publicidad

Francia perdonó la deuda a Haití y dará millonaria ayuda

Francia perdonó la deuda a Haití y dará millonaria ayuda

Nicolás Sarkozy realizó una histórica visita a la devastada Haití; anunció $446 millones de ayuda, incluida la deuda.

Visita histórica

PUERTO PRÍNCIPE - Francia desembolsará unos $446 millones en ayuda a Haití, devastada por un sismo, una suma que comprende la anulación de la deuda haitiana de $76 millones con el país europeo, y $245 millones para tareas de reconstrucción, anunció este miércoles el presidente francés Nicolas Sarkozy, de visita en Puerto Príncipe.

A su llegada al aeropuerto de la capital Puerto Príncipe, Sarkozy fue acogido por su homólogo haitiano René Preval, que había calificado de histórica esa visita, la primera de un presidente francés en la ex colonia francesa.

"Vamos a tomar disposiciones muy concretas", dijo el presidente francés, el primero en ir a Haití, durante una rueda de prensa con su homólogo haitiano René Préval en los jardines del palacio presidencial, parcialmente destruido por el sismo del 12 de enero que dejó al menos 217,000 muertos.

"Es mi respuesta antes de que se me haga la pregunta", dijo Sarkozy en referencia a la anulación de la deuda y a la petición internacional para que se restituya a Haití el dinero que durante años tuvo que pagar para que Francia reconociera su independencia, proclamada en 1804.

Francia suministrará a Haití alojamiento para 200,000 personas en carpas y tiendas, reconstruirá el hospital de la Universidad de Estado de Haití, el principal del país, hará llegar 260 vehículos de policía, bomberos y ambulancias y enviará al país caribeño a jóvenes que trabajarán en labores de escolarización infantil.

publicidad

El mandatario también anunció que su país ayudará en la reubicación de una parte de las instalaciones de los servicios públicos y prometió "decenas de toneladas" de abonos y semillas para el campo.

Acogerán a niños y jóvenes

Además, si las autoridades haitianas están de acuerdo, Francia acogerá a niños y jóvenes que quedaron huérfanos después de la tragedia.

También brindará a Haití todos los recursos que posee Francia en sus territorios de ultramar en el ámbito de la ingeniería.

Sarkozy invitó a Haití a crear las bases de un "consenso nacional" para poner en marcha un "proyecto nacional" y se mostró partidario de que no se reconstruya como se ha hecho hasta ahora, así como de compartir las riquezas, que deben "beneficiar a todo el mundo".

A su juicio, es conveniente cuidar las rivalidades en el país, ya que ello evitará también que se produzcan en el ámbito de la comunidad internacional en materia de ayuda.

Francia, aseguró, no ejercerá rivalidad alguna en lo que afecta a la ayuda a Haití.

"Los Estados Unidos han hecho un buen trabajo", dijo, al tiempo que subrayó la labor de los canadienses, los brasileños y las agencias de la ONU y aseguró que "Francia tendrá su lugar junto a sus amigos".

publicidad

En referencia a los $14,000 millones que, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) costará la reconstrucción, dijo que "no hay que condenar a Haití a la asistencia", ya que ello, en su opinión, puede debilitar a la iniciativa privada.

"La mejor ayuda es la que permite realizar inversiones", apostilló Sarkozy, quien viajó a Haití acompañado por el ministro de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, el de Cooperación, Alain Joyandet y la titular de Ultramar, Marie Luce Penchard.

Preval se mostró agradecido

El presidente haitiano expresó su reconocimiento a Francia.

"Usted vino, escuchó y vio" la situación, dijo el mandatario, quien mostró su admiración por el trabajo de los socorristas franceses y coincidió con Sarkozy en que "no es el momento de reconstruir, sino de construir", al tiempo que abogó por un plan de "refundación".

Preval, quien reiteró la dificultad de celebrar elecciones por falta de "condiciones materiales y humanas", explicó que es necesario construir el Estado, organizar sus instituciones, los poderes locales y "edificar un nuevo país para el bienestar de los haitianos", lo que incluye una "nueva ciudadanía".

Para Sarkozy también es muy importante lograr avances en el desarrollo democrático del país caribeño, cuya historia, dijo, está marcada por numerosas constituciones, varios jefes de Estado asesinados y una "abominable dictadura".

publicidad

Sin embargo, en este momento es difícil pensar en la celebración de las elecciones legislativas previstas para este mes, algo que, no obstante, corresponde decidir a los haitianos, afirmó.

El presidente, quien sobrevoló en helicóptero la devastada ciudad, expresó el impacto que le ha causado la catástrofe. "La realidad es peor aún de lo que yo imaginaba", confesó.

La visita de Sarkozy, de algo más de tres horas, incluyó también un acto en la embajada de Francia, donde el mandatario abogó por una reconstrucción que beneficie a todo el pueblo, "no solamente a una pequeña parte de la población que ya acumula las riquezas, no solamente a la república de Puerto Príncipe contra el país del interior", dijo.

'Les toca a los haitianos'

En la embajada de Francia en Puerto Príncipe, parcialmente dañada por el temblor, el mandatario se dirigió a los equipos de socorristas franceses que ayudan a la población damnificada.

"Les toca primero a los haitianos y sólo a ellos definir un verdadero proyecto nacional y luego conducirlo, porque se trata de su país y de su futuro", les dijo Sarkozy.

"Vine a decirle al pueblo haitiano y a sus dirigentes que Francia, que fue la primera en el terreno tras la catástrofe, permanecerá sólidamente a su lado para ayudarlo a ponerse de pie y a abrir una nueva página feliz de su historia", declaró.

publicidad

"Francia estará a la altura de sus responsabilidades, de su historia compartida y de su amistad con Haití", agregó, mencionando "una rica pero también dolorosa historia común", en alusión a la colonización del país caribeño por parte de Francia hasta 1804.

"No escondamos la cabeza debajo del ala. Nuestra presencia aquí no dejó sólo buenos recuerdos. Las heridas de la colonización y, quizás peor aún, las condiciones de la separación dejaron huellas que siguen siendo vivas en la memoria de los haitianos", lanzó el jefe de Estado.

Según Radio Metropole, la visita de Sarkozy permitirá demostrar que Francia se está movilizando para apoyar los haitianos en su reconstrucción y "liquidar las cuentas del pasado histórico" de la antigua colonia francesa.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad