publicidad
Tras los hechos en Ecuador, una funcionaria de aquel país aseguró que es difícil que haya nuevamente golpes de Estado en América Latina.

'En América Latina ya no se pueden hacer fácilmente golpes de Estado'

'En América Latina ya no se pueden hacer fácilmente golpes de Estado'

Lo ocurrido el jueves en Ecuador ha demostrado, según la ministra ecuatoriana María Fernanda Espinosa, que "en América Latina ya no se pueden hacer fácilmente golpes de Estado".

Tras los hechos en Ecuador, una funcionaria de aquel país aseguró que es...
Tras los hechos en Ecuador, una funcionaria de aquel país aseguró que es difícil que haya nuevamente golpes de Estado en América Latina.

Tras los hechos en Ecuador

MADRID - Lo ocurrido el jueves en Ecuador ha demostrado, según la ministra ecuatoriana María Fernanda Espinosa, que "en América Latina ya no se pueden hacer fácilmente golpes de Estado", porque "hay una sanción internacional", "una conciencia ciudadana" y "gobiernos con liderazgo y legitimidad en la región".

"Lo que nos queda claro es que ya no podemos volver a la época de los años 70 en América Latina", dijo la ministra, responsable de la cartera de Patrimonio, en una entrevista conjunta en Madrid con la Agencia Efe y la cadena pública de televisión TVE.

Una sublevación policial contra el Gobierno del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, desembocó en el secuestro durante varias horas del mandatario, que fue liberado en un operativo militar en el que murieron al menos dos agentes.

publicidad

Correa ha definido lo ocurrido como "un intento de golpe de Estado" y ha apuntado como instigador al ex mandatario Lucio Gutiérrez.

'Revuelta gremial'

La ministra Espinosa, ex canciller y que está en Madrid para promocionar la iniciativa medioambiental Yasuní ITT, lo calificó de "revuelta de orden gremial" e "insubordinación de un sector de la policía", pero acusó a la oposición de tratar de aprovechar ese descontento "para generar el caos" y "amenazar la estabilidad democrática del país".

En su opinión, la oposición ecuatoriana "se siente desconcertada y siente que en las urnas no puede vencer, porque no tiene proyecto, porque no tiene propuesta, porque no tiene legitimidad".

"Entonces aprovecha este tipo de descontento, que es un descontento gremial, que es un descontento con un proyecto de ley. Aprovecha esa coyuntura para generar el caos, el desorden y amenazar el orden interno y amenazar la estabilidad democrática del país", aseguró.

En ese sentido, destacó las "muchas declaraciones del oportunismo de la oposición", "con una clara voluntad de desestabilización de la democracia, que no prosperó porque el pueblo tiene una total confianza en el proceso democrático que se está viviendo en el Ecuador".

Lo ocurrido, recalcó, supuso "una voz de alerta" para su Gobierno de que "la oposición desestabilizadora no quiere jugar el juego democrático, porque pierde en las urnas", y "está buscando otros caminos".

publicidad

Ecuador salió 'fortalecido'

No obstante, "el régimen democrático" de Ecuador salió "fortalecido", porque, a juicio de la ex canciller, "se ha comprobado la legitimidad y el liderazgo del presidente Correa y la legitimidad" del proceso democrático en Ecuador.

Espinosa, que explicó que no ha tenido ocasión de hablar con Correa, pero sí con varios miembros del Gabinete, subrayó que la revuelta también ha demostrado "el enorme apoyo popular del presidente".

La ministra también destacó como "realmente abrumador" el apoyo internacional recibido tras la sublevación y mencionó, en ese contexto, el "contundente pronunciamiento" de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el "pronunciamiento vigoroso" del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Asimismo, consideró "muy importante" el respaldo del alto mando militar ecuatoriano, ya que "una buena democracia es una democracia que tiene unas Fuerzas Armadas que entienden su papel" como "entidad de mantenimiento del orden y no de subversión del orden".

En cuanto al malestar de los agentes sublevados, que protestaban contra un proyecto de ley que reduce sus beneficios salariales, Espinosa indicó que su Gobierno está "abierto al diálogo y la negociación", pero "no en las condiciones que se dieron ayer (jueves) ".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad