publicidad
.

Fuego forestal: "calamidad nacional" logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c27...

Fuego forestal: "calamidad nacional"

Fuego forestal: "calamidad nacional"

Los diputados dominicanos calificaron de "calamidad nacional" los incendios forestales que desde hace más de quince días arrasan a Dominicana.

En un comunicado, la cámara baja solicita a las autoridades competentes una "exhaustiva investigación de aquellos incendios en los que se sospecha la participación de criminales para que hechos de esta naturaleza no queden impunes".

Según informes oficiales, al menos 7 mil hectáreas de bosque han sido consumidas por las llamas en la Cordillera Central, principal sistema montañoso y orográfico del país al tiempo que se pone en evidencia la incapacidad local para prevenir y afrontar desastres.

El presidente dominicano, Leonel Fernández, sobrevuela hoy las áreas afectadas por el incendio en la Cordillera Central, informaron fuentes de la Presidencia.

En su resolución, los diputados agradecen al Gobierno de Venezuela "la solidaridad desinteresada que ha tenido facilitando equipos con los que se hace más eficiente la solución del problema", que se produce en medio de una gran sequía.

Dos helicópteros y personal especializado de Venezuela están ayudando a enfrentar las llamas, que ha afectado los parques nacionales "J. Armando Bermúdez" y "José del Carmen Ramírez", donde predominan el pino criollo y el cedro, y son cuna de ríos importantes.

Los diputados afirman que el fuego ha afectado entre 5 mil y 7,500 hectáreas en una zonas donde se encuentran "las principales cuencas hidrográficas del país" y advierten de que la recuperación de estos bosques tardaría años".

publicidad

Consideran que algunos de estos incendios forestales son accidentes, pero que otros podrían haber sido provocados para luego hacer campos de cultivo o para pedir permisos de tala de árboles maderables.

La tardía reacción de las autoridades ante las dimensiones del siniestro, sumado al casi nulo equipamiento de sus organismos, ha colocado a la nación caribeña al borde de una seria crisis hidrológica.

"La cantidad de bosque que se ha perdido disminuye la capacidad de captación de agua, y esta reducción tendría un impacto terrible sobre la calidad de vida y sobre la estabilidad productiva de los sistemas agrícola y pecuarios", dijo el biólogo Luis Carvajal, miembro de la Academia de Ciencias dominicana.

Las primeras declaraciones oficiales sobre los incendios pasaron casi desapercibidas, en momentos que el Gobierno anunciaba un amplio operativo de prevención con motivo de la Semana Santa.

Y aunque varios organismos gubernamentales fueron integrados a las labores de extinción, la ausencia entre ellos de un claro liderazgo y la falta de equipos adecuados contribuyó a que las llamas continuaran arrasando todo a su paso.

Ante la gravedad del problema, el Gobierno anunció que había solicitado ayuda a Estados Unidos para que "en las próximas horas" enviara una aeronave capaz de ayudar a los esfuerzos locales para controlar la situación.

Seis días después, el avión no ha llegado, y sólo ayer dos helicópteros y personal especializado de Venezuela se constituían en el único apoyo exterior para enfrentar los incendios.

publicidad

"La frecuencia de fuegos forestales en el país es de tal magnitud que supera la capacidad regenerativa de muchos de estos ecosistemas y, obviamente, podemos entrar en procesos degenerativos continuos", expresó Carvajal, quien además de biólogo es ambientalista.

El profesional recomendó al Gobierno que, al menos en la etapa crítica de sequía, utilice como guardabosques a militares especializados.

Las llamas que destruyen la vida vegetal del centro dominicano hacen recordar la aún latente tragedia del 7 de marzo pasado donde 136 reclusos murieron carbonizados en un incendio desatado tras un motín en la cárcel de Higüey, en el este del país.

En esa ocasión, como ahora, las autoridades parecieron ser sorprendidas con situaciones que, dadas las condiciones que las procrean, eran perfectamente previsibles.

El informe oficial sobre lo ocurrido en ese penal, acusa de negligencia y homicidio involuntario a los custodios del recinto, y a varios reclusos protagonistas del motín, pero las investigaciones también acusan al cuerpo de bomberos del municipio, y dejaron al descubierto la fragilidad del sistema carcelario dominicano.

La República Dominicana, que comparte la isla de La Hispaniola con Haití, conoce de las terribles consecuencias que para ese país ha significado la destrucción de su zona boscosa.

La improvisación frente a los desastres parece ser la norma y no la excepción para los dominicanos, que aún recuerdan la negativa del entonces director de la Defensa Civil de abrir los refugios mientras ya el país empezaba a sufrir los efectos del huracán "George", que azotó la nación en septiembre de 1998.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En uno de sus últimos actos antes de dejar la presidencia, Barack Obama conmutó la condena de prisión de Chelsea Manning, la responsable de la mayor filtración de información clasificada estadounidense.
El presidente venezolano dijo en un programa televisado que usaría sus "facultades presidenciales" para liberar a Leopoldo López si "me entregan a Oscar López Rivera". Este martes, el presidente Barack Obama decidió excarcelar a una de las figuras más polémicas dentro del movimiento independentista de Puerto Rico.
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
publicidad