publicidad
Identifican otro hondureño asesinado en México

Identifican otro hondureño asesinado en México

Identifican otro hondureño asesinado en México

Identifican otro hondureño asesinado en México

Identifican otro hondureño asesinado en México
Identifican otro hondureño asesinado en México

Canciller entregó los restos

TEGUCIGALPA - La Cancillería de Honduras entregó a los dolientes el cadáver de otro hondureño víctima de la masacre de 72 inmigrantes perpetrada en agosto pasado en México, tras haber sido identificado plenamente.

Una hermana y otros familiares de Misael Castro Bardales, de 27 años, recibieron los restos en un acto presidido por el canciller Mario Canahuati en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores en Tegucigalpa y luego partieron hacia Omoa (Caribe), donde serán sepultados.

La hermana de la víctima, Daisy Castro, dijo a Efe que él salió de Omoa el 10 de agosto pasado con la intención de llegar a Estados Unidos y que la familia no imaginaba que pudiera estar entre las víctimas de la matanza.

publicidad

"No se nos ocurrió que él era" uno de los asesinados, pero finalmente los familiares investigaron en el Ministerio Público y la Cancillería, donde confirmaron que Misael estaba entre las víctimas, aunque su cadáver "venía con nombre equivocado", añadió.

El vicecanciller hondureño, Alden Rivera, explicó a periodistas que el cuerpo de Castro Bardales es uno de los cuatro que fueron retenidos el pasado miércoles por las autoridades hondureñas, tras ser repatriados desde México, al descubrirse que no correspondían a las personas cuyos nombres se habían divulgado.

Un total de 16 cadáveres fueron repatriados el miércoles, de los que 12 fueron entregados a los familiares de las víctimas y los otros cuatro quedaron bajo investigación del Ministerio Público.

Rivera añadió que la identificación de Castro Bardales fue posible gracias a la investigación forense y a la información aportada por su familia, y puntualizó que son 13 las víctimas hondureñas identificadas plenamente.

Daisy Castro precisó que las huellas dactilares y unos tatuajes que tenía su hermano facilitaron la identificación, y comentó que si él murió fue porque "así lo quiso Dios".

Refirió que Misael estaba casado, aunque separado de su esposa, que vive en Estados Unidos y con quien tuvieron un niño, de cinco años. Además, que se dedicaba a distintas actividades, como la albañilería, para sobrevivir.

publicidad

Los padres de Misael, Roldán Castro y Ángela Bardales, viven en Omoa, donde "todos lo querían", señaló Daisy Castro.

Canahuati indicó que la entrega del cadáver a los familiares era "un momento difícil" y lamentó que las víctimas de la matanza "corrieron ese riesgo (de salir del país) con el único objetivo de mejorar las condiciones de vida de sus familias".

Reiteró que en México hay otros cinco cadáveres "preidentificados" como hondureños y confirmó que las autoridades de ese país enviaron las huellas dactilares de las otras 56 víctimas de la matanza para continuar las investigaciones.

Además de hondureños, entre las víctimas de la matanza perpetrada el 22 de agosto en un rancho del estado mexicano de Tamaulipas hay salvadoreños, guatemaltecos, ecuatorianos y brasileños.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad