publicidad
El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, vetó una ley que reinstalaría la pena capital en el país.

Guatemala no reactivará la pena capital

Guatemala no reactivará la pena capital

El presidente Alvaro Colom vetó una ley con la que el Congreso intentaba reinstalar la pena de muerte en Guatemala.

El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, vetó una ley que reinstalaría...
El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, vetó una ley que reinstalaría la pena capital en el país.

'No ayuda a mejorar'

GUATEMALA - El presidente Alvaro Colom vetó una ley con la que el Congreso intentaba reinstalar la pena de muerte en Guatemala, en donde hay 19 reos condenados a muerte pero cuya ejecución es imposible de realizar debido a la existencia de un vacío legal.

El gobernante determinó vetar el decreto de "Ley reguladora de la conmutación de la pena para los condenados a muerte", aprobada por el Congreso el 5 de octubre pasado, según se informó en un acuerdo del gobierno, firmado por Colom y el consejo de ministros.

"Este gobierno considera que la pena de muerte no ayuda a mejorar la seguridad... no somos partícipes de la pena de muerte", dijo Colom quien ya había vetado una ley similar dos años atrás.

publicidad

El decreto vetado restablecía en el presidente la facultad de perdonar la vida a los reos condenados a muerte y, con ello, despejaba el camino para cumplir las sentencias judiciales.

El código penal contempla la pena de muerte a culpables de asesinato y secuestros en casos en que la víctima muera en cautiverio.

Vacío legal

Desde 2001, cuando el entonces presidente Alfonso Portillo (2000-2004) decidió que el Ejecutivo no tenía porque resolver indultos presentados por los reos, emergió un vacío legal que hace imposible aplicar la pena capital.

"Bajo el argumento de establecer el indulto, lo que está haciendo implícitamente es restaurar la ejecución de esta pena, lo que va en contra del derecho a la vida", dijo el gobierno en el decreto con que veta dicha ley.

Además, "se está dando un retroceso a la tendencia de abolición; con ello también se viola la Convención Interamericana de Derechos Humanos, Pacto de San José que determina que una vez abolida, ya no se restablecerá", justificó el gobernante en el veto.

La ley fue propuesta por el partido Libertad Democrática Renovada que tiene entre sus ofertas electorales no demorar la ejecución de los reos condenados a muerte.

El dirigente de esa agrupación política, Manuel Baldizón, ha hecho declaraciones públicas sobre que, de convertirse en presidente en las elecciones del 2011, dejará de aplicar la inyección letal para realizar fusilamientos televisados.

publicidad

Las dos últimas ejecuciones en Guatemala, por inyección letal, ocurrieron en 1998 en el país. Hasta 1996, los condenados a muerte eran fusilados.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad