publicidad

La agenda pendiente tras la apertura de embajadas de Cuba y EEUU

La agenda pendiente tras la apertura de embajadas de Cuba y EEUU

El fin del embargo, Guantánamo, la compensación económica para La Habana y el respeto a los DDHH en la isla son los temas que separan a Cuba y EEUU

Reabre la Embajada cubana en Washington D.C. Univision

Por Maye Primera @mayepri 

Cuba y Estados Unidos cuentan con sus respectivas embajadas en Washington y La Habana, desde la madrugada de este 20 de julio.

Pero para que el restablecimiento de vínculos diplomáticos dé paso a las normalización plena de relaciones, aún quedan al menos cuatro temas por resolver: la exigencia de la devolución de Guantánamo, del fin del embargo y de una compensación económica por parte de Cuba; y la devolución de las propiedades confiscadas y la expectativa de que se respeten los derechos humanos en la isla, de parte de Estados Unidos.

Cada uno de estos asuntos ha estado presente en las cuatro rondas de negociaciones que han sostenido los representantes de los dos gobiernos desde que ambos jefes de Estado, Barack Obama y Raúl Castro, anunciaron el comienzo del deshielo el 17 de diciembre de 2014.

Y este lunes, volvieron a ser tratados por el secretario de Estado John Kerry y el ministro cubano de Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, durante una reunión a puerta cerrada en el Departamento de Estado que siguió a la ceremonia de apertura de la embajada cubana en Washington.

Al margen de los apretones de manos y los agradecimientos de rigor, ambos cancilleres dejaron entrever que algunos de estos temas están más próximos a resolverse que otros.

Hoy hemos empezado a reparar todo lo que estaba dañado y a abrir lo que durante tanto tiempo ha estado cerrado”, dijo Jonh Kerry, en castellano, al inicio de su discurso ante la prensa, subrayando que esto “no significa el fin de las diferencias que aún separan a los dos gobiernos”.

publicidad

Bruno Rodríguez Parrilla secundó a Kerry en el sentido de admitir que persisten “profundas diferencias entre Cuba y Estados Unidos sobre el ejercicio de los derechos humanos y en aspectos relativos a la aplicación de la ley internacional”. Pero aseguró que, a pesar de ello, ambas naciones pueden “convivir y operar”.

El ministro de cubano de exteriores insistió luego en que “el levantamiento total del bloqueo” y “la devolución del territorio ilegalmente ocupado en Guantánamo” son condiciones imprescindibles para seguir adelante con las conversaciones.

Lea también:  La nueva embajada de Cuba en EEUU por dentro: un siglo de intrigas políticas

En ese punto topó con la oposición del secretario de Estado, quien señaló de inmediato que EEUU no tiene ninguna intención en este momento de alterar su acuerdo de arrendamiento vigente sobre la base naval en la Bahía de Guantánamo.

En cambio el pedido de Cuba respecto al levantamiento de las leyes del embargo, vigentes desde la década de 1960, y a la garantía de una compensación económica sí parece estar avanzando por iniciativa de la Casa Blanca.

Tener una relación normal significa que tenemos que resolver todos los reclamos respecto a las expropiaciones en Cuba y las demandas de reparaciones de parte de Cuba. Así que tenemos que tener muchas más conversaciones sobre esto. Los países que tienen relaciones normales no tienen un embargo y el Presidente le ha pedido al Congreso levantar el embargo”, señaló un oficial de alto rango del Departamento de Estado a Univisión, luego de que el presidente Barack Obama anunciara en Washington la fecha de apertura de las embajadas.

publicidad

Estados Unidos tiene la expectativa de que su embajada en La Habana opere del mismo modo en que lo hacen otras misiones diplomáticas estadounidenses instaladas en países bajo ambientes restrictivos. Esto es, manteniendo contacto con un espectro más amplio de la sociedad cubana, aún a pesar de las limitaciones que impone el propio sistema a sus ciudadanos, y apoyando las demandas civiles para que se garantice el ejercicio de los derechos humanos. 

“No vamos a callarnos sobre los derechos humanos y valores universales cuando vemos que éstos no son implementados en Cuba. Así que cuando hay gente en Cuba que tiene mucho coraje y está luchando por sus derechos, vamos a apoyarlos, y eso significa que ellos van a tener acceso a la embajada como tienen acceso ahora a la Sección de Interés”, agregó el oficial del Departamento de Estado.

Sin embargo, las esperanzas de las organizaciones de la sociedad civil cubana en el sentido de que este contacto mejore su situación cotidiana son pocas.

“No son muchas las expectativas que tenemos”, dice Elizardo Sánchez, presidente de la Comisión Cubana para los Derechos Humanos y la Reconciliación Nacional (CCDHRN).

“Estamos en presencia de un acto simbólico, positivo en sí mismo, pero que no va a traer cambios significativos al interior de Cuba, que es lo más importante; cambios en cuanto a los derechos civiles y políticos de los cubanos, en cuanto al nivel de vida de la mayoría de la población, que continúa deteriorándose”, señala Sánchez.

publicidad

La situación de los derechos humanos en Cuba, según cifras de la CCDHRN, sigue siendo tan desfavorable como antes de que la isla y Estados Unidos acordaran iniciar el deshielo, con entre 500 y 600 detenciones mensuales por razones políticas.

Reabre la Embajada cubana en Washington D.C. Univision


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad