publicidad

FARC negocia con Cruz Roja

FARC negocia con Cruz Roja

La Cruz Roja Internacional informó que recibió un pedido de las FARC para que recupere los cadáveres de 11 ex diputados.

Garantías de seguridad

BOGOTÁ- El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) informó que recibió un pedido de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia ( FARC) para que recupere los cadáveres de 11 ex diputados regionales que murieron en medio de un cautiverio de cinco años en manos de la guerrilla.

El vocero del CICR en Colombia, Yves Heller, indicó que recibieron "luz verde de las FARC y el gobierno colombiano para usar nuestros buenos oficios y servicios para recuperar los cuerpos de los diputados del Valle del Cauca".

"Nos es de suma importancia para poder realizar esta misión tener la capacidad de mantener la confidencialidad en el diálogo con las FARC y también con el gobierno y obtener todas las garantías de seguridad de todas las partes implicadas para poder viajar al área a recuperar los cuerpos", añadió.

Fabiola Perdomo, viuda del ex diputado Juan Carlos Narváez, uno de los rehenes muertos en cautiverio, expresó su deseo de que "las FARC no se vayan a demorar" en el trámite que conduzca a la recuperación de los restos.

Familias desesperadas

Pidió que "los organismos del estado no vayan a colocar obstáculos, sino que generen las condiciones para que los cuerpos se puedan recuperar lo más pronto posible".

"Estamos desesperados, ya llevamos una semana en esta incertidumbre", añadió.

publicidad

Las FARC informaron el 28 de junio de la muerte de los 11 ex diputados en medio de "fuego cruzado" con un grupo militar no identificado. Los secuestrados fallecieron10 días antes, según ese reporte rebelde.

El gobierno rechazó la versión y sostuvo que los políticos fueron "asesinados vilmente" por sus captores.

Secuestro masivo

Las FARC realizaron en abril del 2002 un operativo con hombres disfrazados de militares que llegaron hasta la Asamblea Departamental del Valle del Cauca, en Cali, en donde simularon la evacuación del edificio por una alarma de bomba y aprovecharon para hacer rehenes a 12 diputados, de los que uno sobrevive.

Sus muertes desataron repudio entre la población que el jueves se volcó a las calles para rechazar este crimen. La mayoría exigía al presidente Alvaro Uribe que acepte negociar un acuerdo humanitario con las FARC que permita que cerca de medio centenar de secuestrados más recuperen su libertad.

Entre los rehenes que las FARC catalogan como "canjeables" permanecen la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, su compañera de fórmula Clara Rojas -que procreó un hijo con un rebelde en los cinco años que llevan de cautiverio-, tres estadounidenses contratistas del departamento de Defensa de su país y docenas de uniformados.

El presidente rechaza la condición de la guerrilla de negociar dicho acuerdo en una zona desmilizarizada que abarcaría unos 800 kilómetros cuadrados en el suroeste del país.

publicidad

Las FARC son la más poderosa guerrilla izquierdista que desde hace  43 años lucha para tomarse el poder en Colombia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad