publicidad

En la mira dueños de perros asesinos

En la mira dueños de perros asesinos

Desesperadas por la muerte de sus hijos tras ataques de perros, dos madres latinas demandarán a los dueños de los animales.

Uno de los accidentes se registró en una zona rural del suroeste del Colombia, donde dos perros de las razas pitbull y mastín brasileño atacaron a dentelladas a un niño campesino hasta causarle la muerte, informaron los familiares.

El ataque se registró el pasado jueves cerca de Popayán, a 370 kilómetros al suroeste de Bogotá, cuando Yadir Alexander Moreno de siete años, se dirigía a su escuela en compañía de otro niño.

El niño fue trasladado al hospital de Popayán pero las heridas que sufrió en el rostro, abdomen y extremidades le provocaron la muerte.

"Se realizaron todos los esfuerzos que médicamente es posible hacer en estos casos, pero realmente las heridas eran tan múltiples y tan profundas que lo llevaron al fallecimiento", señaló un comunicado el hospital.

Héctor Moreno, padre del niño, dijo que después del funeral tenía la intención de acusar ante la justicia a los propietarios de los perros.

De acuerdo con la legislación penal colombiana, el propietario de los perros puede ser investigado por el posible delito de homicidio culposo, al no mantener a sus mascotas peligrosas bajo medidas de seguridad adecuadas.

Las razas pitbull y el mastín brasileño, también conocida como 'fila brasileiro', son consideradas por los criadores de perros como muy agresivas y protectoras de sus amos.

publicidad

Mientras que Juana Canda, madre de un inmigrante nicaragüense muerto tras un ataque de perros guardianes hace dos semanas en Costa Rica, anunció que demandará al Estado.

La mujer, que llegó procedente de Nicaragua, declaró a la prensa que con ayuda de abogados presentará la próxima semana la acusación ante la Fiscalía.

Negó que su hijo, Natividad Canda, se hubiera metido a robar a la propiedad donde fue atacado por dos furiosos perros Rotweiller, cuyas heridas le provocaron la muerte, como se difundió en Costa Rica.

La mujer aseguró que el joven era conocido del guarda del lugar, con cuya hija había convivido cinco años, versión que a su vez negó la joven en declaraciones a medios locales.

La violenta muerte del nicaragüense ha causado conmoción en Nicaragua y en Costa Rica, por la supuesta negligencia de la policía costarricense, que no disparó sus armas para liquidar a los perros y salvar la vida de la víctima durante el ataque de los animales, que duró más de una hora.

Una delegación de tres diputados de la Asamblea Nacional (parlamento) de Nicaragua, que llegaron para recabar información sobre el caso, tenían previsto reunirse el viernes con legisladores costarricenses en la Asamblea Legislativa en San José.Mientras en Francia realizaron un trasplante parcial de rostro a una mujer de 38 años que fue atacada por unos perros.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad