publicidad

Exilio cubano culpa al gobierno de Castro por la muerte de Orlando Zapata

Exilio cubano culpa al gobierno de Castro por la muerte de Orlando Zapata

Exiliados cubanos lamentaron fallecimiento de disidente y culparon al por su muerte al régimen castrista.

Responsables directos

MIAMI - Organizaciones del exilio cubano en Miami lamentaron el fallecimiento del prisionero político Orlando Zapata Tamayo, quien estuvo en huelga de hambre 85 días en Cuba, y responsabilizaron por su muerte al régimen castrista.

"Los dos dictadores cubanos, Fidel y Raúl Castro, son directamente responsables de la muerte de este hombre porque en prisión le fue extendida su sentencia hasta 36 años, sin que cometiera ningún acto que lo justificara", dijo Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia.

El activista cubano expresó que Zapata Tamayo solo exigió que le respetaran sus derechos humanos y cambios políticos en la isla.

"Es un golpe muy grande para la oposición cívica cubana, se ha dejado morir a un hombre que reclamaba que le respetaran sus derechos. Pero (su muerte) es un compromiso para redoblar los esfuerzos hasta que termine el régimen criminal que hay en nuestro país y que ha causado tantas muertes", manifestó Sánchez.

"Hecho lamentable"

La Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) calificó la muerte del disidente como un "hecho lamentable" y enfatizó que "la responsabilidad total cae en el Gobierno de Raúl y Fidel Castro porque son ellos los que determinan la vida y la muerte de los presos políticos".

Omar López Montenegro, director de derechos humanos de la FNCA, dijo que es una "vergüenza" que en el siglo XXI se permita que un Gobierno deje morir a un ser humano en esas condiciones sin que haya consecuencias por ese proceder.

publicidad

"Creo que esto debe ser muy significativo sobre todo para la Unión Europea en momentos en que se está revisando la posición común hacia Cuba, las cosas no han mejorado, han empeorado", comentó el activista.

Bajo reglas de la ONU

Montenegro recordó que Zapata Tamayo estaba exigiendo que se cumplieran en su caso las reglas mínimas de tratamiento a los reclusos aprobadas por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

"Cómo se puede esperar que el Gobierno cubano respete un tratado internacional, cuando ni siquiera es capaz de respetar la vida de un ser humano y aplicar una norma aceptada y reconocida internacionalmente", manifestó López.

Por su parte, el Consejo por la Libertad de Cuba (CLC) condenó al régimen castrista por lo que calificó de "asesinato" la muerte de Zapata Tamayo.

"La negativa del régimen castrista de acceder a sus exigencias de respeto a sus derechos, la falta de asistencia médica y el desprecio por la vida humana constituyen un crimen más en el abultado expediente del régimen de los hermanos Castro", afirmó el CLC en un comunicado.

Critica a Cumbre de Río

El grupo de exiliados cubanos consideró bochornoso que presidentes electos escojan reunirse con Raúl Castro, hablar de cooperación mutua y restablecer la red hotelera cubana, "cuando un humilde obrero, prisionero de conciencia, muere en huelga de hambre".

publicidad

El CLC también responsabilizó al régimen cubano y todos aquellos que "con su complicidad facilitan que esta dictadura siga perpetuándose, a pesar de 51 años de abuso al pueblo cubano".

Por su lado, el Directorio Democrático Cubano (DDC) condenó el fallecimiento y dijo que Zapata Tamayo murió hoy "asesinado por el régimen castrista que se negó a garantizarle sus derechos básicos".

Reina Tamayo Danger, madre del preso político, dijo al DDC que "ya asesinaron a Orlando Zapata Tamayo, ya acabaron con él. La muerte de mi hijo ha sido un asesinato premeditado".

Prisionero de conciencia

Zapata Tamayo, prisionero de conciencia reconocido por Amnistía Internacional, permanecía "injustamente encarcelado desde el 20 de marzo de 2003".

"Los abusos cometidos contra Orlando Zapata Tamayo comprueban que la tortura y el terror contra el pueblo son políticas de estado bajo el régimen castrista. Esta muerte es una prueba de la práctica del terrorismo de Estado", afirmó Janisset Rivero, secretaria nacional adjunta del DDC.

El grupo dijo, además, que este "crimen se suma a la larga lista de atrocidades cometidas por el régimen de los hermanos Castro, que incluyen miles de fusilamientos y un sinnúmero de casos de cubanos que han padecido injusta prisión".

"Cobardes carceleros"

publicidad

El congresista republicano de Florida Lincoln Diaz-Balart manifestó en un comunicado su pésame a la familia de Zapata Tamayo y atribuyó su muerte al régimen castrista.

"Su asesinato por el tirano Fidel Castro y sus cobardes carceleros, jamás será olvidado, ni prescribirá”, agregó.

"Su sacrificio no será en vano y será recordado con infinito honor por la República de Cuba, por los siglos de los siglos", dijo el legislador cubano-estadounidense.

Condenas en España

Varias organizaciones opositoras cubanas asentadas en España condenaron con rotundidad la muerte del compatriota y preso político Orlando Zapata Tamayo, que falleció el martes tras haber permanecido 85 días en huelga de hambre.

"Lamentamos muchísimo que haya fallecido", declaró Antonio Guedes, vicepresidente de la Unión Liberal Cubana (ULC).

"Se ha dejado morir a un hombre que estaba en huelga de hambre, reconocido por Amnistía Internacional como preso de conciencia. Es una muerte más en el haber del castrismo y la dictadura totalitaria de Cuba", subrayó.

Condenado por opositor

El albañil Zapata Tamayo, uno de los 75 disidentes condenados en la primavera de 2003 a penas de hasta 28 años de cárcel, falleció en un hospital de La Habana, adonde fue trasladado el martes desde un centro médico para reclusos de la capital cubana, a raíz del deterioro de su estado de salud, según fuentes opositoras.

publicidad

Es la primera vez que un opositor al régimen castrista muere durante una huelga de hambre desde que Pedro Luis Boitel, dirigente estudiantil que combatió a los Gobiernos de Fulgencio Batista y Fidel Castro, perdió la vida en una cárcel en 1972.

Con la huelga de hambre, Zapata reclamaba que se le tratara como "prisionero de conciencia".

Que revisen los tratados

Según Guedes, "la primera consecuencia lógica (de la muerte de Zapata) debería ser que haya un parón (congelamiento) en la revisión de la política de la Unión Europea (UE)".

La posición común de la Unión Europea hacia Cuba condiciona la política comunitaria hacia la isla desde 1996 y vincula las relaciones bilaterales a avances concretos sobre democracia y derechos humanos.

El cambio de esa política es uno de los objetivos que el Gobierno español se ha marcado durante su Presidencia de turno de la Unión Europea en el primer semestre de 2010, a fin de suavizar la relación de la UE con el régimen castrista.

Sin embargo, apuntó Guedes, "el Gobierno español y el Gobierno europeo tienen que ser mucho más enérgicos con el Gobierno cubano en este aspecto. No estamos hablando de romper ningún puente. Estamos hablando de que haya una mayor condena enérgica".

Europa indignada

El secretario general del Partido Popular Europeo (PPE), Antonio López-Istúriz, responsabilizó al régimen cubano de la muerte del disidente Orlando Zapata y llamó al Gobierno español a "replantearse" sus relaciones con La Habana.

publicidad

"Envío mis más profundas condolencias a la familia de Zapata y espero que lo ocurrido haga reflexionar de una vez por todas al régimen cubano", señaló López-Istúriz en un comunicado sobre el fallecimiento de Zapata Tamayo tras 85 días en huelga de hambre.

Para el líder del partido conservador, principal fuerza del Parlamento Europeo, "es urgente" que el gobierno de La Habana "empiece a respetar los derechos humanos de los cubanos y que como primer paso libere a los presos condenados durante la primavera de 2003, colectivo del que formaba parte Zapata".

Sin resultados concretos

Además, López-Istúriz aseguró que "el Gobierno español y presidente de turno de la Unión Europea debería replantearse sus relaciones con el régimen, al que viene respaldando en los últimos años sin lograr ningún resultado concreto en la mejora de las libertades y las condiciones de vida de los cubanos.

En su opinión, la muerte de Zapata Tamayo "demuestra el fracaso del Gobierno y del último encuentro sobre los derechos humanos mantenido con el régimen recientemente en Madrid".

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que hoy asiste en Ginebra a un Congreso contra la pena de muerte, "debería preocuparse también de esas condenas silenciosas que se producen cada día en Cuba y por tanto abandonar de una vez por todas la idea de modificar la Posición Común de la UE sobre Cuba durante este semestre", añadió.

publicidad

El Gobierno español defiende, según ha explicado en varias ocasiones, la conveniencia de normalizar las relaciones de la UE con Cuba y sustituir la actual Posición Común que las rige por un "acuerdo bilateral" en el que participen las autoridades de la isla.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad