publicidad

EU anunció la suspensión de ayuda económica a Honduras

EU anunció la suspensión de ayuda económica a Honduras

El gobierno estadounidense suspenderá toda ayuda no humanitaria a Honduras en protesta por el golpe militar a Manuel Zelaya.

Triunfo de Zelaya

WASHINGTON, DC - El gobierno estadounidense suspenderá toda ayuda económica a Honduras en protesta por el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya, informaron funcionarios del Departamento de Estado el jueves.

La secretaria de Estado Hillary Clinton, quien se reunió con el presidente depuesto Manuel Zelaya, dijo reconocer "la necesidad de fuertes medidas" para superar la resistencia del régimen a los esfuerzos internacionales por restaurar el orden democrático, según su portavoz Ian Kelly.

Recibe noticias de Honduras en tu móvilEl Gobierno de Estados Unidos anunció hoy el fin de una "amplia gama" de ayudas a Honduras debido al golpe de Estado llevado a cabo en ese país y en vista de la resistencia del Gobierno de facto a aceptar el Acuerdo de San José.

"El Departamento de Estado anuncia el fin de una amplia gama de ayudas al Gobierno de Honduras como resultado del golpe de Estado que tuvo lugar el 28 de junio", anunció en un comunicado, coincidiendo con la reunión de la secretaria Hillary Clinton y el presidente depuesto, Manuel Zelaya.

Clinton recibió a Zelaya en Washington, y el anuncio se hizo en ese momento, aunque no se divulgó de inmediato el monto de la ayuda financiera. No obstante, en el pasado fuentes oficiales dijeron a AP que la cifra total del ayuda cortada podría ser de 200 millones de dólares.

En días pasados el Departamento de Estado había anunciado la suspensión del envío de casi 20 millones de dólares a Honduras, y dejó de emitir casi todo tipo de visas a hondureños.

publicidad

Golpe a Micheletti

La medida adoptada por Estados Unidos es un triunfo de Zelaya, quien lleva insistiendo más de dos meses en la necesidad de que el coloso país del norte aumente la presión sobre el gobierno de Roberto Micheletti.

Zelaya también esperaba que Clinton declarara lo ocurrido el 28 de junio como un golpe militar y que condenara de forma contundente las violaciones a los derechos humanos que comete el Gobierno de facto en su país, aunque no lo logró.

La calificación jurídica de que hubo un golpe militar en Honduras obligaría al Gobierno de Estadps Unidos a suspender formalmente toda la asistencia, conforme a la ley estadounidense.

Riesgosa medida

Esa determinación significaría la suspensión de las ayudas de la Millennium Challenge Corporation (MCC), que suscribió en 2005 un convenio de cinco años con Tegucigalpa por 215 millones de dólares.

Hasta la fecha, la MCC ha desembolsado $80,3 millones a Honduras bajo ese convenio. Los restantes 135 millones de dólares no podrían ser entregados al país centroamericano bajo esa calificación.

En la reunión con Clinton, el depuesto mandatario hondureño trató esta cuestión y el resultado de la mediación del presidente costarricense, "scar Arias, que, en opinión de Zelaya, se ha visto "debilitada totalmente" por la negativa del Gobierno de Roberto Micheletti a aceptar el plan del Premio Nobel de la Paz de 1987.

publicidad

Desconocerán elecciones

El Departamento de Estado también anunció que no reconocerá al ganador de los comicios presidenciales que tendrán lugar en noviembre en Honduras.

"En este momento, no podríamos respaldar el resultado de las elecciones que están convocadas", dijo Kelly, quien pidió que el proceso negociador que coordina el presidente de Costa Rica, "scar Arias, establezca el marco "de unas elecciones legítimas".

"Las elecciones deben realizarse de forma libre, justa y transparente. No deben llevarse a cabo bajo la sombra de la duda y deben estar abiertas a todos los hondureños", afirmó el portavoz.

Por último, el Departamento de Estado anunció que ha iniciado el proceso de revocación de los visados para entrar en Estados Unidos de miembros del nuevo Gobierno y sus aliados.

Washington ya había suspendido la emisión de visados para la mayoría de los hondureños, como medida de presión.

Zelaya satisfecho

Tras reunirse con Clinton en el Departamento de Estado, Zelaya, quien había pedido a Washington mano dura contra el régimen de facto, saludó "el recrudecimiento de las medidas".

Ahora se consolida "un solo bloque de todos los países de América" que condenan el golpe y no reconocerán las autoridades "ilegítimas" que emanen de las "elecciones fraudulentas" de noviembre, dijo Zelaya a periodistas.

publicidad

Al tiempo que llamó al pueblo de Honduras a "mantener la resistencia", se dijo dispuesto a firmar el Acuerdo de San José.

Por su parte, el régimen de facto respondió con irritación ante la "poco amistosa" decisión de Estados Unidos, y acusó a este país de haber "tomado la decisión de irse por el lado de (el presidente venezolano Hugo) Chávez", dijo el ministro de la presidencia, Rafael Pineda Ponce, a la radioemisora HRN.

Estados Unidos ha decidido "condenar al pueblo que lucha contra la expansión marxista en Centroamérica y en América", añadió Pineda Ponce.

La ministra de Finanzas del gobierno de facto, Gabriela Núñez, advirtió que la suspensión de la ayuda afectará al comercio de todo Centroamérica, al suspenderse la construcción y ampliación de la principal carretera del país que financiaba Estados Unidos.

Brasil presiona

Brasil también anunció hoy que suspenderá los acuerdos de supresión de visados que mantiene con Honduras desde 2004, debido a que no reconoce al "Gobierno de facto" que se instaló en junio pasado, tras el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya.

El Ministerio de Relaciones Exteriores informó, mediante una nota oficial, que los acuerdos sobre visados quedarán en suspenso a partir del próximo sábado, lo cual se aplicará a todos los ciudadanos hondureños, incluidos los diplomáticos.

publicidad

El comunicado aclara que la decisión "no afectará la situación de los portadores de pasaportes hondureños que se encuentren en Brasil en situación regular".

No reconocen gobierno

La cancillería señaló que la decisión se enmarca en resoluciones de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la ONU, en el sentido de "no reconocer al Gobierno de facto instalado en ese país" y "de promover la inmediata restitución del presidente Zelaya en las funciones para las que fue elegido por el pueblo hondureño".

La nota agrega que la decisión le fue informada a la canciller del Gobierno de Zelaya, Patricia Rodas, quien la consideró como "una muestra de apoyo del Gobierno brasileño en busca de la restauración del orden democrático en Honduras".

Desde que fue depuesto Zelaya, el pasado 28 de junio, Brasil también mantiene en suspenso todos los programas de cooperación que desarrollaba con Honduras, país del que también ha retirado a su embajador.

Se agudiza la crisis

De otro lado, los ministros en el exilio del depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, expresaron hoy que si éste no es restituido en el poder la crisis que vive el país "se perpetúa".

En un comunicado distribuido a la prensa hondureña por correo electrónico, los ministros indican que las elecciones generales del próximo 29 de noviembre "solamente pueden realizarse en un contexto de legitimidad y legalidad".

publicidad

Los comicios pasan "necesariamente por la restitución del presidente José Manuel Zelaya Rosales", añade la declaración suscrita por el "Consejo de Ministros y Equipo del Gobierno Constitucional de la República" y distribuida por el ministro de Gobernación (Interior) de Zelaya, Víctor Meza.

Los ministros de Zelaya expresaron que "el empecinamiento del régimen dictatorial -de Micheletti- de no restituir al presidente Zelaya y restituir el orden constitucional perpetúa la crisis nacional".

Acusan a Micheletti

Además, acusaron al Gobierno de Micheletti de perseguir a líderes políticos y miembros de organizaciones populares, y de limitar la libertad de expresión y la difusión de ideas.

También consideran que las Fuerzas Armadas y la Policía "están alineados a intereses de los grupos golpistas, contando con el apoyo de los candidatos presidenciales de los dos partidos tradicionales", el Liberal, en el poder, y Nacional, ambos conservadores.

"El proceso electoral espurio sólo profundiza la confrontación entre los hondureños y condena a Honduras a un permanente aislamiento de la comunidad internacional con nefastas consecuencias, particularmente para los eternamente excluidos de los beneficios del desarrollo y de la política", añade la declaración.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad