publicidad

Ex rehenes regresaron a casa

Ex rehenes regresaron a casa

Los recién liberados de las FARC fueron sometidos en los últimos 10 días a pruebas médicas en un hospital de Texas.

Recibieron terapia en EU

WASHINGTON - Los tres ex rehenes estadounidenses que fueron rescatados el pasado 2 de julio de las FARC volvieron hoy a sus casas tras haberse sometido en los últimos diez días a todo tipo de pruebas médicas en un hospital de Texas.

Marc Gonsalves, Keith Stansell y Thomas Howes, que estuvieron secuestrados por la guerrilla colombiana durante cinco años y medio, abandonaron el Brooke Army Medical Center en San Antonio, Texas), para reunirse de nuevo con sus familias en sus casas de Florida.

En el hospital, los tres estadounidenses participaron en un programa voluntario para el proceso de reintegración en la sociedad, en el que recibieron consejos sobre cómo superar poco a poco todo lo que han vivido en las selvas colombianas.

"Vamos a ir a casa, descansaremos y nos retiraremos durante un mes y medio" de toda la atención mediática que ha causado su liberación, dijo Marc Gonsalves antes de subir junto a sus dos compañeros al avión que les llevaba a Florida.

Los tres contestaron con paciencia las preguntas de la prensa pero pidieron a los medios de comunicación privacidad una vez estén con sus familias en sus respectivas casas.

"Recordad que hoy volvemos a casa por primera vez. Hay familiares que nos están esperando", explicó Stansell. "Imaginaros cómo debe ser si no has visto a tu familia en cinco años y medio. Dejadnos volver a casa y ser de nuevo padres de familia", agregó.

publicidad

"Saldremos (a la luz pública) y hablaremos, pero ahora mismo, lo que queremos es descansar", añadió Gonsalves.

Los tres ex rehenes estadounidenses, que enseñaron sonriendo sus nuevos carnés de conducir del estado de Florida, pidieron además a los medios de comunicación que no se olviden de los secuestrados que aún permanecen en poder de las FARC.

"No olvidad a las personas que todavía están allí", señaló Stansell. "Son compañeros cautivos que todavía siguen ahí. Algunos desde hace 10 años (...) y sus familias no les han visto en 10 años", subrayó.

Los tres empleados de una empresa de seguridad contratada por el Pentágono fueron secuestrados el 13 de febrero de 2003 cuando la avioneta desde la que hacían vuelos de reconocimiento sufrió un desperfecto, perdió altura y fue alcanzada por disparos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Fueron rescatados el 2 de julio por el Ejército colombiano junto a otros doce secuestrados, entre ellos la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad