publicidad

Funes ordenó a Ejército custodiar las cárceles para frenar violencia de pandillas

Funes ordenó a Ejército custodiar las cárceles para frenar violencia de pandillas

El presidente Mauricio Funes anunció el inicio del despliegue de soldados del ejército en las cárceles de mayor peligrosidad.

Ordenes desde prisión

EL SALVADOR - El presidente Mauricio Funes anunció el inicio del despliegue de soldados del ejército en las cárceles del país como parte de nuevas medidas para combatir al crimen organizado y a la delincuencia encabezada por pandilleros."Desde el interior de algunos centros penales, donde están detenidos jefes pandilleros y delincuentes peligrosos, se ordenan los crímenes y atentados", dijo Funes durante un mensaje a la nación, transmitido la noche del miércoles en cadena de radio y televisión.

El mandatario explicó que los soldados participarán en "el reforzamiento de los controles dentro y fuera" de varios recintos penitenciarios del país.

El ministro salvadoreño de Defensa, general David Munguía Payés, indicó en una entrevista que publica este jueves el periódico El Diario de Hoy: "vamos a vivir en la periferia de los centros penales. Hemos rentado algunas casas y edificaciones contiguo a los centros para establecer nuestros puestos de mando".

El general agregó que efectivos que participarán en el resguardo de estas edificaciones han sido capacitados en los últimos meses de forma física y sicológica para que "entiendan el problema y lo delicado que es".

El primer despliegue de un número no revelado de efectivos se realizó el miércoles en la cárcel de la localidad de Ciudad Barrios, a unos 150 kilómetros al este de la capital, que alberga a casi un millar de pandilleros, todos de la Mara Salvatrucha y que junto a La 18, banda rival, mantienen en zozobra al país.

publicidad

Violencia en las calles

Las medidas incluyen también la preparación de un anteproyecto de ley "que permitirá considerar como delincuentes a los integrantes de las pandillas, (que) ayudará a la eficacia de la labor policial frente al accionar de estas bandas".

Las medidas surgieron tres días después que pandilleros incendiaron un microbús del servicio urbano de la capital causando 14 muertos y 16 quemados. La policía capturó a ocho pandilleros, entre ellos una mujer.

Funes, que reiteró de nuevo su condena al acto, advirtió que su gobierno "no se pondrá de rodillas ante los criminales, ante desestabilizadores, ni ante sicarios".

El mandatario señaló que "en la década pasada las pandillas eran una organización de unos pocos centenares de jóvenes inconformes, hoy son bandas criminales que reúnen a más de 20.000 jóvenes y adolescentes".

En los próximos días, de forma paulatina, los militares serán destacados cerca a otros recintos penitenciarios.

"Son un total de 1.500 elementos, entre activos, reservistas y de nuevo ingreso, quienes conforman la Fuerza de Tarea San Carlos. La misión es bloquear la comunicación de los reos con el exterior, evitando con ello que sigan saliendo órdenes de los centros penales", informó el comunicado.

Una fuente de la Dirección de Centros Penales indicó a Efe que el despliegue de la Fuerza Armada no se realizará en los 19 penales del país sino en aquellos considerados de mayor peligro.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad