publicidad
.

Frustración en Colombia por re logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bf...

Frustración en Colombia por re

Frustración en Colombia por re

"Lo único que nos falta es la autorización de Colombia para que arranque la operación humanitaria", expresó Chávez.

Emblemas de la Cruz Roja

BOGOTA - El gobierno colombiano aceptó este miércoles una fórmula para la liberación de tres rehenes de la guerrilla de las FARC presentada por el presidente venezolano, Hugo Chávez, en una declaración leída por el canciller colombiano, Fernando Araújo.

"El gobierno de Colombia autoriza la misión humanitaria en los términos de su misiva y delega como su representante al doctor Luis Carlos Restrepo (alto Comisionado para la Paz)", aseguró el funcionario en una carta de respuesta a una petición de Caracas tramitada a través de su par, Nicolás Maduro.

En una rueda de prensa celebrada en el Ministerio de Defensa, Araújo insistió que la misión "unilateral" e "incondicional" de liberación de los rehenes deberá emplear aeronaves con el distintivo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

"Por razones constitucionales, las aeronaves que se empleen en esta misión humanitaria deben llevar los emblemas de la Cruz Roja Internacional", precisó el funcionario tras una reunión en la que participaron el comisionado Restrepo, el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, y toda la cúpula militar.

En la misiva, Bogotá también agradeció "al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y en particular al presidente Hugo Chávez, su interés en la liberación unilateral e incondicional de estos tres secuestrados".

publicidad

El miércoles, desde Caracas, Chávez dijo que la liberación de los tres rehenes era "sólo cuestión de horas" si Colombia daba el aval a su plan elaborado en acuerdo con las guerrillas y que incluye la participación de delegados de Francia, Brasil, Ecuador, Argentina, Cuba y Bolivia.

"Si la operación arrancara mañana por la mañana, antes de que termine el día podrían estar aquí Clara, Consuelo y Emmanuel", dijo Chávez, quien añadió que él rechaza una entrega clandestina por todos los riesgos que implica.

"Desagravio" a Chávez

Las FARC anunciaron en un comunicado divulgado la semana pasada la entrega de Clara Rojas -ex candidata a la Vicepresidencia de Colombia-, su hijo Emmanuel (nacido en cautiverio), y la ex congresista Consuelo González, en "desagravio" a Chávez, cesado en su labor de mediación para un canje humanitario de rehenes por prisioneros de las FARC en Colombia.

En Bogotá, los familiares se congratularon con el anuncio. "Estamos felices. Contábamos con el apoyo del gobierno colombiano y sentimos muy cerquita a mi mamita, a Clarita y a Emmanuel", dijo María Fernanda Perdomo, hija de la ex congresista González.

"Estamos esperando la llamada e iremos donde sea necesario a recibirlos", añadió la mujer.

Por su parte, Iván Rojas -hermano de Clara- también señaló que "las cosas se están dando y sé que vamos a llegar al resultado final que es tenerlos en casa de nuevo".

publicidad

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) se declaró el miércoles listo a colaborar con la fórmula presentada por Chávez.

"El CICR mantiene diálogos con el gobierno de Colombia, con el de Venezuela y con las FARC. Estamos listos a colaborar", indicó a la AFP Ives Heller, vocero del organismo en Colombia.

Está listas las aeronaves

En contraposición al gobierno de Bogotá que el mes pasado lo desautorizó para mediar con las FARC, el presidente venezolano Hugo Chávez afirmó a tempranas horas de este miércoles que sólo esperaba la "luz verde" de Colombia para rescatar a los rehenes que esa guerrilla ofreció liberar unilateralmente.

"(Está) listo un grupo de aeronaves" para recoger a los tres rehenes, acotó el mandatario, quien mostró los aeropuertos venezolanos desde los cuales podría partir o retornar la que denominó "caravana aérea humanitaria" en busca de los liberados en Colombia.

"Pudieran estar libres ya", dijo Chávez al expresar que si el gobierno colombiano autorizaba la operación, los tres rehenes podrían ser entregados en "las próximas horas".

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ofrecieron entregarle a Chávez a los rehenes Clara Rojas, su hijo procreado en cautiverio Emmanuel y la ex congresista Consuelo González.

publicidad

Rojas, de 44 años, era la jefa de campaña de Ingrid Betancourt durante la campaña presidencial colombiana en 2002. Fue secuestrada junto con Betancourt el 23 de febrero del 2002, pocos días después que se interrumpieran las negociaciones de paz con el gobierno del entonces presidente Andrés Pastrana (1998-2002).

Chávez declaró que, simultáneamente a la rueda de prensa que él ofrecía, su vicecanciller entregaba en el ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia el plan para proceder a la liberación de los rehenes que ya había sido discutido con las FARC.

Chávez expresó que una de las opciones consideradas para liberación sería la localidad colombiana de Villavicencio -previa autorización del gobierno de Bogotá-, desde donde partirían los helicópteros venezolanos para retirar en un punto desconocido a los secuestrados.

"Operación transparencia"

La dirección de los helicópteros "sólo se sabrá cuando arranquen de Villavicencio... es una exigencia de las FARC que entiendo como militar que soy", señaló Chávez.

Luego de recoger a los tres rehenes, las aeronaves volverían a Villavicencio, y de allí hasta algún aeropuerto venezolano.

El presidente Chávez llamó al operativo "Operación Transparencia", porque "tenemos distintas opciones para una entrega clandestina pero no la queremos, sería muy riesgosa... por eso, la transparencia". Antes de que comience, tendría que estar avalada por el gobierno del presidente colombiano Alvaro Uribe.

publicidad

Para concretar la liberación Venezuela solicitó el apoyo de los gobiernos de Francia, Brasil, Argentina, Cuba, Ecuador y Bolivia, quienes acordaron el envío de comisionados que participarían en la operación, dijo Chávez.

Agregó que si Colombia apoya el proceso y resulta exitoso el rescate podría darse la liberación de un segundo grupo de secuestrados en el que estaría la franco-colombiana Betancourt.

Chávez y la senadora colombiana Piedad Córdoba efectuaron un proceso de mediación, el cual fue cancelado abruptamente en noviembre por Uribe, lo cual provocó un agudo deterioro en las relaciones diplomáticas entre ambos países.

En esa ocasión, Uribe dijo que Chávez había violentado las condición de no tomar contacto con el jefe del ejército colombiano.

El grupo guerrillero insiste en la necesidad de desmilitarizar los municipios de Florida y Pradera por 45 días para negociar la libertad del resto de rehenes a cambio de la de cientos de guerrilleros, incluidos dos que fueron extraditados a Estados Unidos.

Familiares acogen propuesta

Los familiares de Clara Rojas, ex candidata a la vicepresidencia de Colombia, y de la ex congresista Consuelo González de Perdomo acogieron la "fórmula" anunciada hoy por el presidente venezolano, Hugo Chávez, para la puesta en libertad de tres rehenes de las FARC, entre ellos sus parientes.

publicidad

"Me parece muy buena la fórmula", dijo Iván Rojas, hermano de Clara Rojas, mientras que Patricia Perdomo, hija de Consuelo González de Perdomo, expresó "mucha alegría" por la iniciativa.

Rojas dijo que ahora la respuesta "está en manos del presidente" (colombiano, Álvaro Uribe), y añadió que "lo que decida el gobierno, lo acataremos".

Insistió en que le parece "buenísima la sugerencia de Chávez de que llegue una comisión internacional" de verificación de los desplazamientos de aviones venezolanos en el espacio aéreo colombiano y para que supervise la puesta en libertad de los rehenes.

Según Rojas, tío, además, de Emmanuel, el niño de su hermana Clara, que nació en cautiverio fruto de su relación con un guerrillero y que también será liberado, ese acompañamiento internacional "es bueno para ellos (los países y presidentes involucrados), para todos, para nosotros y para los secuestrados".

"No es imposible"

Para María Fernanda Perdomo, esa operación explicada por Chávez en Caracas en una abarrotada rueda de prensa, "no es imposible" y remarcó que "me parece que debía ser fácil".

Agregó que si se le facilita, iría a la operación y señaló que "ojalá pudiéramos ir" en esos helicópteros al punto de rescate.

publicidad

"Lo que mas me interesa es que mi mamá pueda abrazar a María Juliana, mi hija", nieta de la ex legisladora.

El analista político, Lázaro Viveros, por otra parte, dijo que "definitivamente fue la parte operativa lo mostrado por Chávez", y destacó "la participación de países latinoamericanos y de Francia para recuperar a los rehenes".

Sin embargo, puntualizó "ojalá esa operación y el proceso de acuerdo humanitario lo lidere Uribe y no el presidente de otro país".

Viveros confió en que no sea un operativo clandestino, y también en que el éxito del mismo, tras la aprobación colombiana, se traduzca en el restablecimiento total de las relaciones entres los dos países.

Frustración navideña

Colombia llegó a la Navidad en medio de la ansiedad que generó la espera de la liberación de tres rehenes de las rebeldes FARC y la tristeza por el recuerdo de la

secuestrada ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, quien cumplió 46 años.

El país celebró en calma la fiesta de Nochebuena, aunque un dejo de frustración se dejó sentir en diversos ámbitos porque no se concretó la liberación de la política Clara Rojas, su pequeño hijo Emmanuel y la ex legisladora Consuelo González.

El 18 de diciembre, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron que antes de Navidad dejarían en libertad a estos tres rehenes, quienes serían entregados a autoridades venezolanas.

publicidad

La guerrilla explicó que el gesto era una forma de "desagravio" hacia el presidente venezolano Hugo Chávez y la senadora colombiana Piedad Córdoba, quienes hasta noviembre pasado fungieron como facilitadores de un acuerdo humanitario con las FARC.

Aunque se esperaba que la liberación de los rehenes se concretara antes de Navidad, la expectativa se mantuvo porque la senadora Córdoba afirmó la víspera que la entrega de los secuestrados podría hacerse efectiva "en las próximas 48 horas".

Vana esperanza

Medios locales, en tanto, reportaron la "intempestiva" salida desde Bogotá de Clara González, madre de Rojas, lo que hizo crecer la esperanza de que la liberación de su hija y su nieto se concrete en las próximas horas.

González estuvo la víspera esperando noticias sobre la liberación de su hija y su nieto en un apartamento en Bogotá, donde mostró a la prensa regalos y ropa que había preparado para Emmanuel, a quien no conoce pues nació en cautiverio.

La anciana envió asimismo un mensaje de solidaridad a Betancourt, quien según recientes pruebas de vida conocidas en Bogotá, se encuentra muy delgada, depresiva y en mal estado de salud.

La tristeza invadió a la anciana, a los familiares de Betancourt y al país entero, al recordar que el martes la ex candidata presidencial y madre de dos hijos cumplió 46 años de edad, de los cuales seis ha pasado en cautiverio.

publicidad

Juan Carlos Lecompte, esposo de Betancourt, estuvo el fin de semana sobrevolando las selvas del oeste del país, cerca de las fronteras con Venezuela y Brasil, lanzando miles de papeles con las fotografías de Melanie y Lorenzo Delloye, hijos de Betancourt.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad