publicidad
Las Damas de Blanco fueron hostigadas por simpatizantes castristas.

Hostigaron a Damas de Blanco en octavo aniversario de 'Primavera negra'

Hostigaron a Damas de Blanco en octavo aniversario de 'Primavera negra'

Hostigaron a Damas de Blanco en octavo aniversario de 'Primavera negra'

Las Damas de Blanco fueron hostigadas por simpatizantes castristas.
Las Damas de Blanco fueron hostigadas por simpatizantes castristas.

Octavo aniversario

LA HABANA - Partidarios del Gobierno cubano protagonizan un acto de hostigamiento contra las Damas de Blanco, que se reunieron en un domicilio de La Habana con otros disidentes para conmemorar el octavo aniversario de la ola represiva de la "Primavera Negra" de 2003.

"¡Esta calle es de Fidel!", "¡Pin pon fuera, abajo la gusanera!", gritaban estudiantes y militantes de la juventud comunista frente a la vivienda de Laura Pollán, líder de ese grupo de esposas de presos políticos, en el popular barrio Centro Habana.

Seguidores del gobierno cubano hostigaron este viernes a las Damas de Blanco, que conmemoran el octavo aniversario de la llamada "Primavera negra", un arresto de 75 opositores, de los cuales los dos últimos aguardan su pronta liberación.

publicidad

Centenares de personas, en su mayoría jóvenes, seguían concentrados desde la mañana ante el domicilio de Laura Pollán, líder de este grupo femenino que reclama la libertad de los presos políticos, donde se han reunido unas 27 mujeres y opositores como Guillermo Fariñas o los ex prisioneros de conciencia Héctor Maseda y Ángel Moya, excarcelados hace algunas semanas.

El propósito de esa cita de los disidentes es recordar el octavo aniversario de la "Primavera Negra" de 2003, cuando fueron detenidos 75 opositores y luego condenados a penas de 6 a 28 años de cárcel acusados de conspirar con EE.UU., atentar contra la independencia del Estado y "socavar los principios de la revolución".

Les impiden la salida

Las Damas de Blanco y los otros disidentes permanecen en el interior de la casa de Pollán porque la concentración pro-gubernamental les impide salir al exterior.

En la calle, los seguidores del Gobierno lanzan consignas a favor de la revolución cubana y en contra de los opositores con frases como "pin, pon fuera, abajo la gusanera" y gritos de "traidoras" y otros insultos, habituales en estos "actos de repudio", como se los denomina en Cuba.

Los oficialistas han desplegado desde una azotea una gran bandera cubana que cubre esa calle del barrio de Centro Habana y han instalado un altavoz donde suena el himno nacional y música del cantautor Silvio Rodríguez, según constató Efe.

publicidad

En los alrededores se ha desplegado además un visible operativo policial y de agentes de la seguridad y varias calles de la zona están cortadas al tráfico.

Durante el acto de acoso, que dura ya unas siete horas, se produjo un momento de tensión cuando un grupo de mujeres disidentes intentó abandonar la vivienda de Pollán al parecer con el propósito de realizar una marcha pacífica por la calle.

Forcejeos

Los seguidores del Gobierno se lo impidieron y se produjeron empujones y forcejeos entre ambos grupos.

Inmediatamente después, agentes de la seguridad vestidos de paisano facilitaron la salida de una de las Damas de Blanco, que al parecer se sintió mal y fue trasladada del lugar en un vehículo.

En declaraciones telefónicas a Efe al inicio de la jornada, Berta Soler, una de las portavoces de las Damas de Blanco que se encuentra en el interior de la vivienda, aseguró que no van a dejar de conmemorar el aniversario de la "Primavera Negra" a pesar de este nuevo acto de acoso.

Por su parte, el psicólogo y periodista independiente Guillermo Fariñas justificó la celebración de la fecha en que los ocho años transcurridos desde la ola represiva de 2003 han sido años "de resistencia, lucha cívica y perseverancia".

La conmemoración de este año está marcada por el proceso de excarcelaciones de los presos políticos del Grupo de los 75 que el Gobierno de Raúl Castro comenzó en julio de 2010 con la mediación de la Iglesia católica.

publicidad

De los 52 opositores del grupo que estaban presos en aquel momento, 40 fueron liberados con la condición del exilio en España, 10 han sido excarcelados y permanecen en Cuba y 2 (Félix Navarro y José Daniel Ferrer) siguen aún en prisión.

En declaraciones, Fariñas confió en que las excarcelaciones de Navarro y Ferrer se produzcan próximamente y se cierre el capítulo de los presos del Grupo de los 75 (todos considerados prisioneros de conciencia por Amnistía Internacional).

Sin embargo, recordó que es necesario seguir luchando por el cumplimiento de los derechos humanos en Cuba, al tiempo que resaltó el "orgullo y convicción" de los excarcelados del Grupo de los 75 ya que todos han declarado al salir de prisión su intención de continuar su trabajo para ese fin. EFE

Acusado de mercenarios de EU

El Gobierno, que acusa a los opositores de "mercenarios" de Estados Unidos, comenzó en julio de 2010 la excarcelación de 52 disidentes que seguían presos de los 75, considerados presos de conciencia por Amnistía Internacional. Una veintena ya habían sido liberados por razones de salud.

Hace un año, en el séptimo aniversario, las Damas de Blanco, Premio Sajarov 2005, tuvieron una semana de marchas por La Habana y fueron hostigadas por militantes comunistas, iniciándose una escalada de choques en un ambiente ya tenso por la muerte de Zapata.

publicidad

El cardenal Jaime Ortega medió para frenar el asedio a las mujeres -quienes cada domingo marchan frente a un templo en el barrio Miramar (oeste de La Habana), dando pie a un inédito encuentro con Raúl Castro y al compromiso de excarcelaciones.

Con ese acuerdo, Fariñas, sicólogo y ciberperiodista de 49 años, depuso una huelga de hambre de poco más de cuatro meses, que había iniciado un día después de la muerte de Zapata en reclamo de la liberación de presos políticos.

El Gobierno prometió liberar a los 52 en un plazo de cuatro meses -cumplidos el 7 de noviembre-, pero detuvo el proceso en 12 que rechazaron salir a España, en tanto comenzó a excarcelar a otros presos que aceptaron el exilio, acusados de piratería o terrorismo.

La oposición acusó al Gobierno de presionar a los presos políticos para que aceptaran el "destierro". En febrero se reanudó el proceso con los que rechazaron el exilio.

Hasta ahora suman 103 que emigraron, 40 de los 52 y el resto de acusados por otros delitos. Según la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos, ahora quedan unos 60 presos por razones políticas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad