publicidad

Honduras tiene tres presidentes: Zelaya, Micheletti y Lobo.

Honduras tiene tres presidentes: Zelaya, Micheletti y Lobo.

Honduras tiene tres presidentes, Zelaya, Micheletti y Lobo. Pero a partir del 27 de enero sólo uno deberá dirigir el país..

Cuesta arriba

TEGUCIGALPA - Honduras tiene tres presidentes desde la madrugada del lunes: Manuel Zelaya, depuesto el 28 de junio; Roberto Micheletti, de facto desde el día en que expulsaron a Zelaya; y, Porfirio Lobo, electo en los inusuales comicios del domingo. De los tres, sólo uno debería estar gobernando a partir del 27 de enero, cuando se acaba el mandato de Zelaya y Micheletti ponga fin a un mandato respaldado por los militares.

Pero las cosas no se presentan fáciles para Lobo, a quien los hondureños le encargaron una gran parte de la pesada responsabilidad de hallar una solución.

Analistas y políticos consultados por Acan-Efe consideran que el reloj comenzó ha correr para el presidente electo, que deberá tomar decisiones rápidas para convencer a la comunidad internacional de que su victoria en los comicios es la llave de la puerta hacia una salida de la crisis en el país centroamericano.

Tras cinco meses de progresivo deterioro de la situación sin que Micheletti y Zelaya alcanzaran un acuerdo que devolviera la normalidad institucional al país, Lobo se perfila como el resorte que puede precipitar los acontecimientos en Honduras.

"Prueba de fuego"

Para Marvin Ponce, diputado del izquierdista Unificación Democrática, "la primera prueba de fuego" que va a afrontar 'Pepe' Lobo se producirá el 2 de diciembre, cuando el Congreso determine sobre la restitución del presidente derrocado.

publicidad

El derrocamiento de Zelaya por los militares y la consiguiente ruptura del orden constitucional es la razón esgrimida por la inmensa mayoría de países de la comunidad internacional para dar la espalda a los comicios que Honduras realizó el domingo.

Lobo ha venido hablando de un gran diálogo nacional que "no excluye a nadie", en alusión al depuesto mandatario, pero para Ponce "si no se restituye a Zelaya estará hablando de una oferta de conciliación sin sustancia".

"Si no se da una restitución del presidente implicaría ahondar la crisis, una nueva crisis", agregó, mientras que si diera pasos en esa vía "la comunidad internacional, tal vez la que esta más cerrada, en seis meses habrá restablecido sus relaciones diplomáticas".

¿Podrá Porfirio Lobo conseguir el respaldo de la Comunidad Internacional? Comente aquí.

Tema complicado

Un analista europeo que pidió el anonimato consultado por Acan-Efe indicó que "todo lo que tiene que ver con Zelaya siempre es complicado", pero que Lobo "debe hacer gestos pronto para convencer a la comunidad internacional" y que ésta le dé su respaldo.

Lobo ha conseguido que países como Colombia respalden el proceso electoral y que España diga que no reconoce los comicios pero no los ignora y le vea como un nuevo actor que "tendrá algo que decir" en el diálogo con Zelaya, mientras países como Estados Unidos respaldan las elecciones, pero recuerdan que "no es suficiente".

publicidad

El secretario de Estado adjunto de Estados Unidos para América Latina, Arturo Valenzuela, dijo el lunes que las elecciones representan "un paso perfecto para salir de la crisis", aunque Honduras "tiene que hacer más".

Pasado vs. Futuro

Aparentemente en contradicción con esas indicaciones, Lobo se ha mostrado evasivo y ha eludido sistemáticamente en sus intervenciones ante la prensa opinar sobre los términos y la forma de solucionar la situación de Zelaya, que trata de reducir a un problema con Micheletti.

"Es un tema que los dos aceptaron que sea el Congreso que lo decida, así que yo dejo que el Congreso siga actuando", dice Lobo, que trata de presentar su figura como el futuro del país y a la del presidente depuesto como el pasado.

Las evasivas del ganador de las elecciones hondureñas alcanzan también a su posición sobre si los acontecimientos del 28 de junio fueron o no un golpe de Estado.

