publicidad

Estado de sitio en Huehuetenango, Guatemala por disturbios

Estado de sitio en Huehuetenango, Guatemala por disturbios

El gobierno de Guatemala decretó 'estado de sitio' en Santa Cruz Barillas, Huehuetenango, debido a disturbios que han dejado a un fallecido.

Policías intentan controlar la situación

GUATEMALA - El gobierno de Guatemala decretó 'estado de sitio' en Santa Cruz Barillas, Huehuetenango, al noroeste de la capital, debido a disturbios que hasta el momento registran una persona fallecida, varias heridas y armas robadas.

Según medios locales, el ministro del Interior, Mauricio López Bonilla confirmó la medida para prevenir los disturbios generados por una turba que se opone a la construcción de una hidroeléctrica en ese municipio de Huehuetenango.

¿La gente debe tomar justicia por su propia mano? Opina en los Foros.

López Bonilla anunció el envío de tropas militares y fuerzas policiacas desde la capital para restaurar el orden. Dijo que también había ordenado una investigación para corroborar los hechos.

De acuerdo con la información proporcionada por las autoridades, los disturbios empezaron a eso de las 15H00 local (21H00 GMT), cuando la turba atacó un destacamento militar en esa zona, agredieron a los soldados y robaron al menos nueve fusiles de asalto y una pistola.

El funcionario aseguró al diario Prensa Libre que "la situación en el municipio es de inseguridad e ingobernabilidad", toda vez que también se registra la destrucción parcial de la comuna del lugar, así como comerciantes agredidos por la turba cuando ofrecían sus productos en la plaza central de Santa Cruz Barillas.

publicidad

El vocero del ministerio de Defensa, Rony Urizar, dijo que el disturbio se produjo a raíz de que una persona fue abatida a tiros la misma tarde del martes y que los habitantes querían exigir justicia.

"La turba de más de 200 personas se infiltró en el destacamento militar, golpeando a soldados y oficiales", explicó Urizar a AP durante una conversación teléfonica.

Agregó que, "ellos creen que el asesinato del fallecido tiene que ver con la presunta presión que estaba ejerciendo una empresa de hidroeléctrica en la zona".

Turba de cientos

Además, la turba, integrada por al menos 200 personas, también busca al alcalde del lugar para que rinda cuentas sobre la autorización para la construcción de la hidroeléctrica en el municipio, pues argumentan que han realizado varias consultas populares donde han rechazado estos proyectos.

Hasta el momento las autoridades no han brindado pormenores sobre las circunstancias en que falleció una persona en el lugar ni su identidad.

Empresa pide orden

Un comunicado emitido por la empresa Hidro Santa Cruz, que construye la hidroeléctrica en cuestión, exhorta a que el gobierno restablezca el orden ya que "a pesar de las cuantiosas perdidas materiales y amenazas sufridas en el desarrollo de nuestro proyecto nunca hemos respondido con amenazas ni violencia hacia los detractores del proyecto".

El altercado entre militares y civiles dejo herido a un militar con lesiones en la cabeza el cual fue transportado al hospital. También desaparecieron tres soldados armados pero fueron encontrados en horas de la noche, señaló Urizar.

publicidad

Durante el gobierno del anterior presidente Alvaro Colom (2008-2012) se decretó el estado de sitio en dos ocasiones. La primera en Cobán y luego en Petén después de una masacre en la que 27 campesinos fueron asesinados, en su mayoría decapitados, en una acción que fue atribuida al cartel mexicano de los Zetas en el 2011.

Durante años campesinos y grupos defensores de los derechos humanos en Guatemala han denunciado las técnicas de empresas y del gobierno para apoderarse de tierras en el país.

Un informe de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos publicado en marzo reveló que el organismo judicial emitió 44 órdenes al ministerio público con el fin de llevar a cabo desalojos con el apoyo de la Policía Nacional Civil.

La mayoría de los desalojos ocurrieron en el Valle de Polochic (Alta Verapaz), los cuales afectaron a 732 familias de la etnia qeqchis, 139 campesinos en el departamento de Retalhuleu y 69 familias en el Parque Sierra en Petén.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad