publicidad
Un total de 29 carreteras colombianas, 10 nacionales y 19 secundarias, registran un cierre total por los daños derivados de las intensas lluvias que afectan al país desde el pasado 1 de septiembre.

La emergencia por las lluvias no termina en Colombia

La emergencia por las lluvias no termina en Colombia

Un total de 29 carreteras colombianas, 10 nacionales y 19 secundarias, registran un cierre total por los daños.

Un total de 29 carreteras colombianas, 10 nacionales y 19 secundarias, r...
Un total de 29 carreteras colombianas, 10 nacionales y 19 secundarias, registran un cierre total por los daños derivados de las intensas lluvias que afectan al país desde el pasado 1 de septiembre.

Diez carreteras nacionales y 19 secundarias cerradas

BOGOTÁ - Un total de 29 carreteras colombianas, 10 nacionales y 19 secundarias, registran un cierre total por los daños derivados de las intensas lluvias que afectan al país desde el pasado 1 de septiembre, informó el jueves la Policía de Tránsito y Transporte.

Los derrumbes, caídas de la banca, destrucción de puentes e inundaciones han causado la mayoría de los cierres, y además hay 301 pasos afectados y de tráfico restringido.

El ministro de Transporte, Germán Cardona, por su parte, consideró a periodistas desde una carretera próxima a Manizales (centro oeste), que el problema del cambio climático se unió al mal uso de las laderas y que su cartera está en un "plan de choque" para enfrentarse a la situación.

publicidad

'La impresionante fuerza de la naturaleza'

Cardona explicó que se mantiene una "presencia permanente en estas zonas afectadas del país, con personal, maquinaria y equipos, disponibles para atender estas necesidades", pero subrayó que "la fuerza de la naturaleza es impresionante".

"El problema no es de recursos, no es de personal, no es de maquinaria, el problema es del cambio climático real y el mal uso de las laderas", dijo.

El alto cargo formuló un llamamiento a los colombianos para afrontar la temporada de precipitaciones y a las autoridades ambientales para ejercer mayor control sobre las zonas aledañas a las carreteras del país.

Carreteras afectadas

Las carreteras más afectadas son las del Alto de La Línea, sobre la cordillera Central andina, que conecta el centro del país con el oeste, incluido el puerto de Buenaventura, sobre el Pacífico, puerta de entrada y salida del grueso del comercio exterior colombiano.

Otras carreteras afectadas están localizadas en la costa atlántica y en los departamentos de Antioquia, Caldas, Quindío, Risaralda, Santander, Atlántico, Bolívar, Magdalena, Tolima Huila y Cundinamarca.

Desde el primero de septiembre, los efectos de la temporada de precipitaciones en el país dejan 103 personas fallecidas y 344,889 afectadas, que corresponden a 72,072 familias.

Asimismo la segunda temporada de lluvias del año deja 10 desaparecidos, 94 heridos, 59,902 casas dañadas y 486 destruidas en 369 municipios de 27 de los 32 departamentos del país.

publicidad

Las lluvias seguirán hasta enero

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam) calcula que las lluvias se prolongarán hasta enero próximo, intensificadas por el fenómeno climatológico de La Niña.

También este jueves y por segundo día consecutivo, miles de personas y vehículos se vieron afectados por la salida de cauce del río Bogotá, lo que provocó un nuevo atasco gigantesco en carreteras de sector norte de la capital.

En otras ciudades como Manizales, Medellín y Bucaramanga, capitales de Caldas, Antioquia y Santander, respectivamente, así como en las tres principales de la costa atlántica: Barranquilla, Cartagena y Santa Marta, también se registran atascos derivados de los daños en carreteras de ingreso.

Colapsada, una de las principales vías

Otro deslizamiento de tierra y lodo cubrió un tramo de la carretera del Alto de La Línea, una de las principales vías terrestres de Colombia, unas horas después de haber sido restablecido el paso, que estaba cortado a consecuencia de las intensas lluvias caídas en la zona, informaron las autoridades.

El nuevo taponamiento se registró en un sector conocido como Cansaperros, sobre la cordillera central andina, entre Ibagué y Armenia, capitales de los departamentos del Tolima y Quindío, respectivamente.

La carretera del Alto de La Línea es ruta de cruce obligado entre el centro y el sur y el oeste del país, hacia Buenaventura, principal puerto colombiano sobre el océano Pacífico por el que ingresa y sale el grueso del comercio internacional.

publicidad

El miércoles por la tarde se restableció el tráfico después de tres días de corte debido a un enorme deslizamiento y caída de la banca en un tramo.

Según agentes de la Policía de Carreteras en la zona, el derrumbe de ese jueves por la mañana afectó a dos camiones que estaban aparcados.

Las autoridades señalaron que se trabaja intensamente para tratar de abrir el paso de nuevo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad