publicidad

Guatemala depura fuerzas de seguridad

Guatemala depura fuerzas de seguridad

El ministerio de Gobernación de Guatemala destituyó a altos mandos de las fuerzas de seguridad por sus posibles nexos con el crimen.

"Entre las razones (para el despido) hay de todo, pero prefiero no dar más detalles porque aún hace falta interponer la denuncia" sobre las irregularidades cometidas ante el Ministerio Público (Fiscalía), afirmó el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Erwin Sperisen. El acuerdo ministerial que cesó a los oficiales cuestionados fue firmado el pasado viernes por el ministrio del Interior, Carlos Vielmann, y notificados el lunes y martes a los involucrados. "Prefiero no tener mandos, que tener delincuentes al mando", advirtió Vielmann aludiendo a los denunciados vínculos entre los policías y el crimen organizado. Sperisen precisó que entre los 24 agentes cesados figuran comisarios y subcomisarios, algunos de los cuales se encontraban suspendidos, retirados sin goce de salario o al mando de una estación o una oficina. El próximo viernes se gradurán 40 nuevos subcomisarios que ocuparán las plazas vacantes. Entre los oficiales despedidos se encuentra el ex director de la PNC, Raúl Manchamé, quien está ligado a un proceso legal que se lleva contra varios seguidores del ex dictador Efraín Ríos Montt (1982-1983). Manchamé es acusado de negligencia por no haber actuado para detener las violentas protestas, que dejaron un periodista muerto de un paro cardíaco, Héctor Ramírez. Organizaciones sociales han expresado su preocupación por la vinculación entre policías y el crimen organizado, lo que a su juicio demuestra la descomposición en que se encuentran las fuerzas de seguridad. Sperisen reconoció el deterioro en que se encuentra la Policía, por lo que este año se ha destituido a unos 1.000 miembros de las fuerzas de seguridad de distintos rangos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad