publicidad
.

García Márquez, Gabo, Gabito logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7...

García Márquez, Gabo, Gabito

García Márquez, Gabo, Gabito

García Márquez, Gabo, Gabito, GGM y el hijo del telegrafista son algunos de los nombres con los que se conoce.

Gabriel José de la Concordia, que sería premio Nobel de Literatura en 1982, nació el 6 de marzo de 1927 en Aracataca, un pueblo de la tórrida zona bananera del Caribe colombiano.

Su padre, Gabriel Eligio, había sido enviado como telegrafista y el futuro escritor, el mayor de una docena de hijos legítimos, pasó sus primeros años con sus abuelos, que serían más tarde personajes de sus obras.

En su niñez, rodeada de mujeres, el abuelo fue el principal amigo, hasta cuando la familia lo envió a estudiar bachillerato en Zipaquirá, en la lúgubre y fría altiplanicie andina.

Después comenzó estudios de Derecho en Bogotá, donde devoró libros y trabajó en los diarios El Universal, de Cartagena; El Heraldo, de Barranquilla, y El Espectador, de Bogotá.

Por esa época animó en la tropical Barranquilla "La cueva", un círculo bohemio del que formaron parte, entre otros, el pintor Alejandro Obregón, el escritores Alvaro Cepeda Samudio y José Félix Fuenmayor y el crítico Germán Vargas, ya fallecidos, alrededor del librero Ramón Vinyes, "el sabio catalán".

Sus influencias fueron las obvias para su generación, entre ellas William Faulkner y Ernest Hemingway.

Su primer libro fue "La Hojarasca" (1955) y después siguieron "La mala hora" (1961), "El coronel no tiene quien le escriba" (1962), "Cien años de soledad" (1967), "La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada" (1972), "Cuando era feliz e indocumentado" (1973), "Ojos de perro azul" (1974) y "El otoño del patriarca (1975)".

publicidad

Después, "Crónicas y reportajes" (1976), "Crónica de una muerte anunciada" (1981), "El amor en los tiempos del cólera" (1985), "El general en su laberinto" (1989, narración ficticia sobre el ocaso de Simón Bolívar), "Del amor y otros demonios" (1994), "Noticia de un secuestro" (1996), "Vivir para contarla" (primer tomo de memorias, 2002) y "Memoria de mis putas tristes" (2004).

García Márquez, que ya se había casado con Mercedes Barcha, se fue a vivir a Barcelona, donde conoció a la agente literaria Carmen Balcells, que fue una especie de "Mamá Grande" para él y otros escritores latinoamericanos, parodiando el título de uno de sus primeros cuentos.

El colombiano perteneció al "boom" latinoamericano que irrumpió en Europa en la década de 1960, junto al argentino Julio Cortázar, el mexicano Carlos Fuentes y el peruano Mario Vargas Llosa -de quien fue amigo entrañable antes de una sonada ruptura-, entre otros.

García Márquez vivió también en París y en México, donde escribió su obra cumbre, "Cien años de soledad", publicada en Buenos Aires en 1967 luego de varios rechazos editoriales.

A esas alturas, su hogar había crecido con la llegada de sus dos hijos, Rodrigo, ahora director de cine, y Gonzalo, diseñador y pintor.

publicidad

Con la fama nació la leyenda sobre sus amigos, el líder cubano Fidel Castro, escritores como el británico Graham Greene y el checo Milan Kundera, el presidente francés Francois Mitterrand y el hombre fuerte de Panamá, Omar Torrijos, ya fallecidos; y ahora el ex presidente estadounidense Bill Clinton.

Cien años, una gran creación

El escritor había dicho meses antes de ganar el Nobel que la fama le estorbaba y que detestaba ser "un espectáculo público".

"Cien años de soledad" sumaba 30 millones de ejemplares impresos y era traducida a 35 idiomas y el escritor seguía trabajando en rígidas jornadas de 9 de la mañana a 3 de la tarde.

Pero el autor dijo que nunca olvidaba "que en la verdad de mi alma no soy nadie ni seré nadie más que uno de los dieciséis hijos del telegrafista de Aracataca".

Los críticos resaltan entre lo negativo de García Márquez cierto lenguaje altisonante y su simpatía por el socialismo, con gestos como ceder a un partido izquierdista venezolano el premio Rómulo Gallegos que ganó en 1972.

Otros críticos aventuran todo tipo de teorías sobre el mundo garciamarquiano, su tiempo y espacio y el realismo mágico, pero el autor se ríe de esos "pontífices" que corren "el riesgo de decir grandes tonterías".

Jaime, uno de sus hermanos dice que "la gente en el mundo ve en Gabo a un mito viviente, pero sus familiares perciben en él "la misma sencillez de siempre".

publicidad

García Márquez, que vive en Ciudad de México, fue sorprendido hace siete años por un grave diagnóstico médico y alcanzó a circular en Internet un mensaje un tanto místico que lo hacía aparecer despidiéndose de sus amigos.

García Márquez manifestó entonces que, más que la enfermedad, lo podía matar la vergüenza de que alguien creyera que escribió "una cosa tan cursi".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad