publicidad

La gestora de la muñeca cubana de 22 metros solicita récord mundial Guinness

La gestora de la muñeca cubana de 22 metros solicita récord mundial Guinness

"Leonor", una muñeca de trapo cubana de poco más de 72 pies de alto, busca el lugar número uno en el libro Guiness.

Plaza de Camagüey

LA HABANA - La gestora de una muñeca de trapo cubana de poco más de 72 pies de alto, Carmen Soto, solicitó este jueves su anotación en el libro Guinness de récords mundiales, luego de alzarla en una plaza de la ciudad de Camagüey, en el este de la isla, donde será exhibida hasta el próximo fin de semana.

"A mi niña (una muñeca negra llamada 'Leonor') ya la inscribí. Hice la solicitud legal para ingresar al Guinness como la más grande del mundo", declaró a Efe Soto, animadora del proyecto comunitario "Carsueños".Explicó que esperó hasta la noche del miércoles, cuando "Leonor" fue colgada de una grúa en la Plaza de los Trabajadores de Camagüey, para revelar su estatura final de poco más de 72 pies, porque -dijo- "esa era la sorpresa, la emoción que quería dar a mi pueblo".

Miles de curiosos desbordaron la Plaza de los Trabajadores, en la ciudad centro-oriental de Camaguey

Inicialmente Soto había dicho a periodistas que la muñeca tendría "más de 16 metros” (52 pies).

Adiós a “Pepona”

Según medios cubanos, "Leonor" desplazará del récord Guinnes a una muñeca argentina de casi 43 pies llamada "Pepona".

Unas veinte personas confeccionaron a "Leonor", que está inspirada en el personaje principal del cuento "La muñeca negra", escrito por el prócer independentista y poeta cubano José Martí.

publicidad

Soto dijo que el proyecto "Carsueños" busca "revitalizar" la muñequería y las habilidades manuales, e indicó que el proyecto quiso "demostrar que con poco se puede hacer mucho".

"Leonor" pesa cerca de una tonelada, tiene una base metálica y su relleno fue elaborado con desechos como poliespuma, papel, cartón y globos inflados.

Está vestida con una bata con los colores de la bandera cubana (azul, rojo y blanco), en la que se consumieron unos 980 pies de diversos tipos de telas. Durante 10 meses, más de una docena de costureras trabajaron en el proyecto.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad