publicidad
Las huelgas habían comenzado hace tres meses con los profesores de las universidades públicas, pero progresivamente se sumaron otros sectores.

Empleados públicos brasileños aceptan oferta del Gobierno y suspenden huelgas

Empleados públicos brasileños aceptan oferta del Gobierno y suspenden huelgas

Los empleados públicos brasileños que mantenían huelgas de baja intensidad acordaron poner fin a la protesta y aceptar un alza salarial del 15 %.

Las huelgas habían comenzado hace tres meses con los profesores de las u...
Las huelgas habían comenzado hace tres meses con los profesores de las universidades públicas, pero progresivamente se sumaron otros sectores.

Hay sindicatos que todavía no aceptan oferta

Brasilia - Los empleados públicos brasileños que desde hace semanas mantenían huelgas de baja intensidad acordaron poner fin a la protesta y aceptar un alza salarial del 15 % en tres años ofrecida por el Gobierno, informaron fuentes sindicales.

¿Crees que el gobierno debe ofrecer más? Opina en nuestros Foros.

El acuerdo se anunció poco antes de que venciera un plazo establecido por el Gobierno, que había suspendido las negociaciones y amenazado con no aumentar un centavo a aquellos sindicatos que no aceptasen su propuesta antes de la medianoche del martes.

Las huelgas habían comenzado hace tres meses con los profesores de las universidades públicas, pero progresivamente se sumaron otros sectores y llegaron a afectar a una docena de ministerios y a otras dependencias oficiales.

publicidad

Los últimos en plegarse fueron los empleados del Ministerio de Relaciones Exteriores que no pertenecen al cuerpo diplomático, quienes anunciaron su vuelta al trabajo tras casi una semana de huelga.

El movimiento era coordinado por la Confederación Nacional de Trabajadores del Servicio Público Federal (Condsef), que en una asamblea realizada hoy decidió aceptar la oferta del Gobierno, que propuso aumentar los salarios en un 15 % en un plazo de tres años.

Esa propuesta difiere de las alzas de hasta un 45 % que exigían la mayoría de los sindicatos, pero el pleno de la asamblea decidió retornar al trabajo.

Según la Condsef, a las diversas huelgas se adhirieron cerca de 370.000 de los 800.000 empleados públicos, aunque el Gobierno dice que la medida de fuerza sólo fue respaldada por unos 80.000.

La oferta del Gobierno, sin embargo, todavía no complace a los sindicatos de empleados administrativos de la Policía Federal, que además de un alza salarial exigen una revisión de los mecanismos de ascensos, por lo que anunciaron que se mantendrán en huelga.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad