publicidad

Fondos de reconstruccion Peru

Fondos de reconstruccion Peru

A 11 días del devastador sismo en el sur del país, lento es el restablecimiento de la normalidad en las zonas afectadas.

Sigue el drama

LIMA - El restablecimiento de la normalidad en las zonas afectadas por el devastador terremoto en el sur del Perú, que causó más de 500 muertos y únos 180 mil heridos, es lento, mientras el gobierno traza planes y prevé en la semana echar a andar un fondo de reconstrucción.

La tragedia de Perú

A 11 días de la tragedia, miles de personas viven albergadas en carpas por la destrucción de sus viviendas, sometidas al frío nocturno y a la carencia de los servicios básicos, aunque las autoridades se han preocupado de proporcionar alimentos y baños químicos. En algunos lugares se levantaron carpas y funcionan ollas comunes.

En Pisco, el alcalde Juan Mendoza informó que el 50 por ciento del alumbrado público está ya restablecido, lo que ha reforzado las medidas de seguridad para evitar la repetición de los saqueos de los primeros días tras el terremoto del 15 de agosto. El jefe edilicio dijo que en su ciudad el 20 por ciento del comercio de abasto está también funcionando.

Pero otro fenómeno natural afecta a esa zona por la tormenta de arena que ha provocado el fuerte ventarrón conocido como "paracas" por el centro turístico Paracas situado en la región. Las fuertes ráfagas han obligado a la población a usar mascarillas y el sábado afectaron la visita del presidente boliviano Evo Morales.

publicidad

Los escombros de las construcciones generalmente construidas de adobe, han favorecido la nube de polvo. Las autoridades estiman que en Pisco y las otras zonas focos del epicentro de 7,9 grados deberán removerse unas 120 mil toneladas de escombros.

El gobierno del presidente Alan García ya ha anunciado algunas medidas para la reconstrucción, como sus planes para remozar Pisco y dotarla de autopista, aeropuerto y viviendas. A la espera que probablemente el martes el Congreso apruebe su proyecto que crea el fondo de reconstrucción, García ya anunció esas obras.

Fondo de reconstrucción

El fondo de reconstrucción será manejado por una comisión encabezada por un conocido empresario designado por García. Según el ministro de Economía Luis Carranza el fondo cuenta ya con $60 millones, pero el mismo gobierno estima que se requieren de unos $220 millones y la Cámara de Comercio de Lima los calculó en $450 millones.

Los aportes en dinero de gobiernos y organismos internacionales alcanzan a los $38 millones.

El gobierno ha precisado que emprenderá la reconstrucción con los recursos propios generados por el crecimiento que experimenta el país, que según el titular de Economía y Finanzas aumentará este año su Producto Interno Bruto (PIB) en 7,2 por ciento.

En Pisco los planes contemplan la reconstrucción en un espacio de 494 acres de esa ciudad de 130 mil habitantes que resultó casi totalmente destruida.

publicidad

El presidente venezolano Hugo Chávez ofreció a su colega peruano el envío de 200 casas prefabricadas.

Iniciativas públicas

Entre las iniciativas que el gobierno ha lanzado figura la contratación de ocho mil personas por uno o dos meses para colaborar con la reconstrucción y la entrega de créditos por alrededor de $8,000 a unos 2 mil 500 pescadores artesanales.

Pese a que García y sus ministros estuvieron desde el primer día en la zona destruida dirigiendo las tareas de rescate y ayuda, en los últimos días han aumentado las críticas por la supuesta ineficiencia gubernamental.

García, que ha respondido con sorna algunos de los comentarios, rechazó esas críticas y respaldó a sus ministros. Y se justificó, ante la descalificación que hizo de rescatistas españoles, que "cuando uno está trabajando tiene el derecho al mal humor".

Limitaciones del gobierno

El terremoto del 15 de agosto en Perú desnudó las limitaciones del Estado para auxiliar a la población en una situación de emergencia, en un país cuya economía es una de las más estables de América del Sur, estimaron analistas.

La lentitud con la que el gobierno de Alan García reaccionó ante el colapso de las telecomunicaciones, la carencia de un plan alternativo en casos de urgencia y los problemas para distribuir la ayuda humanitaria, se convirtieron en una crítica común.

publicidad

La desorganización estatal en los primeros momentos del sismo llamó la atención porque la zona del desastre se localiza entre 180 y 300 km al sur de Lima, con acceso por aire, mar e incluso tierra, pese a que la carretera quedó dañada pero no bloqueada.

"El desastre reforzó la percepción de que el Estado peruano es ineficaz al grado de ser un obstáculo serísimo en cualquier emergencia. Sobre todo por el freno que significan los sistemas de control del gasto y sus implicancias judiciales", señaló el columnista Mirko Lauer en el diario La República (centroizquierda).

"La pobre operatividad del Estado puede ser resuelta en el corto o mediano plazo mediante reformas, realizadas desde el Estado mismo", añadió Lauer, que reclamó una reforma.

Lecciones del sismo

"La principal lección del sismo es que lo que ha colapsado en el Perú desde hace años es el Estado", indicó el columnista liberal Juan Carlos Tafur, en el diario Expreso.

"Millones de dólares a disposición, cada vez mejor infraestructura, tecnología de punta en casi todos los sectores productivos. Y nada de eso ha servido un ápice para una operación de distribución de ayuda rápida a una población ubicada, para colmo, al alcance de la civilización urbana de Lima", denunció Tafur.

La percepción popular es que el sismo impactará negativamente en la economía porque asocia desastre con retroceso, pero las estimaciones de crecimiento del gobierno se mantienen por encima del 7 por ciento del PIB para 2007.

publicidad

El impacto en la economía hará recular las previsiones anuales del PIB de 7,5 por ciento a 7,2 por ciento, según analistas. Y el gobierno desembolsará al menos 220 millones de dólares en gastos de reconstrucción de la zona afectada del centro sur de Perú, según el ministro de Economía Luis Carranza.

"Hay que declarar en emergencia el Estado. Crear un comité de reconstrucción. Destinar todos los recursos necesarios para reformarlo radical y rápidamente. Es el principal enemigo de la defensa civil", subrayó Tafur.

García minimiza críticas

El presidente Alan García defendió el fin de semana la respuesta del Estado minimizando las críticas con un optimismo al tope, indicando que la población ya recibía la ayuda en Pisco, devastada en un 80 por ciento por el sismo de 7.7 grados Richter.

La respuesta de las autoridades ha sido instar a las empresas privadas a colaborar en las tareas de ayuda humanitaria y en destacar la solidaridad de la sociedad civil que se movilizó masivamente, como nunca en su reciente historia.

El Grupo económico-financiero español BBVA, con inversiones en Perú, señaló en un reporte difundido en Nueva York, citado por la agencia estatal Andina, que la solidez financiera del país le permitirá aumentar su gasto público y conseguir un financiamiento en términos favorables para la reconstrucción de las ciudades destruidas por el sismo.

publicidad

La economía peruana registra desde hace cinco años tasas de crecimiento por encima del 5 por ciento y 7 por ciento, en un país marcado por fuertes desigualdades sociales con un nivel de pobreza cercano al 50 por ciento.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad