publicidad
Una imagen del líder opositor preso Leopoldo López en las calles de Caracas.

La justicia venezolana desecha apelación y deja tras las rejas a Leopoldo López

La justicia venezolana desecha apelación y deja tras las rejas a Leopoldo López

La Justicia de Venezuela declaró "sin lugar" la apelación interpuesta por la defensa de Leopoldo López.

Una imagen del líder opositor preso Leopoldo López en las calles de Cara...
Una imagen del líder opositor preso Leopoldo López en las calles de Caracas.

La Justicia de Venezuela declaró este domingo "sin lugar" la apelación interpuesta por la defensa del líder opositor Leopoldo López contra la decisión del tribunal penal que lo juzga de rechazar recomendaciones internacionales de dejarlo en libertad.

publicidad

La Corte de Apelaciones de Caracas dijo en una nota de prensa de cuatro párrafos y con fecha de hoy (domingo) que la decisión apelada "se encuentra debidamente motivada" en las normas judiciales del país.

La Constitución venezolana no obliga el cumplimiento obligatorio de decisiones internacionales, "menos aún cuando el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas lo que emitió fue una 'recomendación'" de poner en libertad a López, dice el fallo.

Por ello, la sentencia de la Corte de Apelaciones mantiene "la medida privativa de libertad" dictada contra López y que siga recluido en el Centro Nacional de Procesados Militares (CENAPROMIL), conocido como el penal de Ramo Verde próximo a Caracas, desde donde es trasladado regularmente al Tribunal que lo juzga.

La Fiscalía venezolana acusa a López, quien se entregó a la policía el 18 de febrero de 2014, de asociación para delinquir e instigación a la violencia con uso de bombas incendiarias lanzadas seis días antes contra oficinas públicas en el centro de Caracas, en unos hechos violentos que dejaron tres muertos.

ONU insiste en la liberación de Leopoldo López Univision

Preso político

Por los mismos delitos fue condenado el pasado 5 de marzo a ocho años de prisión Raúl Emilio Baduel, hijo del exministro de Defensa general Isaías Baduel, quien formó parte del Gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) y que desde 2009 cumple una sentencia, también en Ramo Verde, por robo de dinero público.

Los acontecimientos del 12 de febrero de 2014 marcaron el comienzo de una serie de protestas antigubernamentales en varias ciudades, cuyas calles fueron bloqueadas con barricadas y derivaron en hechos de violencia que se extendieron por cerca de cuatro meses y dejaron un saldo de 43 muertos y cientos de heridos y detenidos.

Desde entonces, según la Fiscalía venezolana, aún permanecen en prisión más de 40 personas relacionadas con las manifestaciones a la espera de sentencias judiciales definitivas.

publicidad

La oposición venezolana estima que López es un preso político y su cónyuge, Lilian Tintori, ha afirmado que tras un año en prisión su marido "continúa fuerte y firme".

La esposa del fundador y máximo dirigente del partido Voluntad Popular ha insistido en que éste no aceptará salir de prisión para ir al exilio, posibilidad que a inicios de año barajó el presidente, Nicolás Maduro, cuando dijo estar dispuesto a canjearlo por un independentista puertorriqueño encarcelado en Estados Unidos.

Tintori ha denunciado que López es mantenido intermitentemente en "una celda de castigo", que por ello acumula alrededor de "cinco meses sin ver la luz del sol" y que teme por la vida del opositor porque en los últimos meses ha recibido otros "tratos inhumanos y torturas" todo lo cual es negado por las autoridades.

Lilian Tintori: temo por la vida de Leopoldo Univision

Crónica de un día  de maniobras anfibias en el Caribe venezolano

Y mientras tanto, un buque de asalto anfibio intenta desembarcar sus infantes de marina en las playas de Turiamo, a 200 kilómetros de Caracas: tras seis horas y dos intentos fallidos desiste porque "la playa presenta dificultades", explica uno de los oficiales a cargo a un reportero de la AFP.

El frustrado desembarco es parte de las maniobras militares de dos semanas iniciadas el sábado y convocadas por el presidente izquierdista Nicolás Maduro, en momentos de alta tensión en las relaciones de su gobierno con el de Estados Unidos y mientras Caracas multiplica las denuncias sobre planes de "invasión imperialista".

Lejos de la capital, en la costa Caribe, el vicealmirante Clemente Díaz explica que "estos son ejercicios que nosotros rutinariamente hacemos, pero esta vez tratamos de conglomerarlos en un día".

publicidad

Díaz precisó que el ejercicio, a ejecutarse en esa zona de refinerías ubicada sobre la costa del Caribe involucró 3,200 hombres, incluidos miembros de la Primera Brigada de Infantería de Marina y "pueblo", como parte de un concepto de "defensa integral".

Nivel de adiestramiento

El simulacro suponía que una comunidad de pesqueros, en defensa de su país, interfería con el intento de desembarco. Se busca "verificar que todo el pueblo está en ese nivel de adiestramiento y presto a dar su apoyo a las fuerzas armadas", detalló el vicealmirante Díaz.

En la playa, esperando hace horas la invasión que no llega --en parte por los pescadores, en parte por lo que parecen fallas en la fuerza de invasión--, algunos soldados conversan con un equipo periodístico de la AFP invitado a presenciar el ejercicio: "Estamos en guerra", espetan, y luego sueltan una carcajada.

Luego, más serios, comentan que es necesario prepararse para luchar contra el "imperialismo yanqui", aunque no profundizan en razones. "Es lo que hay que hacer", responden.

También se ensayó el desembarco de blindados anfibios de fabricación china. Llegaron, casi como en una tarde de paseo, a la playa, aunque algunos presentaron algunas dificultades y al menos uno quedó varado momentáneamente en la arena, ante los airados reclamos de quienes dirigían la operación.

publicidad

La planificación del ejercicio, anunciada a primera hora en la base naval de Puerto Cabello (costa central) sufre modificaciones de horario sobre la marcha, al parecer para adaptarse a la secuencia de ejercicios que en todo el país involucran a cien mil hombres y que desde distintas partes transmite la televisión gubernamental.

Durante toda la jornada del sábado se transmitieron imágenes de combates simulados entre blindados, de fragatas misilísticas aprestándose a zarpar de urgencia, o de grupos de trabajadores de refinerías que interceptaban y controlaban a presuntos saboteadores.

En todos los casos, generales y contralmirantes responsables de cada juego de guerra declararon que gracias a la "unión cívico-militar" habían derrotado a los "invasores", "imperialistas" o "apátridas", entre otros calificativos.

Al anochecer el presidente Maduro felicitó en su cuenta twitter a los militares y al pueblo por el ejercicio conjunto y agregó: "Unión cívico militar para seguir teniendo Patria y que nuestra tierra sagrada jamás sea tocada por bota imperial. ¡Que Viva Venezuela Carajo!!".

Unión Cívico-Militar para seguir teniendo Patria y que nuestra tierra sagrada jamás sea tocada por bota imperial¡Que Viva Venezuela Carajo!! " Nicolás Maduro (@NicolasMaduro) March 14, 2015


publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad