publicidad

Estadounidenses acusados de secuestro de 33 niños en Haití

Estadounidenses acusados de secuestro de 33 niños en Haití

Diez estadounidenses detenidos al intentar salir de Haití con 33 niños fueron acusados de secuestro de menores.

Estadounidenses acusados de secuestro de 33 niños en Haití 166fd6062aaa4...

Asociación delictiva

PUERTO PRÍNCIPE – Diez estadounidenses detenidos en Haití al intentar salir del país con 33 niños fueron acusados de secuestro de menores, dijo un abogado el jueves.

Para ayudar a través de Univision y la Cruz Roja llama al 1-800-842-2200.

Edwin Coq dijo después de una audiencia judicial que los estadounidenses también fueron acusados de asociación delictiva.

Los estadounidenses, en su mayoría misioneros de una iglesia en Idaho, fueron trasladados del tribunal a puertas cerradas a una cárcel de Puerto Príncipe. Una de ellos, Laura Silsby, agitó la mano y sonrió a los periodistas, pero se negó a responder preguntas.

Coq dijo que bajo el sistema legal haitiano no habrá un juicio abierto al público, sino que un juez ponderará las pruebas. El veredicto podría demorar unos tres meses, añadió.

publicidad

Según Coq, un fiscal haitiano le dijo que los estadounidenses fueron acusados porque tenían a los niños en su poder. Ningún miembro del gobierno haitiano hizo declaraciones.

Cada cargo de secuestro conlleva una sentencia de cinco a 15 años de prisión.

Los descubrieron

Los diez ciudadanos estadounidenses fueron detenidos en la frontera haitiana bajo la sospecha de haber "robado" a los 33 niños e intentar llevarlos a República Dominicana sin los documentos correspondientes.

Los arrestos se produjeron en Malpasse, principal paso fronterizo entre los dos países, cuando las autoridades inspeccionaron el vehículo donde viajaban los ciudadanos de Estados Unidos y descubrieron a los menores, de entre 2 meses y 12 años.

Tráfico humano

Aunque los implicados lo niegan, las autoridades de Puerto Príncipe sospechan que pueda tratarse de una red de tráfico humano o una trama de adopciones ilegales.

La ministra de Comunicaciones, Marie Laurence Jocelyn Lassegue, confirmó que cinco hombres y cinco mujeres con pasaportes estadounidenses fueron detenidos el viernes en la noche en la frontera con República Dominicana e iban acompañados de 33 niños.

Los adultos iban acompañados por dos ciudadanos haitianos y según el ministro de Asuntos Sociales y del Trabajo, Yves Christallin, también están implicados dos pastores, uno en Haití y otro en Atlanta, Estados Unidos.

publicidad

"Este es un robo, no una adopción", recalcó el ministro haitiano. La portavoz de la embajada de Estados Unidos no respondió para reaccionar a la información al ser contactada por la AFP.

Necesitan autorización

Christallin dijo que los ciudadanos estadounidenses no tenían los papeles apropiados para sacar a los niños legalmente del país, tampoco cartas de autorización de los padres.

Según el funcionario los niños provenían de distintos lugares.

"Lo que es importante para nosotros en Haití es que un niño necesita tener una autorización de este ministerio para abandonar el país", dijo el ministro.

De la Iglesia Bautista

Sean Lankford, de la Iglesia Bautista de Central Valley en el oeste de Idaho, señaló el sábado que su esposa e hija de 18 años están entre los arrestados. Indicó que las 10 personas fueron detenidas el viernes en la frontera y se les dijo que no tenían los documentos apropiados para sacar a los niños del país.

Lankford dijo que el grupo tenía la esperanza de llevar a los niños a un orfanato que había establecido en un hotel dominicano. Agregó que el grupo pensaba que tenía los documentos correctos.

Lankford señaló que funcionarios estadounidenses estaban trabajando el sábado para localizar a los 10 miembros de la iglesia. Agregó que amigos y familiares estadounidenses han estado en contacto con los detenidos a través de mensajes de texto y llamadas telefónicas.

publicidad

Por su parte, una de las detenidas -aparentemente la esposa de Lankford- dijo ser la máxima responsable de una organización caritativa de Idaho llamada New Life Children's Refuge (Refugio para Menores Nueva Vida) y sostuvo que no hicieron nada malo.

"Teníamos permiso del Gobierno de República Dominicana para llevar a los niños a un orfanato que tenemos allí (...). Tenemos a un sacerdote baptista aquí cuyo orfanato se derrumbó totalmente y nos pidió llevar a los niños a República Dominicana", aseguró desde una celda de la sede central de la Policía Judicial haitiana. "Yo iba a volver aquí para hacer el papeleo. Nos acusan de tráfico de menores. Es algo que nunca haría. No íbamos a hacer nada malo".

Temor de autoridades

Las autoridades haitianas habían advertido sobre sus temores de que traficantes de niños se aprovechen del caos que que reina en el país después que el 12 de enero un terremoto arrasó con Puerto Príncipe, ciudad sobrepoblada donde murieron unas 170 mil personas.

También levantaron sus preocupaciones sobre agencias legitimadas en asuntos de adopción, de las cuales se teme que han acelerado los trámites para sacar del país rápidamente a huérfanos.

Haití ha impuesto nuevos controles sobre las adopciones desde el terremoto del 12 de enero. El gobierno requiere ahora que el primer ministro Max Bellerive autorice personalmente la salida de cualquier niño, como una forma de prevenir el tráfico de menores.

publicidad

Las autoridades estiman que más de un millón de niños han sido separados de sus padres o han quedado huérfanos a raíz del sismo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad