publicidad

Escuelas en Cuba vuelven a normalidad

Escuelas en Cuba vuelven a normalidad

El sector educativo reinició a más de un mes del paso de Ike y Gustav, que dañaron al 40 por ciento de las escuelas.

Daños en 40 por ciento

LA HABANA - El sector educativo en Cuba recupera la normalidad más de un mes después del paso de dos huracanes que afectaron al 40 por ciento de las escuelas, lo que obligó a las autoridades a buscar "variantes" como la creación de aulas en casas de familias.

El viceministro primero de Educación, Francisco Fereira, indicó en una conferencia de prensa que el paso de los huracanes " Gustav" y " Ike" por la isla entre el 30 de agosto y el 10 de septiembre provocó daños en cinco mil 397 escuelas y destruyó totalmente 23, de las 13 mil 200 que hay en el país.

Fereira explicó que el país tendrá que "seguir trabajando en la recuperación de escuelas prácticamente todo el curso escolar".

Señaló que dos mil 137 escuelas han sido reparadas en su totalidad y que sólo las 23 destruidas no han retomado las clases, cuyo reinicio tuvo lugar el 15 de septiembre después de que el ministerio de Educación decidiera poner en práctica diferentes "variantes" para reubicar la matrícula.

Entre las soluciones está la creación de "aulas multigrados" y el traslado de las clases a instituciones de la comunidad y casas de familia.

Donativos de UNESCO

Tan sólo en la provincia oriental de Holguín, una de las más afectadas por el paso del huracán "Ike", hay 501 viviendas funcionando como escuelas.

publicidad

El viceministro precisó que el Gobierno "ha ido destinando recursos de todo tipo" y espera "dos donativos importantes" de materiales procedentes de la UNESCO, de los que no dio detalles y que todavía "no se han materializado".

Añadió que también aguardan ayuda financiera de la UNICEF para Educación y Salud, que "se está poniendo prácticamente ya al alcance" para disponer de ella e invertir en los trabajos de recuperación.

Los huracanes "Ike" y "Gustav" dejaron a su paso un saldo de cientos de miles de hectáreas de cultivos arrasadas, medio millón de viviendas destruidas total o parcialmente y pérdidas superiores a $5,000 millones, según fuentes oficiales.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad