publicidad
.

Guillermo Fariñas fue liberado tras 72 horas de detención logo-noticias....

El disidente cubano Guillermo Fariñas.

Guillermo Fariñas fue liberado tras 72 horas de detención

Guillermo Fariñas fue liberado tras 72 horas de detención

El disidente cubano Guillermo Fariñas fue liberado tras una detención de 72 horas en la ciudad central de Santa Clara.

El disidente cubano Guillermo Fariñas.
El disidente cubano Guillermo Fariñas.

Condenó la muerte de Wilman Villar

LA HABANA - El disidente cubano Guillermo Fariñas fue liberado tras una detención de 72 horas en la ciudad central de Santa Clara, desde donde se ha sumado a las condenas de la disidencia en la isla por la muerte del preso Wilman Villar.

En declaraciones telefónicas a Efe, Fariñas dijo que el martes fue arrestado junto a los opositores Ángel Moya y Jorge Luis Artiles tras protagonizar una protesta pública con consignas contra el Gobierno frente a la fiscalía provincial en Santa Clara, donde reside.

Según denunció, Artiles y él recibieron "golpes" y fueron "rociados con gas pimienta" dentro de una patrulla policial, donde posteriormente los dejaron solos, por lo que pretende emprender acciones legales contra esos agentes por "tortura" e "intento de asesinato".

publicidad

El opositor precisó que, una vez en la unidad policial, se negó a recibir su medicina contra la epilepsia y a comer y beber agua en protesta por la agresión policial.

Además, dijo que Artiles fue liberado este viernes aunque desconoce la situación de Moya, expreso político del "Grupo de los 75".

Con esta suman cuatro las detenciones en enero de 2012 a Fariñas, premio Sájarov del Parlamento Europeo por la defensa de los derechos humanos en 2010 y quien protagonizó una huelga de hambre por más de cuatro meses ese año tras la muerte del opositor preso Orlando Zapata Tamayo.

Los llamó mártires

Su arresto esta semana coincidió con el fallecimiento de Wilman Villar, de 31 años, a quien Fariñas ha calificado como el "mártir" cubano de 2012.

"Creo que en el 2010 el mártir fue Orlando Zapata, en 2011 fue Wilfredo Soto y ahora en 2012, Villar", aseveró el psicólogo y periodista independiente.

En su opinión, los parlamentos, partidos y fundaciones democráticas deben hacer "una fuerte condena al Gobierno cubano" por el caso de Villar, quien murió en la tarde del jueves tras una huelga de hambre de unos 50 días que inició en la cárcel.

"Es importante que la comunidad internacional tome nota y deje la indiferencia ante los asesinatos premeditados y constantes que están ocurriendo contra la oposición no violenta cubana", apuntó Fariñas.

publicidad

De acuerdo con la disidencia, Villar era un opositor "activo" desde el pasado mes de septiembre, cuando se sumó a la ilegal Unión Patriótica de Cuba que lidera José Daniel Ferrer, expreso político del "Grupo de los 75" -opositores encarcelados y condenados en la oleada represiva de la llamada "Primavera Negra" de 2003-.

Su muerte ocurrió en un hospital de Santiago de Cuba a causa del ayuno que inició para protestar por la condena a cuatro años de cárcel por delitos de desacato y atentado a la autoridad que recibió en noviembre pasado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad