publicidad

Guaraní defienden integración

Guaraní defienden integración

Líderes de la etnia Guaraní en Argentina, Bolivia, Brasil y Paraguay trabajarán por una mayor integración.

Sus preocupaciones

RÍO DE JANEIRO - Unos 400 líderes de la etnia Guaraní en Argentina, Bolivia, Brasil y Paraguay concluyeron una reunión de tres días en la que decidieron trabajar por una mayor integración para poder luchar unidos por sus reivindicaciones.El compromiso para buscar la unión fue el más destacado en el documento final del encuentro Pueblo Guaraní, Gran Pueblo, que concluyó hoy en la aldea Tey Kue, en Mato Grosso do Sul, estado del centro-oeste brasileño, fronterizo con Paraguay y Bolivia.

El documento enumeró las principales preocupaciones de los Guaraní en los cuatro países, así como sus reivindicaciones, y será entregado a los gobiernos de cada una de las naciones.

En el texto los indios piden principalmente el respeto a las tierras que les pertenecen y la expulsión de agricultores y madereros que las han invadido.

Piden respeto

Igualmente, exigen respeto y valorización para su pueblo, creación de mecanismos para garantizar la participación de la comunidad en proyectos y decisiones de los Estados, fiscalización de las haciendas de caña de azúcar en que trabajan en condiciones poco adecuadas y garantías al derecho a la educación.

También exigen una respuesta de la justicia a los casos de asesinatos de líderes indios.

Los participantes en el encuentro también firmaron un compromiso en defensa de la vida, la tierra y el futuro de la etnia.

publicidad

Según el Consejo Misionero Indigenista (CIMI), una organización vinculada a la Iglesia Católica en Brasil y organizadora de la reunión, la población guaraní se eleva a cerca de 225.000 personas en toda Suramérica, distribuidas principalmente en Brasil y Paraguay, pero también en Argentina, Bolivia y Uruguay.

En Brasil son cerca de 50 mil indios del ramo Guaraní-Kaiowa, la mayoría de ellos habitantes del estado de Mato Grosso do Sul, en donde sus reservas cuentan con 38 aldeas.

"El principal problema de los Guaraní en Brasil y en los países vecinos es la falta de tierras y de control sobre sus territorios", según Cristiano Navarro, representante del CIMI.

El evento de integración fue abierto en la noche del viernes con una presentación de danzas indígenas y concluyó este domingo con una danza de despedida realizada por los chamanes.

Al encuentro en Brasil asistieron representantes de organizaciones como Asamblea del Pueblo Guaraní (Bolivia), Central de Organizaciones de Pueblos Nativos Guarayos (Bolivia) y Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (Bolivia).

También estuvieron presentes dirigentes de Maestros y Dirigentes Guaraní (Argentina), Equipo de Pastoral Aborigen Endepa (Argentina), Líderes Guaraní de Paraguay y Coordinación Nacional de Pastoral Indígena (Paraguay).

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad