publicidad

Gigantesco incendio forestal mantiene en alerta el puerto chileno de Valparaíso

Gigantesco incendio forestal mantiene en alerta el puerto chileno de Valparaíso

Este sábado, un grupo de brigadistas logró contener el fuego que ha consumido alrededor de 300 hectáreas.

Cerca de 7,000 personas que fueron evacuadas en la tarde del viernes debido al incendio que se declaró en una zona cercana a las ciudades de Valparaíso y Viña del Mar, en el litoral central de Chile, han vuelto a sus hogares pese a que el fuego sigue activo, informaron este sábado las autoridades.

Brigadistas habían logrado contener el avance del gigantesco incendio que estalló la víspera y que ha consumido unas 300 hectáreas.

El balance provisional facilitado por el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, es de una persona muerta (una mujer de 66 años que falleció por un paro cardiorrespiratorio), 15 bomberos heridos (dos de ellos en estado crítico, pero sin que se tema por su vida) y otros seis civiles lesionados.

Por precaución, tanto el puerto de Valparaíso como la vecina ciudad de Viña del Mar, se mantenían en alerta roja y estado de catástrofe, decretado la noche del viernes por la presidenta, Michelle Bachelet. Esto implica que las Fuerzas Armadas estén a cargo del control del orden público y la seguridad en la zona afectada.

Aunque en este momento sólo permanecen 55 personas -en su mayoría ancianos- en los albergues habilitados, las autoridades han advertido que si las condiciones del incendio cambian, volverán a evacuar.

Desde que el fuego se inició en un vertedero ilegal, las llamas han consumido unas 300 hectáreas de matorral y bosque de pino, si bien no hay viviendas afectadas.

publicidad

La extensión del incendio durante la noche ha sido marginal, gracias a la labor del personal de la Comisión Nacional Forestal, Bomberos, Fuerzas Especiales de Carabineros, la Armada, el Ejército y brigadas de los municipios de Valparaíso y Viña del Mar.

Los esfuerzos se concentran en la áreas próximas a las zonas de viviendas e "infraestructura crítica", explicó el sábado el intendente (gobernador) de la región de Valparaíso, Ricardo Bravo.

Brigadistas, maquinaria y aeronaves reforzaron desde la mañana del sábado las labores para combatir al incendio de forma más eficaz.

Para este sábado se tenían previstas condiciones desfavorables (altas temperaturas, fuerte viento y escasa humedad relativa del aire).

El tráfico ha sido restablecido en la carretera nacional Ruta 68 y en la carretera provincial Camino La Pólvora, en tanto se mantiene interrumpido en la Ruta 66. Asimismo, el suministro eléctrico está suspendido en el sector que circunda a la zona del fuego.

La Oficina Nacional de Emergencia aconseja que no se viaje a la región de Valparaíso, uno de los destinos turísticos y de recreo preferidos por los chilenos en esta época del año (verano austral).

Junto con este incendio, las autoridades chilenas han de hacer frente a otros focos que están activos en el sur del país, especialmente en las regiones sureñas de El Maule, Biobío, la Araucanía y Los Lagos.

publicidad

Durante la tarde y noche del viernes y la madrugada de este sábado operaban en la zona del incendio 80 camiones de bomberos, 10 brigadas forestales, tres aviones, 16 unidades de bomberos, 400 carabineros, 400 marinos, 120 soldados, 90 policías civiles, 50 militares de la Fuerza Aérea y personal municipal.

En el transcurso de la mañana, los equipos se reforzaron con siete hidroaviones, ocho helicópteros y 12 brigadas forestales más.

En tanto, funcionarios del aeródromo Rodellilo, en Viña del Mar, debieron sacar a pulso los pequeños aviones que se encontraban en los hangares para evitar que los aparatos fueran presas de las llamas.

Las radios locales informan de varios sectores sin energía eléctrica.

El siniestro estalló en la misma área que hace un año otro incendio mató a 15 personas y consumió 3,000 viviendas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad