publicidad

El mundo se solidariza con Chile, tras devastador terremoto de 8.8 grados

El mundo se solidariza con Chile, tras devastador terremoto de 8.8 grados

Mensajes de solidaridad de todas partes del mundo comenzaron a llegar  luego del potente terremoto que sacudió a Chile.

España saluda

SANTIAGO - Mensajes de solidaridad de todas partes del mundo comenzaron a llegar  luego del potente terremoto de 8.8 grados que sacudió a Chile en la madrugada del sábado y que ha causado cerca de 300 muertos y dos millones de damnificados.

Estados Unidos, la ONU, España y varios países latinoamericanos expresaron su pésame a Chile y ofrecieron ayuda tras el fuerte terremoto que azotó este sábado el centro-sur del país dejando más de 100 muertos.

La vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, mostró hoy su apoyo al pueblo chileno y trasladó las condolencias por los fallecidos a consecuencia del sismo y aseguró que la ciudadanía española "está con ellos".

En una visita al municipio cordobés de Palma del Río (sur de España), la vicepresidenta agregó que el Ejecutivo mantiene contacto permanente con las autoridades chilenas a través de su Embajada en Santiago de Chile.Anteriormente, el ministro chileno del Interior, Edmundo Pérez Yoma, había elevado a 78 el número de muertos causados por el temblor, que ha sacudido el centro del país sudamericano.

Desde la Casa Blanca

"Nuestros pensamientos y nuestras oraciones están con los chilenos y estamos listos para ayudarlos", afirmaba la Casa Blanca en un comunicado en el que afirmaba seguir "de cerca la situación, especialmente la posibilidad de un tsunami" en el territorio estadounidense en el océano Pacífico.

publicidad

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, presentó "sus condolencias a los que han perdido a miembros de su familia y a amigos", según un comunicado de su portavoz.

Asimismo, Ban trataba de comunicarse con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), cuya sede se encuentra en Santiago, para informarse de eventuales daños materiales y verificar si los miembros del personal de la ONU se encontraban bien.

Perú solidario

Perú también expresó su solidaridad con el gobierno y pueblo de Chile, informó el presidente del Consejo de Ministro, Javier Velásquez Quesquén, quien señaló que aún no había logrado tener contacto con las autoridades chilenas y que espera lograrlo en las próximas horas.

"Esperamos tomar contacto (con las autoridades chilenas) para solidarizarnos con ellos y saber del estado de los ciudadanos peruanos que están en Chile para ver cómo apoyarlos", dijo Velásquez Quesquén, citado por la agencia oficial andina.

El primer ministro señaló que el gobierno coordinará acciones para dar todas las facilidades a peruanos que tengan familiares en Chile.

El terremoto se produjo a pocos días de que se cumplan 25 años del sismo que causó centenares de víctimas y destruyó varias localidades en el litoral central de Chile, el 3 de marzo de 1985.

publicidad

Brasil a disposición

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, manifestó "su profunda preocupación" por el devastador terremoto que azotó Chile y se puso a disposición para ofrecer "la asistencia que sea necesaria", informó en nota la cancillería.

"El gobierno brasileño tomó conocimiento, con consternación, del terremoto de 8,8 grados de magnitud (...) y expresa su disposición de prestar al gobierno y al pueblo chilenos la asistencia que sea necesaria", sostiene el comunicado.

En una primera instancia, Lula llamó al Gabinete de Seguridad Institucional de la Presidencia de la República y al Ministerio de Relaciones Exteriores a realizar "una primera evaluación de la situación y de las medidas de asistencia que Brasil puede adoptar".

Una región expuesta

Los sismos sufridos por Chile este sábado y por Haití son un recordatorio de que América Latina y el Caribe se cuentan entre las regiones más expuestas a terremotos en el mundo y también las más vulnerables por sus miles de tugurios construidos alrededor de cerros y ríos.

El mapa sísmico no deja lugar a duda: una línea roja recorre el continente de sur a norte, bordeando sus costas pacíficas para llegar hasta el Caribe. En su devastador camino se encuentran Santiago, La Paz, Lima, Quito, Bogotá, Caracas y todos los países centroamericanos.

publicidad

El temblor que mató a cerca de 70 mil personas en el norte de Perú, el 31 de mayo de 1970, el del 4 de febrero de 1976 en Guatemala, causante de 25 mil muertos y 3,5 millones de damnificados. El de 1985 en Ciudad de México, que mató a 10 mil personas, o el de Haití en enero de 2010, que podría haber dejado 300 mil muertos, son ejemplos.

Todo el mundo atento

En Nicaragua, el presidente Daniel Ortega se mantuvo en contacto con la embajadora de Chile en su país, a quien le manifestó su solidaridad y cariño ante el terremoto, informó una fuente gubernamental. La secretaria de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, esposa de Ortega, dijo que éste ha estado atento a la tragedia "desde la una de la mañana", en que ocurrió el sismo.

En París, el presidente Nicolas Sarkozy dijo en un comunicado que "en estas trágicas circunstancias, el jefe de estado y la nación francesa expresa su profunda solidaridad con el pueblo de Chile y sus autoridades".

En Swansea, Gales, donde asistía a un acto de su Partido Laborista, el primer ministro británico Gordon Brown dijo que "el pueblo de Chile sufre hoy y Gran Bretaña está dispuesta a ayudar".

Saludo desde la OEA

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos, José Miguel Insulza, expresó su dolor por "la grave tragedia que hoy vive Chile".

publicidad

"Una vez más la naturaleza se ensaña con nuestro sufrido país, como ha ocurrido tantas veces en nuestra historia. Sin embargo, estoy seguro de que la unidad y la fuerza de nuestro pueblo y nuestras instituciones nos sacarán adelante", dijo el chileno Insulza en un comunicado divulgado en un correo electrónico.

La presidenta argentina Cristina Fernández se comunicó telefónicamente con Bachelet y le ofreció "toda la ayuda necesaria", informó la agencia noticiosa estatal Télam.

Ecuador y Bolivia atentos

En Quito, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, se solidarizó con el pueblo chileno, expresando que "en lo que podamos ayudar saben que pueden contar nosotros".

El presidente de Bolivia Evo Morales dijo en una conferencia de prensa que era "gravísimo ver a nuestros hermanos latinoamericanos muertos por un terremoto".

"Siento que la naturaleza no aguanta las políticas que destruyen el medio ambiente, siento que la madre tierra se enoja", dijo Morales al destacar que como "hicimos con Perú y Haití, vamos a compartir lo poco que tenemos con el pueblo chileno".

Panamá también responde

En Panamá, el presidente Ricardo Martinelli expresó su "profundo pesar" por las víctimas, según un comunicado de la secretaría de comunicación del Estado.

En Bogotá, el gobierno del presidente Alvaro Uribe puso a disposición de ese país "la ayuda que puedan requerir las autoridades del hermano pueblo", según un comunicado de la cancillería.

publicidad

El gobierno de Uruguay anunció que "ya se encuentra analizando la mejor forma para canalizar la ayuda humanitaria", según un comunicado de la cancillería.

Colombia, Venezuela y Uruguay

En Caracas, el gobierno del presidente Hugo Chávez envió un mensaje de solidaridad y puso "a disposición (de Chile) todos los medios" que sirvan para salvar vidas y reparar daños.

"Quiero desde aquí a nombre del pueblo venezolano, de lo más hondo de nuestro espíritu, quiero que le enviemos nuestros sentimientos, nuestro pesar como pueblo, como todo, como nación, al pueblo chileno", dijo Chávez en un discurso ante miles de sus partidarios.

"El pueblo chileno está pasando por una tragedia en este momento... un terremoto de los más fuertes desde que se registran los terremotos en la historia del mundo... y desde aquí decimos, a pesar de todo... ¡Viva Chile!"

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad