publicidad
Paola Acosta. Imagen tomada de Twitter.

La beba que sobrevivió junto al cuerpo de su madre muerta sigue grave

La beba que sobrevivió junto al cuerpo de su madre muerta sigue grave

Tras permanecer 80 horas junto al cuerpo de su madre, la bebé sigue delicada y con reisgo de infección.  

Paola Acosta. Imagen tomada de Twitter.
Paola Acosta. Imagen tomada de Twitter.

La beba cordobesa de un año y nueve meses que sobrevivió 80 horas sobre el cadáver de su madre sigue hospitalizada. Su cuerpecito sufrió heridas punzo cortantes y hay riesgo de infecciones por las horas que pasó dentro de una alcantarilla.

La nena se llama Martina y cuando la encontraron estaba abrazada a su mamá, que había sido asesinada a puñaladas. Sufría signos de hipotermia, inanición y había estado en contacto con las aguas negras.

"Martina presenta heridas punzo cortantes en la base del cuello, en el tórax y en el dorso. No están en buenas condiciones y las consideramos infectadas", explicó al diario Clarin el doctor Néstor Perotti, director del Hospital de Niños de Córdoba, donde la beba se encuentra internada.

publicidad

La causa de las lesiones puede ser por la caída o por lesión de un elemento, según un informe del Hospital.

La chiquita no sufrió fracturas pero su muslo estaba aprisionado y, a decir del médico, eso puede provocar que se liberen sustancias que bloquean al riñón. Sin embargo, Pizzi explicó que las posibilidades de recuperación son fabulosas.

"Martina esta en terapia intensiva evolucionando y la están cuidando bien", dijo Mariana Acosta, hermana de Paola, en una cuenta de la red social Twitter.

Cómo la encontraron

La mamá de Martina, Paola Acosta, apareció muerta el domingo en un desagüe callejero de dos metros de profundidad.

Una empleada de una panadería estaba barriendo la acera cuando vio una zapatilla que salía de la alcantarilla. Al acercarse vio la mano de una mujer. Era Paola, de 36 años, que yacía muerta con su hija abrazada a ella.

Un vendedor ambulante se ofreció a rescatar a la beba. De acuerdo a versiones del Clarín, con ayuda de la policía logró bajar por la alcantarilla.

"Vení, la mami ya viene", le dijo Alejandro Taborda, el vendedor que logró sacar a Martina de la alcantarilla. "Se la di al oficial, le pusieron una campera y la calmaron", explicó Taborda al Clarín.

Por el momento las autoridades investigan cuándo mataron a la mujer para determinar las causas del crimen y las horas que permaneció la niña al lado del cuerpo de su madre.

publicidad

La madre y su hija habían desaparecido la noche del miércoles pasado, en un hecho en el cual aparece involucrado como sospechoso del crimen el padre, Gonzalo Lizarralde, de 33 años.

Lizarralde, detenido el sábado al presentarse en la Unidad Judicial de Homicidios, había mantenido una relación pasajera con Acosta, unión de la que nació Martina.

La última persona con la cual Acosta tuvo contacto fue Lizarralde la misma noche del miércoles, pero el acusado adujo haberse retirado tras entregarle dinero de cuota alimentaria acordada judicialmente cuando en junio se estableció su parternidad mediante un examen de ADN.

La tía de Martina dijo que para la noche del lunes está convocada una marcha callejera en reclamo de justicia.

Los crímenes por causas de género en Argentina habían descendido en 2012 a 255 de los 285 registrados en 2011, pero el asesinato sexista de mujeres y niñas creció otra vez a 295 casos en 2013, según el informe anual de la ONG Casa del Encuentro.

El Congreso aprobó en 2012 con voto unánime un nuevo régimen que castiga el delito de femicidio con reclusión perpetua.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad