publicidad

Gobierno de Bachelet sufre nuevo revés tras caída de ministro de presidencia

Gobierno de Bachelet sufre nuevo revés tras caída de ministro de presidencia

Michelle Bachelet en su afán de dejar atrás una serie de escándalos, tras la obligada renuncia de uno de los principales ministros.

Un nuevo  revés sufrió el  gobierno de la presidenta chilena Michelle  Bachelet en su afán de dejar atrás una serie de escándalos, tras la obligada renuncia de uno de los principales ministros de su equipo político.

El  ministro del Interior, Jorge Burgos, reconoció hoy que la salida el domingo del  ministro de la  Presidencia, Jorge Insunza, representa un nuevo problema para la administración, que intenta retomar su agenda de reformas sociales y económicas.

"Sería deshonesto decir que todas estas cosas no complican, pero quién dijo que la vida era simple", afirmó Burgos, que encabeza el  gobierno mientras  Bachelet realiza una gira por Europa.

Y es que la renuncia de Insunza, quien hacía de enlace con el Congreso, se debió precisamente a las críticas generalizadas que recibió por haber actuado como asesor a honorarios de empresas mineras mientras presidía la Comisión de Minería de la Cámara de Diputados, cargo que ejerció hasta ser designado  ministro  hace 28 días.

Bachelet: Cometí errores importantes /Univision

"Esto es una prolongación de la crisis política que enfrenta el  gobierno y que no se resolverá hasta cuando haga cambios más profundos, que impliquen a otras autoridades" dijo a Efe el analista político Patricio Navia.

Desde fines del 2014 la sociedad chilena ha sido sacudida por escándalos que involucran a empresarios y políticos, por financiación ilegal de campañas y acusaciones de cohecho contra varios parlamentarios y exfuncionarios públicos.

La crisis ha salpicado también al  gobierno por un millonario negocio inmobiliario que implica al hijo y la nuera de  Bachelet, Sebastián Dávalos y Natalia Compagnon.

A ello se sumaron denuncias de financiación irregular que han rozado la propia campaña electoral de  Bachelet y que derivaron en la  caída del anterior  ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo y de todo el equipo político.

publicidad

Con el cambio de gabinete del 11 de mayo y la promoción de una serie de medidas y leyes de probidad,  Bachelet buscó marcar un punto de inflexión y retomar su agenda de reformas, entre ellas la educativa y el régimen laboral y, reactivar además la alicaída economía, que en abril creció sólo un 1,7 % interanual.

Pero la renuncia de Insunza, quien reconoció que sus asesorías a empresas mientras era diputado causaban daño a  Bachelet , puso de nuevo en primer plano los problemas de corrupción.

Bachelet pide la renuncia a todos sus ministros /Univision

Pese a ello, las autoridades se desmarcaron hoy de Insunza y señalaron que el  gobierno no es responsable de que éste haya omitido información sobre sus actividades al ser nombrado  ministro.

El portavoz de La Moneda, Marcelo Díaz, afirmó que "el servicio público no cuenta con instrumentos intrusivos en la vida privada de las personas para detectar cada uno de sus movimientos, no correspondería. Es más, no es propio de una democracia".

Pese a las explicaciones, la administración de  Bachelet ha sido acusada de desprolija en la revisión de antecedentes de quienes son nombrados en altos cargos.

Tras una reunión celebrada en La Moneda, los presidentes de los partidos de la coalición oficialista Nueva Mayoría deslizaron que se requiere mayor acuciosidad al hacer nombramientos en cargos relevantes.

publicidad

"Seguramente vendrán cambios en otras instancias y esperamos que se hagan mucho mejor", dijo el presidente del partido Comunista, Guillermo Teillier.

"Tenemos que caer que la sociedad está exigiendo un mayor grado de ética y transparencia, es hora de darse cuenta de que no se puede llegar y aceptar un cargo, a sabiendas de que hay una mochila que la opinión pública no va tolerar", añadió.

Una opinión similar expresó Jaime Quintana, presidente del Partido Por la Democracia (PPD) al que pertenece Insunza, quien dijo que "la desprolijidad política tiene un costo alto y tenemos que asumirlo".

La propia  Bachelet, que se encuentra en Francia, insistió hoy en que no se puede seguir aceptando las malas prácticas en los negocios y la política.

En una charla magistral que ofreció en la Universidad de la Sorbona, que le otorgó un doctorado Honoris Causa,  Bachelet recalcó que "Chile no tolera que sigamos repitiendo las mismas malas prácticas en la relación entre política y negocios".

Bachelet deberá resolver a su retorno quién ocupará el Ministerio de la  Presidencia que, entre otras tareas, tiene la misión de empujar la agenda de probidad para enfrentar la corrupción.

Sin embargo, según Patricio Navia, el  gobierno requiere de una cirugía mayor, que implique cambios en otros mandos de la administración pública y sobre todo dar mayores señales de estabilidad para impulsar la economía.

publicidad

"Pero si sigue con la actual inmovilidad se va a mantener la situación de un  gobierno en posición defensiva", remarcó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad