publicidad
.

Fidel comparó a Gustav con bom logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bf...

Fidel comparó a Gustav con bom

Fidel comparó a Gustav con bom

Fidel Castro afirma en un artículo que los efectos dejados de Gustav son comparables a la bomba atómica.

Una nueva batalla

LA HABANA - El ex presidente cubano Fidel Castro afirma en un artículo difundido que los efectos dejados por el huracán Gustav a su paso, el sábado, por la Isla de la Juventud son comparables a los de la bomba atómica lanzada en 1945 sobre la ciudad japonesa de Hiroshima."Con toda franqueza me atrevo a decir que las fotos y vistas fílmicas (...) me recordaban la desolación que vi cuando visité Hiroshima, que fue víctima del ataque con la primera bomba atómica en agosto de 1945", dice Castro en un artículo titulado "un golpe nuclear", publicado en los medios oficiales.

El Gustav azotó el pasado sábado las provincias del occidente de Cuba, especialmente la Isla de la Juventud y Pinar del Río, con fuerza de huracán de categoría cuatro y rachas de viento máximas de 211 millas por hora.

De acuerdo a cálculos preliminares, hay alrededor de 100 mil viviendas dañadas, miles de hectáreas de cultivos destrozadas y millares de toneladas de alimentos de reserva perdidos, así como importantes daños en las redes eléctrica y telefónica.

El ex presidente, de 82 años, afirma que "ahora la batalla es alimentar a las víctimas del huracán" y que Cuba necesita "no menos de 1.5 millones" de viviendas preparadas para soportar ciclones para 3.5 millones de familias.

"Los bienes no salen de la nada"

publicidad

"Tal esfuerzo debe salir del trabajo del pueblo. Nadie lo puede hacer por nosotros", señala Fidel Castro, convaleciente de una grave enfermedad intestinal desde julio de 2006 que le obligó a abandonar el poder en febrero pasado.

Castro dice que "los bienes no salen de la nada", que "compartir implica sacrificios" y pide que los cubanos no se den "el lujo de olvidarlo dentro de unos días".

"El hecho adverso debe servir para trabajar con más eficiencia cada día y el empleo justo y racional de cada gramo de material. Tenemos que luchar contra nuestras superficialidades y egoísmos", señala.

"Cien millones de dólares -continúa- significan sólo nueve dólares por habitante, y necesitamos mucho más. Necesitamos 30 veces, 40 veces esa cifra sólo para paliar nuestras necesidades más elementales".

Milagro revolucionario

El ex presidente se refiere también al rescate, el lunes, de cinco pescadores que se encontraban desaparecidos desde el viernes.

"Supe sobre la incomunicación con el langostero el mismo sábado, casi a medianoche. Raúl me había dado noticias de lo que sucedía (...). Tan pronto amainó el tiempo comenzó la búsqueda, que llegó a reunir 36 embarcaciones, tres helicópteros y dos aviones durante casi dos días", dice.

"El milagro revolucionario se produjo, y los pescadores fueron rescatados", añade y afirma: "No nos dejemos arrastrar por las ilusiones".

publicidad

Castro señala que el huracán "deja cien mil viviendas golpeadas en mayor o menor grado y pérdida casi total de artículos necesarios después de la tragedia".

El ex presidente también se refiere a la campaña presidencial en Estados Unidos y afirma que el presidente, George W. Bush, y el vicepresidente, Dick Cheney, "han sido casi marginados de la campaña republicana por guerreristas e indeseables".

Afirma que "el imperialismo desarrollado terminará matando a todos los que intenten penetrar sin permiso dentro de su territorio para convertirse en esclavos asalariados y consumir algo" y que Cuba continuará "desarrollando la solidaridad", el "mayor recurso dentro y fuera de la patria".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
publicidad