publicidad

"FARC debe asumir cambio histó

"FARC debe asumir cambio histó

La familia de Pedro Antonio Marín, alias "Manuel Marulanda", "está pidiendo su cadáver", según el general Freddy Padilla.

La vuelta al mundo

BOGOTÁ, Colombia - La familia de Pedro Antonio Marín, alias "Manuel Marulanda" o "Tirofijo", el fundador de las FARC, "está pidiendo su cadáver", según el comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Freddy Padilla de León.

"No sabemos en qué sitio quedó (su cadáver). Lo que sí sabemos es que la familia está suplicando para que se lo entreguen", dijo el alto oficial en una entrevista publicada por el diario bogotano El Tiempo.

Mientras tanto la prensa colombiana afirma en sus planas que esta muerte genera un cambio histórico que sus dirigentes deben asumir para bien del país.

Para el matutino El Tiempo, los hechos ocurridos en marzo de este año, en el que las FARC perdieron a tres de sus siete máximos dirigentes, marca el fin de una era en el movimiento guerrillero más antiguo del país.

"Si la muerte de los dos últimos (Raúl Reyes e Iván Ríos) representó golpes sin antecedentes para esa guerrilla, la salida del escenario de `Tirofijo´ marca con certeza el fin de toda una época. Y abre no pocas incertidumbres sobre el futuro de este movimiento", señaló.Agregó que la muerte de Marulanda, cuyo nombre real era Pedro Antonio Marín, llegó en un momento muy crítico para las FARC "asediadas por problemas internos de insospechado calibre y una ofensiva militar de una envergadura y efectividad que nunca habían enfrentado".

publicidad

Según el diario, que se haya nombrado a Alfonso Cano como nuevo líder"difícilmente puede ocultar la encrucijada en la que quedan las FARC, puestas por primera vez de rodillas por la ofensiva oficial y por pérdidas irreparables de su dirección histórica".

Grupo "narcotizado y criminal"

Dentro de ese nuevo momento que deja la muerte de "Tirofijo", la historia muestra que las FARC no son "un movimiento rebelde en armas contra un opresor odiado, sino un grupo campesino profundamente narcotizado y criminal".

"De allí las cuestiones de fondo que plantea la muerte del jefe. ¿Acerca el deceso del líder el fin de las FARC o del conflicto armado? Difícil decirlo. Sin duda, hará aún más severa la desmoralización de esa guerrilla", aseguró el matutino.

Agregó que la muerte de Marulanda hace pensar que el movimiento puede "disgregarse entre partidarios, al menos de palabra, de la ortodoxia armada, y frentes o grupos dedicados puramente al narcotráfico, el bandidismo y el terror contra la población civil".

El influyente matutino dudó que la nueva dirigencia quiera hacer un cambio radical y cambie la tozuda postura de no negociar o la de mantener secuestrados para canjearlos por guerrilleros presos.

"Con la muerte de `Tirofijo´´llega a su término toda una era de la lucha armada marxista en el país. Y la vida de un hombre que será recordado por la inmensa mayoría de los colombianos menos como el Che Guevara que como un caudillo dogmático y sanguinario", aseveró.

publicidad

Cano, una esperanza

El diario El Espectador, señaló, en tanto, que la herencia de Marulanda muestra que las FARC se encuentran a sí mismas convertidas en un ejército que trafica con drogas, viola sistemáticamente los derechos humanos y es uno de los principales enemigos del país.

"Frustrantes, entonces, debieron de ser los últimos instantes de la vida de Tirofijo. La lucha social que en algún momento le sirvió de inspiración a una generación entera de colombianos degeneró en un completo ejército al servicio del dinero y la ambición", afirmó.

Indicó que esta muerte afecta la cohesión del grupo guerrillero, "tanto más cuando coincide con la caída de dos miembros más del Secretariado —Raúl Reyes, en una operación militar, e Iván Ríos, asesinado a sangre fría por un converso dentro de sus filas—".

Esta circunstancia hace prever que se augura "un profundo replanteamiento interno que los pueda sacar de la lógica de la guerra".

El diario dijo que la llegada de Alfonso Cano, que muchos consideran como el más político de las FARC, ha generado una nueva esperanza entre los familiares de secuestrados y para quienes anhelan una salida negociada al conflicto, que puede resultar ingenua.

"Pero la fuerza de los hechos indica que sólo si dan (las FARC) ese giro tendrán la oportunidad de llegar a un final menos frustrante que el de su jefe máximo. Con los golpes que están recibiendo deben estar pensándolo. Y si no, deberían comenzar a hacerlo", aseguró.

publicidad

Piden "solución negociada"

Por su parte, el editorial del diario El Colombiano señaló que marzo de 2008 pasará a la historia del país por la muerte, en un operativo militar de gran alcance, de "Raúl Reyes", y por el fallecimiento de Pedro Antonio Marín.

"Todo lo anterior lleva, sin lugar a dudas, al resquebrajamiento real de las FARC: han perdido el mando unificado, no tienen control de sus hombres, están incomunicados entre ellos, y claramente, muy desmoralizados", dijo.

Agregó que las FARC se "encaminan a un aislamiento militar, ideológico y político" y responsabilizó a Marulanda de desaprovechar "los momentos de generosidad que le ofrecieron diversos gobiernos para llegar a una solución negociada".

Sin embargo, alentó las esperanzas que con Cano al frente de los rebeldes "quizá sea el momento para que los colombianos concretemos nuestros anhelos de paz".

"Vivimos un momento de quiebre en nuestro doloroso conflicto. Está en juego la talla de Cano como ideólogo en su aparente búsqueda de justicia social, y la grandeza del Estado para acoger a quien en él crea", concluyó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad