publicidad

Familiares inauguraron en Malvinas cenotafio a soldados argentinos caídos

Familiares inauguraron en Malvinas cenotafio a soldados argentinos caídos

Familiares de soldados argentinos caídos en la guerra por las islas Malvinas, inauguraron un cenotafio.

'Heridas del pasado'

BUENOS AIRES - Unos 170 familiares de soldados argentinos caídos en la guerra con Gran Bretaña por las islas Malvinas en 1982, que viajaron especialmente al archipiélago, dejaron inaugurado este sábado un cenotafio en el cementerio donde están sus deudos.

Recibe noticias de Argentina en tu móvil

La inauguración consistió en una ceremonia religiosa oficiada por un sacerdote católico a mediodía de una jornada de intenso frío y fuertes vientos.

Muchos de los participantes depositaron rosarios, flores y fotos de sus seres queridos a modo de ofrenda en una urna empotrada frente a una gran cruz que preside el lugar.

Los visitantes buscaron también las tumbas de sus familiares y rindieron silenciosos homenajes individuales, cargados de emoción.

El presidente de la Comisión de Familiares, Héctor Cisneros, expresó su gratitud a los gobiernos argentino y británico "por permitir este homenaje y también a los isleños que hicieron de lado las heridas del pasado".

El monumento fue emplazado en el cementerio de Darwin, en el centro de la isla Soledad, la más oriental de las dos principales de este archipiélago del Atlántico sur, y en cuyo extremo este está la capital, Puerto Argentino, denominada Port Stanley por los británicos, distante unas 40 millas.

Allí están las tumbas de unos 230 combatientes argentinos, de los 649 que perdieron la vida en el conflicto, junto con 255 británicos.

publicidad

Los familiares llegaron en un vuelo regular de la empresa chilena LAN, que viaja a las islas una vez por semana.

Enclaves coloniales

La comitiva subió al avión en la ciudad de Río Gallegos, provincia argentina de Santa Cruz (sur), donde fue despedida por la presidenta de Argentina, Cristina Kirchner, quien reiteró en la oportunidad su reclamo de soberanía sobre las islas.

"Los muertos de ustedes son también nuestros muertos", afirmó Fernández en un breve discurso ante los padres, esposas, hermanos e hijos de las víctimas de una guerra que fue impulsada por la última dictadura militar (1976-1983).

En un tono más político, la presidenta aseguró que "algún día deberán comprender que no pueden subsistir enclaves coloniales en pleno siglo XXI".

El 2 de abril de 1982, el dictador Leopoldo Fortunato Galtieri ordenó el desembarco de tropas en unas islas ubicadas a 700 kilómetros al este de la costa del extremo sur de Argentina, y cuya soberanía el país le disputaba a Reino Unido desde el siglo XIX.

Fueron 74 días de guerra declarada y 45 de combate durante los cuales la euforia inicial fue dando paso a la derrota que Argentina reconoció el 15 de junio, luego de haber perdido a 649 hombres, contra los 255 caídos del lado británico.

Un segundo contingente viajará el sábado próximo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad