridad" es un documento de dos páginas y seis puntos y no ha sido divulgado en forma oficial. Fue firmado en el ministerio de Defensa el 12 de marzo entre el titular de ese despacho, Gabriel Silva, y Christophe Beney, jefe de la delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

publicidad

Estos explicaron que el acuerdo era sencillamente "poner por escrito" reglas que se han acordado de formal verbal en anteriores liberaciones, como que en la zona donde se produzca la entrega no puede haber sobrevuelos militares.

Los rehenes

Córdoba, del opositor Partido Liberal, dijo que tan pronto reciba la luz verde de los rebeldes comenzará el operativo para la entrega de los dos militares, el cabo Pablo Emilio Moncayo, con 12 años de cautiverio, y el soldado Josué Calvo, retenido en abril pasado, ambos en regiones del sur del país.

La liberación depende de la respuesta de la FARC, "que puede llegar de un momento a otro, pero es un tema complejo que se demora un poco", indicó.

Las FARC anunciaron en un comunicado en abril del 2009 que entregarían a Moncayo, capturado en diciembre de 1997 tras un ataque guerrillero a un puesto militar al suroeste del país. En junio, los rebeldes informaron que también liberarían a Calvo.

A inicios de este mes, las FARC dijeron en otro comunicado que Calvo "continúa enfermo y que permanentemente está siendo cargado por los guerrilleros", pero no dieron detalles sobre el padecimiento.

Larga espera

Contrario a otras entregas en el 2008 y 2009 en las que han transcurrido pocas semanas entre el anuncio rebelde y la liberación del rehén, el proceso para la libertad de los dos militares se ha retrasado durante meses sin que esté claro por qué. Córdoba recogió a los anteriores rehenes en helicópteros con insignias del CICR en lugares no revelados del sur del país.

publicidad

Siente lástima por Uribe

El padre del rehén más antiguo de la guerrilla colombiana FARC, a quien los guerrilleros se disponen a liberar, manifestó sentir "lástima" por los presidentes de su país y los rebeldes que no hicieron nada por su hijo, según un reportaje publicado en Ecuador.

Gustavo Moncayo, padre del sargento del Ejército Pablo Emilio Moncayo, señaló al diario El Comercio que "después de 12 años de sufrimiento y angustia, al saber que un ser querido recibe un trato que no merece, en el alma se conjugan una serie de sentimientos".

"Duele mucho el secuestro, pero duele mucho más la actitud egoísta de quienes tuvieron la posibilidad de poner en libertad a mi hijo", afirmó Moncayo, culpando a los tres últimos mandatarios colombianos: Ernesto Samper, Andrés Pastrana y Alvaro Uribe.

"Sus actitudes sobrepasaron los límites de la inconsciencia. Siento lástima por ellos y por la guerrilla. Siento lástima por su falta de humanidad", expresó.

Las FARC se aprestan a liberar a Moncayo y al soldado Daniel Calvo con la colaboración del gobierno de Brasil, que mantiene dos helicópteros de su Fuerza Aérea en la frontera común para evacuar a los rehenes de la selva.

Moncayo es el secuestrado más antiguo de la guerrilla marxista junto con el cabo Libio José Martínez, con quien fue retenido en un ataque el 21 de diciembre de 1997. Calvo, por su parte, fue aprehendido en abril de 2009.

publicidad

Los secuestrados forman parte de un grupo de 23 militares y policías rehenes de las FARC, que el grupo propone canjear por unos 500 guerrilleros presos, lo que el gobierno de Uribe rechaza.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad