publicidad
El presidente de El Salvador, Mauricio Funes.

Funes rechaza propuesta del FMLN de venderle la deuda exterior a Venezuela

Funes rechaza propuesta del FMLN de venderle la deuda exterior a Venezuela

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, rechazó una propuesta del gobernante FMLN de venderle a Venezuela la deuda exterior.

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes.
El presidente de El Salvador, Mauricio Funes.

SAN SALVADOR - El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, rechazó  una propuesta del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) de venderle a Venezuela la deuda exterior, de unos $13,000 millones.

¿Te parece acertado el rechazo de Funes? 

Funes confirmó que el FMLN le planteó la propuesta, pero también aclaró que Venezuela no ha dado "señal" de que tenga interés en adquirir la deuda salvadoreña, que ronda el 52% del producto interior bruto (PIB), según el Ministerio de Hacienda.

El portavoz del FMLN, Roberto Lorenzana, dijo recientemente a la prensa que el Gobierno debería negociar la deuda con Venezuela porque "es impagable" y esa operación sería una salida a las dificultades financieras del país.

publicidad

Sin embargo, "no vamos a buscar venderle nuestra deuda a Venezuela, como ha planteado el FMLN", afirmó Funes hoy a los periodistas tras asistir a un acto oficial en el Parlamento.

"Es una propuesta que el FMLN me ha planteado, tanto en público como en privado; en presencia del ministro de Hacienda (Carlos Cáceres), en una reunión con dirigentes del FMLN, me la plantearon", confirmó el gobernante.

Busca renegociar la deuda

Señaló que, tras estudiarla, llegó "al convencimiento" de que "no es lo más conveniente para el país buscar una renegociación de la deuda y mucho menos con Venezuela".

"Eso implicaría", argumentó Funes, "que los $13,000 millones que debe el país ya no se los debamos a la banca multilateral, que nos ha ofrecido condiciones favorables para honrar ese compromiso, sino que se lo debamos a un solo país".

"Yo no he recibido tampoco hasta el momento ninguna señal por parte del Gobierno de Venezuela, ni del presidente de Venezuela, (Hugo Chávez), de que pueda tener interés en comprarle la deuda a El Salvador", aclaró el mandatario salvadoreño.

"No nos conviene renegociar o buscar una renegociación de la deuda por el mensaje que enviamos, de inestabilidad, frente a nuestros acreedores", enfatizó.

Funes reiteró que ante los problemas fiscales que afronta su Gobierno busca renegociar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) el acuerdo cautelar o stand-by vigente desde 2010, que le da acceso al país a un fondo de $750 millones.

publicidad

Ese fondo sigue disponible para El Salvador en caso de una "crisis de liquidez", pero a pesar de las dificultades todavía no lo necesita, reafirmó.

El déficit fiscal alcanzó en 2011 el 4% del PIB, aunque la meta acordada con el FMI era del 3.5%, y para este año se prevé un 2.7%, según el ministro Cáceres.

Funes también rechaza la incorporación de El Salvador a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), como pretende el FMLN, pero ha dicho que analiza integrarse al programa Petrocaribe para beneficiarse de la compra de combustibles con facilidades de pago; ambas son iniciativas de Chávez.

El FMLN, formado por la extinta guerrilla izquierdista salvadoreña, llegó al poder en 2009 por primera vez con la elección de Funes para un mandato de cinco años. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En su primer mitin político desde que asumió la presidencia, Trump arremetió contra la prensa, su oposición política, entre otros. Sus seguidores aseguran que el mandatario cumplirá todas sus promesas de campaña.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
Una actividad cotidiana, como ir al supermercado, ahora es un riesgo que Jose Reza no puede darse el lujo de tomar. La sola posibilidad de que la policía pueda compartir información con las agencias de inmigración tiene en alerta a las comunidades de inmigrantes, sobre todo en las universidades.
publicidad