publicidad

España juzgará a modelos

España juzgará a modelos

Fueron detenidas en octubre de 2006, en el aeropuerto barcelonés de El Prat, con unas 35 libras de cocaína.

Piden 11 años de prisión

BARCELONA - Las dos modelos argentinas detenidas en octubre de 2006 en el aeropuerto barcelonés de El Prat con unas 35 libras de cocaína se sentarán mañana en el banquillo de los acusados de la Audiencia de Barcelona como presuntas autoras de un delito contra la salud pública.

El fiscal pide 11 años de prisión para cada una de las modelos, Jessica Adriana Almada y María Belén Téllez, y para su representante, Alejandro Panno, que fue detenido junto a ellas.

La detención de las modelos y su posterior ingreso a prisión, donde todavía permanecen a la espera de la sentencia que resulte del juicio que se inicia mañana, causó un gran revuelo mediático tanto en España como en Argentina,

Desde su ingreso en prisión, familiares y amigos de las procesadas han insistido en que no fueron ellas sino su representante, quien guardó la droga en la maleta y han criticado reiteradamente a las autoridades argentinas por no hacer nada para ayudar a las jóvenes a salir de la situación.

Los padres de las imputadas defienden que vinieron una semana a España para hacer una sesión fotográfica con fines publicitarios en las localidades de Sitges y Manresa, cercanas a Barcelona, y no tienen nada que ver con el narcotráfico.

Sostienen, asimismo, que la droga fue hallada en la maleta de Panno, quien desde el primer momento exculpó a las jóvenes modelos de cualquier responsabilidad.

publicidad

No obstante, el fiscal considera que Jessica Adriana Almada y María Belén Téllez, que tenían 19 y 21 años al ser detenidas, se pusieron de acuerdo con su representante con el fin de transportar la droga desde Argentina hasta España y así "obtener y compartir un sustancioso provecho económico".

El fiscal relata en su escrito de acusación que los tres ciudadanos argentinos llegaron al aeropuerto barcelonés en un vuelo de Air Madrid procedente de Buenos Aires y que, en la aduana del aeropuerto, fueron requeridos por agentes de la Guardia Civil para un control de su equipaje.

De este modo, se revisaron seis maletas facturadas a nombre de María Belén Téllez, y se encontraron en un doble fondo de cuatro de ellas unas planchas de color blanco que resultaron ser cocaína.

La sustancia intervenida arrojó un peso de 35 mil libras con una pureza del 37.9 por ciento y, según el fiscal "estaba destinada a ser transmitida a terceros a título lucrativo" y hubiera alcanzado un valor en el mercado clandestino de $1,610,000.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad