publicidad
José Ojeda sobrevivió, además de los días de encierro a 700 metros bajo tierra, a la enfermedad.

José Ojeda, el minero que sobrevivió a la enfermedad

José Ojeda, el minero que sobrevivió a la enfermedad

Este es el vigésimo segundo artículo de la serie "33 historias de esperanza" que serán publicados durante 33 días, con la vida de cada uno de los mineros rescatados en Chile.

José Ojeda sobrevivió, además de los días de encierro a 700 metros bajo...
José Ojeda sobrevivió, además de los días de encierro a 700 metros bajo tierra, a la enfermedad.

Historia 22 de 33 historias de esperanza

Con sus 46 años a cuestas, José Ojeda fue el séptimo minero en volver a sentir el aire fresco sobre sí, al salir de la Mina San José en octubre pasado.

A pesar de su corta edad, Ojeda ya es un hombre viudo. No tiene hijos, pero no por ello no fue esperado con júbilo a su salida de los 69 días a 700 metros de profundidad. Su hijastra y sobrinos le esperaban impacientes, pues José sobrevivió no solo al encierro, sino a su diabetes estos días.

Este es el vigésimo segundo artículo de la serie "33 historias de esperanza" que serán publicados durante 33 días, con la vida de cada uno de los mineros rescatados en Chile.

Encargado de la perforación de la mina, este hombre recibió en su claustro los medicamentos necesarios para salir bien librado de esta aventura que le ha dado a él y a sus 32 compañeros fama mundial.

publicidad

Además, cabe destacar que tras ser contactados, cada uno de los mineros bajo tierra tuvo puesto un cinturón que monitoreó sus signos vitales.

De situación delicada

Solo bastaron 12 minutos para que Ojeda dejara esa mina que fue su refugio obligado.

Un silencioso José Ojeda salió de la mina con una bandera chilena entre sus manos. Lleva ya 27 años trabajando como “Yumbero” como le llaman ellos, y una de las cosas en las que se desempeña con mayor facilidad es enseñándole a los jóvenes.

Ojeda tiene fama de cariñoso y chistoso. Es el más corpulento de sus 33 compañeros y desde la mina reclamó el famoso papel escrito con tinta roja que dice “Estamos bien en el refugio los 33”.

Salió en la posición número siete; es decir, es el segundo de los mineros considerados con un estado de salud delicado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad