publicidad
.

La abstención masiva en Colombia, un castigo al Gobierno y a los polític...

La abstención masiva en Colombia, un castigo al Gobierno y a los políticos

La abstención masiva en Colombia, un castigo al Gobierno y a los políticos

El 60 % del electorado no fue a las urnas. Un llamado de atención al Gobierno y a la clase política.

Por María Arce, desde Bogotá. En Twitter @maria_arce

“El acto de votar requiere que el ciudadano realice no sólo una elección sino dos. Tiene que elegir entre partidos o candidatos rivales, y debe decidir entre votar o no votar”. La frase pertenece a Angus Campbell, Phillip Converse, Warren Miller y Donald Stokes, autores del clásico The American Voter. Pero este postulado vale para pocos en América latina, donde en la mayoría de los países el voto es obligatorio y no hay disyuntiva entre votar o no si se quiere evitar sanciones. Colombia es una de las excepciones. Aquí, el artículo 258 de la Constitución establece que los colombianos no están obligados a votar. Lo hacen porque quieren y no por la amenaza de una multa como sucede en países como Argentina, Honduras, Ecuador o Brasil.

Este domingo, casi 33 millones de colombianos estaban habilitados para ejercer ese derecho que les garantiza la Constitución y elegir al próximo presidente y su vice. Solo el 40 por ciento lo hizo. Solo 13 millones votaron. El resto, prefirió hacer otras cosas.

Históricamente, la abstención en Colombia ha rondado el 50% según datos oficiales de la la Registraduría Nacional del Estado Civil, el ente que organiza los comicios. El 60 por ciento de abstención alcanzado hoy es uno de los más altos en la historia del país y un claro mensaje al gobierno de Juan Manuel Santos, pero también al resto de los políticos. Ninguno de los cinco candidatos presidenciales logró motivar a los votantes como para hacerlos salir de la cama este domingo soleado en casi todo el país e ir a los colegios electorales.

publicidad

Motivos no faltan. La campaña electoral ha sido una de las más sucias que recuerden los colombianos por los escándalos en las campañas del presidente Juan Manuel Santos, que aún se juega la reelección, y de "scar Iván Zuluaga, del Centro Democrático, quienes obtuvieron hoy 25,69% y 29,25% respectivamente.

Zuluaga está enredado en una trama de espionaje por vínculos con el pirata informático Andrés Sepúlveda, detenido y acusado por la Fiscalía de hacer interceptaciones ilegales para sabotear el proceso de paz entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

La campaña de Santos ha sido salpicada por el escándalo de corrupción que llevó a la renuncia de su asesor de propaganda, JJ Rendón, quien según denuncias de la revista Semana, recibió 12 millones de dólares de narcotraficantes en 2011 por una frustrada intermediación ante el Gobierno colombiano para entregarse y someterse a la Justicia.

Otros temas que le han jugado en contra a Santos son los fallos de la salud pública y la inseguridad. “No basta con que las estadísticas mejoren. Detrás de esto hay seres humanos que aún no se sienten tranquilos”, reconoció el mismo Santos el año pasado. De acuerdo a un informe de finales de 2013 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) Colombia es el país con la mayor tasa de homicidios de Sudamérica con 34 cada 100 mil habitantes.

publicidad

Según una encuesta publicada en marzo por Caracol Radio y Red más Noticias, en alianza con Cifras & Conceptos, el 35 por ciento de la gente tenía una imagen positiva del presidente, frente a un 63% que calificaba la misma de desfavorable.

Según informó hoy la Registraduría Nacional del Estado Civil, la abstención en las elecciones a la Presidencia de Colombia fue del 59,98% exactamente, lo que la sitúa en la más alta de los últimos 20 años en este país.  

El récord anterior se dio en 1994 cuando ganó Ernesto Samper frente a Andrés Pastrana. En ese entonces, el 66 por ciento de los colombianos no salieron de sus casas para votar.

En 2006, cuando el presidente Álvaro Uribe fue reelegido, e l 55 por ciento de los ciudadanos aptos para votar decidieron no hacerlo. Cuatro años antes, en 2002, cuando subió al poder por primera vez, se registró una participación de sólo el 46 por ciento.

Si los ciudadanos son conscientes del poder del voto, la mayor participación o abstención en las elecciones son señales evidentes de interés o de apatía por las decisiones en juego.

La participación de este domingo del 40,02% significa casi diez puntos menos de la participación en las elecciones presidenciales celebradas de 2010 cuando ganó Juan Manuel Santos. Un dato que su comité de campaña tendrá que tomar nota.

publicidad

Otro dato que no podrán pasar por alto es que, hace cuatro años, Santos le ganó en primera vuelta al candidato Antanas Mockus del Partido Verde con el 46,57 por ciento de los votos. Los resultados de la elección de hoy son casi 21 puntos menos.

Quedan por delante tres semanas para la segunda vuelta. Y una carrera contrarreloj para convencer a los colombianos de ir a las urnas el 15 de junio e intentar revertir los malos resultados de hoy para obtener esa base de legitimidad que una vez más, este domingo, los ciudadanos se negaron a dar.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
publicidad