Midiendo palabras

"Es una calificación que en Honduras significa profundizar más lo que hemos sufrido (...), no haré nada que divida la familia hondureña", dijo el presidente electo en una conferencia prensa el lunes.

La falta de reconocimiento en el exterior preocupa a Lobo, pero asegura que no siente "urgencia" por el reconocimiento de la comunidad internacional, donde países como Brasil continúan inamovibles en su posición de no reconocer las elecciones del domingo hasta que se reponga a Zelaya.

publicidad

Para el presidente del Partido Innovación y Unidad Socialdemócrata, Jorge Aguilar, el principal reto de Lobo es lograr "la unidad nacional y la reconciliación de todos los hondureños" con un diálogo que "indudablemente" incluya a todos los sectores, incluido Zelaya.

"La oportunidad está, la crisis hay que hacerla oportunidad para hacer un verdadero cambio", dijo.

Zelaya no se rinde

Tras conocerse los resultados de los comicios del domingo, el depuesto presidente Zelaya aseguró que no se rinde, pero que no aceptará su restitución para "legitimar el fraude electoral".

"Zelaya ya..., ya estuvo", dijo Lobo la mañana del lunes a los periodistas al considerar que el presidente depuesto ya forma parte del pasado y recordar que aceptó con su firma del Acuerdo Tegucigalpa-San José que el Congreso determine su futuro, para lo que está convocado el pleno el próximo miércoles.

El virtual presidente hondureño, que debe asumir el poder a partir del 27 de enero, manifestó que ahora va a "buscar una relación muy cordial y muy fraterna con todas las naciones", a las que pedirá que "vean la realidad" de la situación hondureña.

Castigo injusto

También pidió a la comunidad internacional que vea la "realidad" de su país y no siga "castigando" a su pueblo, al subrayar que los comicios "no tienen nada que ver" con el golpe de Estado del 28 de junio contra Zelaya, quien desde el 21 de septiembre pasado permanece en la Embajada de Brasil en Tegucigalpa.

publicidad

Sin embargo, Lobo, aseguró que no siente "urgencia" de que la comunidad internacional reconozca su triunfo y que hará todos los esfuerzos para que quienes no aceptan los comicios cambien de idea.

"Para mí lo importante es que esperemos, yo no tengo urgencia de que digan hoy: '!ya¡'. Me gustaría, es lo ideal, pero si ellos consideran que es prudente dar espacio para hacerlo, perfecto", declaró.

Por qué el rechazo

Gran parte de la comunidad internacional ha dado la espalda a los comicios por considerar que se desarrollaron en un marco de ruptura del orden constitucional, y sin la presencia del legítimo presidente en el poder, derrocado en un golpe que abrió una crisis que se prolonga ya cinco meses.

Zelaya, quien desde octubre pasado dijo que no reconocería las elecciones del domingo, indicó a Radio Globo que, aunque le quieran humillar quienes le dieron el golpe de Estado, no piensa rendirse.

"No me rindo aunque me tengan amenazado, aunque me quieran humillar, porque estoy defendiendo una causa (...), es la causa del pueblo de Honduras", señaló.

No al diálogo

El Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe afirmó que no dialogará con el virtual ganador de las elecciones presidenciales de Honduras, Porfirio Lobo, y llamó a la movilización permanente para reclamar una Asamblea Constituyente.

"Nosotros seguimos rechazando cualquier diálogo con los golpistas", dijo en una rueda de prensa el ex candidato presidencial Carlos Reyes, que se retiró de los comicios por considerar que, al no haber sido restituido el presidente depuesto, Manuel Zelaya, hubiese sido legitimar el golpe de Estado que lo desalojó del poder.

publicidad

Lobo llamó el lunes a un diálogo nacional "abierto, amplio, sin descartar a nadie" tras declararse ganador de las elecciones del domingo sin el respaldo de gran parte de la comunidad internacional, que considera que se desarrollaron en un marco de ruptura constitucional.

"De diálogos ya estamos hasta la coronilla. Para qué andar en tanto diálogo si con esos diálogos hemos perdido cinco meses y no hemos resuelto absolutamente nada", dijo Reyes, en alusión a los procesos de diálogo abiertos en busca de una solución a la crisis abierta tras el golpe de Estado del 28 de junio pasado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad