publicidad

Exmilitar argentino reveló lugares donde enterraron a víctimas de la dictadura

Exmilitar argentino reveló lugares donde enterraron a víctimas de la dictadura

El exteniente Ernesto Barreiro indicó los lugares donde habrían enterrado a víctimas de la última dictadura.

Justo en el Día Universal de los Derechos Humanos, un grupo de imputados por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura en Argentina (1976-1983) decidió romper el pacto de silencio. Revelando así  la supuesta localización de fosas con restos de desaparecidos y la presunta identidad de las víctimas enterradas allí en forma clandestina.

"Cuatro exmiembros del Ejército expresaron voluntariamente su intención de aportar datos que permitan la ubicación de algunos de los restos de personas", dijo a la prensa el miércoles el presidente del tribunal, Jaime Díaz Gavier.

Uno de ellos es el exteniente Ernesto Barreiro, que desde hace dos años es enjuiciado junto a otro medio centenar de exmilitares y policías acusados de represores, reveló a los jueces que las fosas se encuentran en terrenos que pertenecen al predio de la guarnición militar Tercer Cuerpo de Ejército y a la actual villa Ciudad América, ambos a las afueras de Córdoba.

"Nunca ha ocurrido que imputados en esta causa expresen su voluntad de colaborar esclareciendo estos hechos, lo cual implicaría toda una posición muy distinta a la que históricamente han venido manteniendo hasta ahora", destacó el magistrado.

Los magistrados tomaron nota de lo dicho por el acusado y dispusieron la realización de una inspección ocular en la zona para confirmar o descartar la presunta revelación del exuniformado, que se desempeñó como jefe de interrogatorios en el campo de concentración y exterminio 'La Perla'.

publicidad

A 'La Perla', que funcionaba en el interior del Tercer Cuerpo de Ejército, se calcula que fueron a parar alrededor de dos millares de guerrilleros y militantes políticos de Córdoba, según revela el portal de El Mundo.

Esa ciudad fue el epicentro en los años 70 de sindicatos y agrupaciones estudiantiles y sociales de izquierdas.

Barreiro, actualmente de 67 años, siempre se declaró de ideas políticas peronistas. Incluso en 1989 participó en los festejos de la asunción del presidente Carlos Menem (1989-1999).

Detalles de las más crueles dictaduras de América Latina /Univision

Se le acusa de unos 518 delitos contra la Humanidad. En una entrevista que concedió hace un año a El Mundo, dijo: "Hice lo que tenía que hacer, no estoy arrepentido. Pero hoy no volvería a hacerlo".

"Uno salía de casa cada día esperando que la guerrilla lo matara. Yo tuve que pelear. Y lo hice convencido, para impedir que Argentina se convirtiera en otra Cuba", señaló en esa ocasión.

Argentina es el único país de Latinoamérica que enjuicia a todos sus dictadores y represores acusados de graves crímenes, a diferencia de los otros países de la región donde rigen leyes de amnistía total o parcial.

Sobre estas declaraciones el presidente del tribunal, Jaime Díaz Gavier, indicó: "Nunca ha ocurrido que imputados en esta causa expresen su voluntad de colaborar esclareciendo estos hechos, lo cual implicaría toda una posición muy distinta a la que históricamente han venido manteniendo hasta ahora".

publicidad

La presidenta Cristina Fernández resaltó este miércoles durante un acto que las revelaciones de Barreiro son "un logro de la sociedad argentina" y lo atribuyó a la "perseverancia de los organismos de derechos humanos".

Según la mandataria, los lugares señalados por Barreiro serán inspeccionados por el Equipo Argentino de Antropólogos Forenses (EAAF), que "es ejemplo en el mundo" y actualmente colabora en México para identificar a los cadáveres de los 43 estudiantes desaparecidos.

Organismos de derechos humanos denunciaron que 30.000 disidentes fueron asesinados durante la dictadura. El Estado argentino reconoce hasta el momento la mitad de esa cifra.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad