publicidad
El líder cubano, Fidel Castro aceptó errores en su "revolución".

Fidel Castro admite errores de su revolución, menos la traición

Fidel Castro admite errores de su revolución, menos la traición

Fidel Castro admite errores de su revolución, menos la traición

El líder cubano, Fidel Castro aceptó errores en su "revolución".
El líder cubano, Fidel Castro aceptó errores en su "revolución".

"Sigue de pie"

LA HABANA, Cuba -  El líder cubano Fidel Castro, que gobernó Cuba durante 48 años, admitió este jueves que la Revolución cometió errores, pero nunca traición, y destacó que "sigue en pie" pese la política de agresión de Estados Unidos.

"Los revolucionarios cubanos hemos cometido errores, y los seguiremos cometiendo, pero jamás cometeremos el error de ser traidores", dijo Castro, de 84 años, lo últimos cuatro alejado del poder por una crisis de salud, pero aún con una fuerte influencia en la isla.

"Nunca hemos escogido la ilegalidad, la mentira, la demagogia, el engaño al pueblo, la simulación, la hipocresía, el oportunismo, el soborno, la ausencia total de ética, los abusos de poder, incluso el crimen y las torturas repugnantes", aseguró.

publicidad

En un artículo publicado en la prensa local sobre la crisis alimentaria mundial, añadió que "quizás el principal error de idealismo cometido, fue pensar que en el mundo había una determinada cantidad de justicia y respeto al derecho de los pueblos cuando, ciertamente, no existía en absoluto".

"Revolución se mantiene en pie"

Tras recordar la crisis de los misiles (1962) y la invasión de la Bahía de Cochinos (1961), el líder comunista señala que la Revolución "se mantiene en pie" pese a la política mantenida en medio siglo por 11 presidentes en la Casa Blanca.

"Desapareció la URSS (Unión Soviética), y la Revolución siguió adelante. No se llevó a cabo con permiso de Estados Unidos, sino sometida a un bloqueo cruel y despiadado", subrayó.

Sin referirse explícitamente a la reciente decisión del presidente Barack Obama de flexibilizar viajes con fines académicos y el envío de remesas de estadounidenses hacia la isla, Castro criticó que sigue vigente la prohibición de los norteamericanos a visitar Cuba.

Tras admitir "errores" del modelo cubano, el presidente Raúl Castro, que sustituyó a su hermano Fidel, lleva a cabo una reforma económica que considera urgente para evitar que el modelo socialista vaya "al precipicio".

Crisis alimentaria

publicidad

Sobre la crisis alimentaria, el ex lpresidente cubano llamó a tomar conciencia sobre la insostenible cultura del consumo y demandó dejar de producir granos como biocombustible y usarlos para alimentar a las personas.

"En este momento la humanidad está enfrentando problemas serios y sin precedentes", expresó el ex gobernante en una de sus habituales columnas de opinión publicada el jueves por la prensa local.

"Lo peor es que en gran parte las soluciones dependerán de los países más ricos y desarrollados, quienes llegarán a una situación que realmente no están en condiciones de enfrentar sin que se les derrumbe el mundo que han estado tratando de moldear en favor de sus intereses egoístas, y que inevitablemente conduce al desastre", agregó .

Castro indicó que la crisis de alimentos en el mundo pone al borde de la catástrofe la sostenibilidad de la vida. Dijo que la situación obedece a un patrón de consumo insostenible por parte de los países ricos que pagan combustibles para sus carros generados a partir de los alimentos como la caña de azúcar, la soya o el maíz producidos por las naciones pobres.

"Más de 80 países, todos ellos del Tercer Mundo, ya de por sí con dificultades reales, están amenazados con verdaderas hambrunas", señaló.

Para el ex mandatario, "si los millones de toneladas de soya y maíz que se invertirán en biocombustibles se destinan a la producción de alimentos, la elevación inusitada de los precios se pararía... Se ha perdido demasiado tiempo. Es hora ya de hacer algo", expresó.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad