publicidad

Evo nombró cinco nuevos ministros

Evo nombró cinco nuevos ministros

Los nuevos miembros del gabinete presidencial en Bolivia tienen el reto de paliar la pobreza y resolver la crisis política.

El presidente Morales remodeló su Gobierno, donde cambió a cinco ministros, entre ellos el de Hidrocarburos, con el objetivo de garantizar la producción de alimentos en el país y acabar con la extrema pobreza en Bolivia, según explicó el mandatario.De este modo, al Gobierno de Bolivia se han incorporado tres caras nuevas: Saúl Ávalos al frente de Hidrocarburos y Energía; Carlos Romero como titular de Desarrollo Rural y Jorge Ramiro Tapia en el ministerio de Salud y Deporte.El mandatario indígena movió de cartera al hasta ahora ministro de Hidrocarburos, Carlos Villegas, para que se ocupe de Planificación del Desarrollo; y a la anterior titular de Desarrollo Rural, Susana Rivero, que se encargará de Producción y Microempresas.El principal mandato que Morales encomendó a su nuevo gabinete fue planificar una estrategia de medio a largo plazo para poner fin a las situaciones de extrema pobreza que existen en Bolivia y garantizar la alimentación de todos los ciudadanos.Resultados en 2 añosVillegas, como nuevo titular de Planificación del Desarrollo, explicó en declaraciones a los medios que el Gobierno "comprometerá a todas las instituciones del Estado" en la lucha contra la pobreza y confió en tener resultados "significativos" en menos de dos años.Anunció una propuesta de desarrollo productivo para garantizar alimentos en todos los departamentos del país y defendió una "visión integral" para combatir la extrema pobreza asegurando otros aspectos como la educación, la salud o la vivienda.En el mismo sentido, se manifestó el nuevo ministro de Salud, Jorge Ramiro Tapia, quien puso el objetivo en una Bolivia "sana y bien alimentada" desde el desafío de la producción.Buscarán convergenciaMorales decidió reajustar su Ejecutivo casi un mes después del referendo sobre mandatos del 10 de agosto, donde salió ratificado con un apoyo del 67.4 por ciento, y en un momento de especial tensión política en Bolivia por las crecientes protestas promovidas por sus opositores autonomistas en cinco regiones.Los opositores a Morales, además de exigir la devolución de una renta petrolera que se recortó a sus regiones, rechazan la nueva Constitución que impulsa el mandatario indígena y que está pendiente de ratificar en referendo.En este sentido, el nuevo ministro de Desarrollo Rural, Carlos Romero, confió en que la remodelación decretada contribuya a "la convergencia entre bolivianos", después de admitir el momento de polarización y conflictividad por el que atraviesa el país.Romero destacó la incorporación al Gabinete de dos constituyentes (él mismo y el nuevo titular de Hidrocarburos, Saúl Ávalos) como elemento para "coadyuvar" en la solución de la crisis política.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad