publicidad
.

Estados Unidos anunció mediación de Oscar Arias en la crisis política de...

Estados Unidos anunció mediación de Oscar Arias en la crisis política de Honduras

Estados Unidos anunció mediación de Oscar Arias en la crisis política de Honduras

Secretaria de Estado de EU anunció que el presidente de Costa Rica Oscar Arias mediará para resolver la crisis en Honduras.

Aceptaron al mediador

WASHINGTON - La Secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, anunció el martes que el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, mediará para resolver la crisis política desatada en Honduras tras el golpe militar del pasado domingo 28 de junio.

El anuncio lo hizo la jefa de la diplomacia estadounidense tras reunirse con el depuesto mandatario hondureño Manuel Zelaya, quien cuenta con el respaldo de la Administración del presidente Barack Obama.

Recibe noticias de Honduras en tu móvil

Charla en vivo con otros hondureños

Los que buscan una solución en Honduras "necesitan un mediador, y nosotros apoyamos al presidente Arias de Costa Rica", dijo Clinton a periodistas, tras reunirse con Zelaya en Washington.

Agregó que tanto el depuesto presidente Zelaya como el gobierno instalado en Honduras encabezado por Roberto Micheletti aceptaron la mediación de Arias, quien a su vez aceptó el encargo.

Micheletti manifestó que ha aceptado "con gran satisfacción" la propuesta de mediación hecha por Arias, premio Nobel de la Paz 1987.

"Estoy muy agradecido con él, le dije que en la fecha que él considerara conveniente" se abrirá el diálogo, "sobre todos los temas" relacionados con la crisis política, manifestó.

A puerta cerrada

Zelaya llegó al departamento de Estado el martes cerca del mediodía para reunirse con Clinton a puerta cerrada, dos días después del fallido intento por llegar a Honduras el domingo y recuperar el poder.

publicidad

En la víspera, el gobierno de facto encabezado por el presidente interino Roberto Micheletti -no reconocido ni por Washington ni la OEA ni la ONU- daba señales de apertura al diálogo con la comunidad internacional.

Zelaya llegó a Washington a pedirle a Clinton que presione para el cumplimiento de las resoluciones de la ONU y de la Organización de Estados Americanos, que reclaman la "inmediata e incondicional" restitución a su cargo.

Zelaya sigue acusado

Micheletti, quien el 28 de junio fue nombrado y juramentado por el Congreso, declaró en cadena nacional que su gobierno apoya "el intento de la secretaria Clinton para avanzar el diálogo en esta situación" tras conocer que Zelaya se iba a entrevistar con la jefa de la diplomacia norteamericana.

"Nuestro gobierno continúa su trabajo con la comunidad internacional" para que ésta "reconozca que ninguna persona, ni siquiera nuestro presidente, está encima de la ley", agregó el mandatario de facto.

Las autoridades surgidas tras el golpe de estado del 28 de junio insisten, sin embargo, en que a Zelaya se le depuso por su historial delictivo. La Fiscalía lo acusa de 18 delitos, entre ellos Traición a la patria.

¿Qué opina de la mediación del presidente Oscar Arias en la crisis política de Honduras? Comente aquí.

Oferta de Panamá

El Gobierno panameño también se ofreció para servir de mediador y buscar una salida a la crisis que vive Honduras.

publicidad

El vicepresidente y canciller de Panamá, Juan Carlos Varela, dijo el lunes a periodistas que la mediación que ofrece Panamá sería por la vía diplomática "para evitar mayores enfrentamientos" en Honduras.

El domingo, tras el fallido intento de regreso de Zelaya, en las afueras del aeropuerto se produjeron enfrentamientos entre seguidores del depuesto mandatario y tropas del ejército, con un saldo de dos muertos y decenas de heridos y arrestados.

Castro reapareció

La esposa de Zelaya, Xiomara Castro, reapareció este martes en público por primera vez desde que su marido fue detenido por militares y obligado a viajar precisamente a Costa Rica, donde, según Micheletti, tendrá lugar el diálogo en el que mediará Arias.

Castro, que encabezó una manifestación de seguidores de Zelaya por las calles de Tegucigalpa, señaló hoy que lo único no negociable es que su esposo no vuelva a la Presidencia.

"Lo único que no vamos a negociar es que el presidente no sea restituido en su puesto", subrayó.

La esposa de Zelaya, que no informó dónde estuvo todo este tiempo, dijo no tener miedo, a pesar de los dos muertos por disparos que hubo entre los manifestantes que fueron el domingo al aeropuerto para recibir al depuesto mandatario.

"No era posible que yo estuviera refugiándome y que hubiera hombres y mujeres arriesgando su vida", destacó.

publicidad

Cronología de la crisis

Estos son los principales acontecimientos relacionados con la crisis desatada en Honduras a raíz de una consulta popular impulsada por Zelaya y declarada ilegal por varios de los otros poderes del Estado.

  • 23 de junio: El Parlamento aprueba una ley contraria a la celebración de la consulta entre acusaciones de la oposición de que el presidente busca la reelección, prohibida por la Carta Magna, y pide a la OEA que no envíe una misión de observación a la "encuesta" promovida por Zelaya.
  • 24 de junio: Zelaya destituye al jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, el general Romeo Vásquez, y acepta la renuncia del ministro de Defensa, Ángel Edmundo Orellana, quienes estaban en desacuerdo con que los militares colaboraran en la consulta.
  • 25 de junio: Centenares de militares ocupan puntos estratégicos de Tegucigalpa, mientras la Corte Suprema de Justicia ordena la restitución del general Vásquez, una decisión que es desoída por Zelaya, quien insiste en celebrar la consulta. El Parlamento aprueba una moción para investigar a Zelaya por sus actuaciones relacionadas con la crisis política, mientras que el gobernante da por "superada" la tensión que se produjo tras la destitución del general Vázquez.
  • 26 de junio: Vásquez dice que la situación del país "sigue siendo difícil, pero es superable mediante el diálogo", el Gobierno inicia la distribución del material para la consulta y Zelaya anuncia que el general sigue al mando de las Fuerzas Armadas.
  • 27 de junio: El partido de Zelaya, el Liberal, sectores de la oposición y el Comisionado de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, piden a los hondureños que no participen en la consulta porque es ilegal, mientras que el Gobierno confirma que no habrá observadores de la OEA.
  • 28 de junio: Comandos del Ejército capturan a Zelaya en su casa y lo expulsan en un avión a Costa Rica. Horas después el Congreso acepta una supuesta carta de renuncia del mandatario, calificada como "falsa" por su secretario privado, Eduardo Reina. El Parlamento destituye a Zelaya con base en el informe de la comisión legislativa que investigó sus actuaciones y elige al jefe de ese órgano, Roberto Micheletti, como nuevo presidente del país.- Tras ser investido, Micheletti dice que no ha habido ningún golpe de Estado, sino una "sustitución constitucional", y anuncia un toque de queda por al menos dos días para restablecer la normalidad en el país. Unos 3 mil seguidores de Zelaya se reúnen frente a la Casa Presidencial, tomada por los militares, para exigir el regreso de Zelaya.
  • 29 de junio: Los países de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y del Grupo del Río en reuniones urgentes celebradas en Managua, acuerdan aislar política, diplomática y comercialmente al nuevo Gobierno en Honduras. Micheletti empieza a integrar su gabinete y anuncia que pedirá a las Naciones Unidas aplazar cualquier reunión sobre la crisis en Honduras. La Policía desaloja violentamente a los seguidores de Zelaya de los alrededores de la Casa Presidencial, con un saldo de una treintena de heridos y decenas de detenidos.
  • 30 de junio: La Asamblea General de la ONU aprueba una resolución en la que pide la "inmediata e incondicional" restitución de Zelaya, mientras que Micheletti amplía otras 72 horas el toque de queda. Zelaya anuncia su regreso a Tegucigalpa para el 2 de julio para cumplir su mandato presidencial, pero Micheletti advierte que si lo hace será detenido, porque la justicia ha emitido órdenes de captura por abuso de autoridad y traición a la patria, entre otros delitos.
  • 1 de julio: La OEA da un plazo de 72 horas a Honduras para que restituya a Zelaya en la Presidencia, tras lo cual éste aplaza su regreso a Honduras hasta que se cumpla este ultimátum. Micheletti asegura que la intervención del Gobierno de venezolano en su país "es clara y definida" e insiste en que logrará el reconocimiento internacional. El parlamento hondureño restringe las garantías constitucionales de libertad personal, asociación, circulación y tiempo de detención, durante las horas en que está en vigor el toque de queda.
  • 2 de julio: El nuevo mandatario hondureño dice que prefiere que Zelaya no regrese al país para evitar un derramamiento de sangre y asegura que no tiene "ninguna objeción" al adelanto de las elecciones de noviembre como una salida a la crisis. El presidente venezolano, Hugo Chávez, también alerta sobre la inminencia de "un baño de sangre", pero debido a la reacción "popular" por el derrocamiento de Zelaya. El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, anuncia que viajará el día siguiente a Honduras para hablar con el nuevo Gobierno y advierte de la posibilidad de sanciones si Micheletti no acata el ultimátum.
  • 3 de julio: Insulza admite tras su visita a Tegucigalpa que quienes rompieron el orden constitucional en Honduras no tienen ninguna intención de revertir esa situación y advierte de la "gran tensión" en el país. El Gobierno de Micheletti denuncia la carta de la OEA con "eficacia inmediata", lo que implica el no reconocimiento de aplicación de las normas y de la jurisdicción de ese organismo.
  • 4 de julio: La Iglesia católica hondureña respalda el golpe de Estado y pide a Zelaya que no vuelva al país porque se "podría desatar un baño de sangre", mientras miles de seguidores del depuesto mandatario marchan hasta el aeropuerto en un "acto simbólico". La Asamblea General de la OEA suspende por unanimidad la participación de Honduras en el organismo tras el vencimiento del ultimátum dado al Gobierno interno para el retorno del orden constitucional y Zelaya anuncia que regresará al día siguiente a su país.
  • 5 de julio: Zelaya parte de Washington hacia Honduras en un avión venezolano, pero no puede aterrizar en Tegucigalpa debido a la presencia de vehículos en la pista del aeropuerto, en el que miles de seguidores le esperaban para darle la bienvenida. El Gobierno de Micheletti, que había advertido que no permitiría el ingreso del vuelo para evitar "conflictos internos", anuncia que el toque de queda entra en vigor a partir 00.30 hora GMT, y propone la OEA un "diálogo de buena fe" para resolver la grave crisis política. Los presidentes de Ecuador, Rafael Correa; Argentina, Cristina Fernández, y Paraguay, Fernando Lugo, así como el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, llegan procedentes de Washington a El Salvador, donde Zelaya se les unirá después de una escala en Managua.
  • 6 de junio: Zelaya anuncia que viajará a Washington para reunirse con la Secretaria de Estado Hilarry Clinton y que le pedirá que presione al gobierno de facto de Micheletti para que cumpla con las resoluciones de la OEA y de la ONU y se restablezca el orden constitucional. Micheletti anuncia el envío de una misión de alto nivel a la capital estadounidense para abrir un diálogo con la OEA y la Administración de Barack Obama.
  • 7 de junio: El presidente Barack Obama reitera su respaldo a Zelaya y pide al gobierno de facto de Honduras que cumpla las resoluciones de la OEA y de la ONU y regrese al orden constitucional. La secretaria de Estado Hillary Clinton se reúne con Zelaya. Al término del encuentro a puertas cerradas anuncia que el presidente Oscar Arias mediará en la crisis.
publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad