publicidad
La erupción del volcán Puyehue causó estragos en algunas poblaciones de Argentina y Chile.

La erupción del volcán Puyehue está 'estable'

La erupción del volcán Puyehue está 'estable'

La erupción del volcán Puyehue, mostraba una tendencia de estabilidad en las últimas horas.

La erupción del volcán Puyehue causó estragos en algunas poblaciones de...
La erupción del volcán Puyehue causó estragos en algunas poblaciones de Argentina y Chile.

Siguen molestando las cenizas

BARILOCHE, Argentina - La erupción del volcán Puyehue, que se inició el sábado en el sur de Chile, mostraba una "tendencia hacia la estabilidad" en las últimas horas, aunque el aumento de la temperatura de un río cercano generaba preocupación, según reportes oficiales.

El último informe del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sergageomin) señaló que la sismicidad y la altura de la columna eruptiva "poseen una tendencia hacia la estabilidad", aunque advirtió que el "proceso eruptivo continúa y es posible que vuelva a presentar un incremento con episodios similares a los ya ocurridos o superiores en intensidad".

En la última jornada, la actividad sísmica asociada al volcán "mostró una leve disminución", descendiendo de siete a cinco eventos por hora, mientras que la columna de cenizas mantiene su extensión de 7,5 km de extensión, desde el máximo alcanzado de casi 12 km.

publicidad

El reporte advirtió además que las aguas del río Nilahue alcanzaron una temperatura de 45°C, arrastrando material sólido, muy denso.

"Se resalta la peligrosidad que implica la cercanía a las partes altas del valle del río Nilahue y sus tributarios por la ocurrencia de estos fenómenos", agregó.

Se adviertió además la posible ocurrencia aún de aluviones por la alta acumulación de material en las cabeceras de los cauces nacientes del volcán que podrían ser arrastradas por las lluvias que han caída en la zona en los últimos días.

Un frente de mal tiempo se ha dejado sentir en la zona desde el martes, obligando a la Oficina Nacional de Emergencias (ONEMI) a mantener para este jueves una 'alerta temprana preventiva', ante el pronóstico de precipitaciones intensas para esta jornada y de moderadas para el viernes.

Rescatan a pobladores en Argentina

La Prefectura (policía guardacosta) de Bariloche (sur argentino) rescató  a 16 pobladores que permanecían incomunicados en una isla de la región a raíz de los trastornos causados por la ceniza del volcán chileno Puyehue, constató la AFP.

El grupo estaba compuesto por dos guardaparques, dos estudiantes de guardaparque, seis trabajadores y seis estudiantes universitarios que no podían salir de la Isla Victoria, una de las bellezas turísticas del Lago Nahuel Huapi, 1,600 Km al sudoeste de Buenos Aires.

publicidad

La isla forma parte del Parque Nacional Nahuel Huapi, con unos 30 Km2 de superficie cubiertos de bosques con especies autóctonas como coihues y cipreses, además de un cerro de unos 1 mil metros de altitud, en un paraje paradisíaco, a menos de 40 Km del Puyehue.

Las aguas del lago, difíciles de transitar, están cubiertas por enormes manchones grisáceos del polvillo volcánico traído por el viento después de la erupción del sábado pasado.

Aeropuertos permanecen cerrados

La nube de cenizas provenientes del volcán chileno Puyehue obligó a las autoridades a cancelar los vuelos internacionales y de cabotaje de los dos aeropuertos de Buenos Aires, los dos mayores de Argentina, y los vuelos comerciales de Uruguay.

"Todos los vuelos de los aeropuertos Jorge Newbery (cabotaje y países limítrofes) e internacional de Ezeiza (periferia sur) fueron suspendidos la mañana del jueves debido a que la nube volcánica está sobre Buenos Aires", dijo a la AFP una fuente de Aeropuertos 2000, operadora de ambas estaciones aéreas.

La fuente, que no pudo precisar el número de servicios aéreos suspendidos, dijo que "la nube de cenizas está a unos 9.000 metros de altura sobre Buenos Aires y los aviones vuelan a una altura promedio de 10.000 metros".

En Uruguay, la nube de cenizas llevó a cancelar la mayoría de los vuelos del aeropuerto internacional de Montevideo de la mañana de este jueves, y las compañías aéreas definían qué sucederá con el resto de los vuelos previstos para la jornada, según la página web del aeropuerto.

publicidad

El secretario argentino de Transporte, Juan Pablo Schiavi, dijo que la medida se adoptó porque la ceniza volcánica "es muy peligrosa, muy abrasiva para los motores y puede generar complicaciones muy graves".

En la capital argentina, los techos de los autos estacionados estaban tapizados por una capa de cenizas, en un hecho inusual que sorprendía a los transeúntes, constató la AFP.

"Estoy esperando que llegue mi mamá de Chile. Tiene 90 años y el problema es que está sola en el aeropuerto de Santiago. Fue al entierro de su hermana y la familia es de Valparaíso, lejos", contó a la AFP Ana Adelardi, una afligida argentina de unos 45 años, sentada en el suelo del aeropuerto de cabotaje.

Cerca de ella, varios pasajeros parados frente a las carteleras de vuelos mantenían durante varios minutos su mirada sobre los indicadores "cancelado" o "demorado", como queriendo convencerse.

"Vamos a Salta (norte) de vacaciones, por primera vez. Tenemos todo pago y el tiempo empieza a correr", lamentó Jorge, empujando su maleta junto a su esposa Laura y sin poder regresar a su casa en San Pedro, a 100 km de Buenos Aires.

También el martes pasado se habían suspendido los vuelos por algunas horas en ambos aeropuertos y otros de Argentina, en tanto la mayoría de las estaciones aéreas de la Patagonia (sur) están cerradas tras la erupción del volcán chileno Puyehue el sábado pasado.

publicidad

El comité de crisis formado por autoridades aeroportuarias, de seguridad y meteorología volverá a evaluar la tarde del jueves la situación.

La mayoría de las terminales aéreas del centro-sur y sur del territorio, donde se produjo el mayor impacto de las cenizas volcánicas empujadas por los vientos procedentes de la Patagonia, continuarán cerradas hasta que "no estén garantizadas las condiciones de seguridad necesarias para operar", dijo el comité de crisis en un comunicado.

"Por el momento, continuarán cerrados los aeropuertos de Bariloche, Chapelco, Esquel, Trelew, Viedma, Neuquén y Bahía Blanca, mientras no mejore la situación climática", según el comunicado.

Las sureñas ciudades turísticas de Bariloche y de Villa La Angostura, esta última a unos 40 km del volcán chileno Puyehue, son las más afectadas por el fenómeno.

Las calles de la exclusiva aldea patagónica de Villa La Angostura de 13.000 habitantes sobre la costa del paradisíaco lago Nahuel Huapi están tapizadas de cenizas y todas las actividades han sido suspendidas.

El aeropuerto de Bariloche, principal destino turístico extranjero en Argentina y ubicado a unos 100 km en línea recta al volcán Puyehue, ha sido cerrado hasta el 21 de junio, cuando comienza el invierno austral y se espera la llegada de miles de viajeros que acuden a sus pistas de esquí.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad