publicidad

El gobierno interino de Honduras adelantaría elecciones para acabar con la crisis

El gobierno interino de Honduras adelantaría elecciones para acabar con la crisis

A un día del vencimiento del ultimátum impuesto por la OEA a Honduras, el gobierno interino anticiparía las elecciones.

Asunto interno

TEGUCIGALPA - A un día del vencimiento del ultimátum impuesto por la OEA a Honduras, el gobierno golpista encabezado por Roberto Micheletti estaría dispuesto a anticipar las elecciones del 29 de noviembre para buscar una solución a la crisis creada tras el golpe de estado a Manuel Zelaya el domingo.

Recibe noticias de Honduras en tu móvil

Charla en vivo con otros hondureños

La estrategia se conoció horas antes de la llegada a Tegucigalpa, este viernes, del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, mientras Zelaya arribó a San Salvador procedente de Panamá.

Micheletti, designado presidente interino por el Congreso, aseguró el jueves a la AFP que si se produce un "arreglo político (...) no tenemos ningún inconveniente" en anticipar las elecciones, un gesto destinado a aplacar los ánimos de la comunidad internacional, que ha condenado unánimemente el golpe de estado.

"Cualquier día es bueno para nosotros", dijo, a condición de que dicho arreglo lo hagan el Tribunal Supremo de Elecciones y el Congreso Nacional.

Las elecciones presidenciales están previstas para el 29 de noviembre y la entrega del poder al vencedor para el 27 de enero.

"Vamos a pedir"

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), que permanecerá menos de 24 horas en el país, no viene a "negociar" nada con las nuevas autoridades.

publicidad

"No vamos a Honduras para negociar. Vamos a pedir que se deje de hacer lo que se ha estado haciendo hasta ahora", dijo el chileno.

Esto es, "recuperar la institucionalidad democrática, el Estado de derecho y restituir al presidente José Manuel Zelaya como primer mandatario de esa nación" antes del sábado, según un ultimátum de la organización, so pena de expulsar a Honduras de la OEA.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ya avisó a Micheletti que "no reconocerá a un gobierno surgido de elecciones montadas sobre un golpe de Estado".

¿Solucionará la crisis un eventual adelanto de las elecciones presidenciales? Comente aquí.

Zelaya se alista

El depuesto Zelaya llegó este jueves a El Salvador procedente de Panamá, para culminar los preparativos de su retorno que ha fijado para el domingo.

Zelaya anunció que será acompañado en principio por Insulza, y los presidentes de Argentina, Cristina Kirchner, y Ecuador, Rafael Correa, y algunos premios Nobel de la Paz, como por ejemplo la guatemalteca Rigoberta Menchú.

Mientras tanto, organismos de derechos humanos han arremetido contra las medidas de represión del nuevo gobierno de Micheletti, que ha suspendido algunas garantías constitucionales como la libertad de asociación y reunión, y el derecho a la libre circulación durante el toque de queda que en principio concluye este viernes.

publicidad

Exigen condena

"Cualquier intento de suspender derechos inalienables debería ser condenado categóricamente", señaló en una carta José Miguel Vivanco, director para las Américas de la organización Human Rights Watch.

Organizaciones de derechos humanos locales también denunciaron detenciones arbitrarias, reclutamiento militar forzoso y represión contra medios independientes por parte del Ejército.

Pese a todas esas medidas, decenas de miles de personas salieron nuevamente este jueves a las calles de Tegucigalpa y San Pedro Sula, donde hubo al menos dos heridos de bala, para manifestar a favor o en contra de Zelaya.

Dudan que entre

En Tegucigalpa, sin embargo, políticos, empresarios y analistas dudan de que Zelaya se atreva a regresar al país, donde la justicia emitió una orden de captura en su contra por 18 delitos, entre ellos, "traición a la patria".

Micheletti advirtió a la comunidad internacional en una entrevista exclusiva con la AFP que Zelaya "nunca va a retornar al poder" y que no le preocupan las represalias contra Honduras.

"Si la comunidad internacional considera que hemos cometido delitos, algún error, que nos condene y se acabó", dijo Micheletti, quien aseguró que el 80% de la población apoya el derrocamiento.

Entretanto la comunidad internacional multiplicó sus presiones. Los países de la Unión Europea llamaron a consultas a sus embajadores, informó el canciller español, Miguel Ángel Moratinos.

publicidad

Viaje secreto

Una fuente del salvadoreño Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), al que pertenece el presidente Mauricio Funes, dijo a The Associated Press que el depuesto presidente Manuel Zelaya, de Honduras, "al parecer" habría viajado en la misma noche (del jueves) a Guatemala.

La fuente solicitó no ser citado por no estar autorizada para dar la información.

Tras su arribo por la noche a San Salvador, Zelaya fue recibido por el canciller Hugo Martínez en el aeropuerto internacional, al sur de la capital, indicó la cancillería.

Zelaya fue trasladado bajo estrictas medidas de seguridad a la casa presidencial, donde era esperado por el presidente Mauricio Funes para sostener un "encuentro en privado".

Aplausos y vivas

Una multitud de simpatizantes del FMLN recibió a Zelaya con aplausos y ovaciones en una plaza de la periferia sur de la capital.

"¡Mel, amigo, el pueblo salvadoreño está contigo!" y "¡Mel se queda!" fueron algunas de las consignas de la multitud vestida con el rojo del FMLN. El vehículo en que viajaba Zelaya se detuvo por breves segundos para agradecer el apoyo y continuó su ruta a la casa presidencial.

Sin embargo, Micheletti recomendó a Zelaya no retornar a Honduras debido a que podrían surgir brotes de violencia.

"Por la paz del país yo preferiría que él no viniera porque no quiero que haya una gota de sangre derramada por ningún hondureño. Hemos velado por eso (la paz) durante 29 años y tratado de mantener el sistema democrático", dijo en rueda de prensa en la residencia presidencial luego de juramentar a varios de sus colaboradores.

publicidad

"Le pedimos a Dios que si Zelaya retorna, él se presente a los juzgados y cumplir una pena por los delitos que ha cometido", subrayó.

Clima incierto

Mientras Zelaya y Micheletti desarrollan sus estrategias, en Tegucigalpa miles marcharon en apoyo al mandatario depuesto y contra la suspensión de algunas garantías individuales durante el toque de queda.

"Hay movilización a nivel nacional... vamos a esperar a Mel, vamos a estar donde él llegue", dijo Juan Barahona, un dirigente del movimiento de apoyo a Zelaya durante la manifestación.

Antes de iniciar la movilización, cuando había unas decenas de personas, la policía lanzó gas lacrimógeno aunque al comenzar a llegar más gente se calmó la situación y no se ha vuelto a reportar ningún incidente o enfrentamiento.

En San Pedro Sula, la segunda ciudad del país y a unos 180 kilómetros al norte de Tegucigalpa, también se realizó una multitudinaria movilización pero de respaldo a Micheletti.

Imágenes de la televisión mostraron a miles que alzaban carteles con mensajes de apoyo al nuevo gobierno, pedidos a la OEA para decir "la verdad" y afirmaciones de que no ha habido un golpe de Estado, como también lo ha calificado la comunidad internacional.

La policía reprime

La Policía se enfrentó en esa misma ciudad con simpatizantes de Zelaya, lo cual dejó varios detenidos y cerca de una docena con heridas menores.

publicidad

Zelaya aseguró en Panamá que en San Pedro Sula se reprimió una manifestación a su favor y que había "cientos de heridos", aunque periodistas locales no pudieron confirmar esa versión.

El jefe de la policía en San Pedro Sula, Leonel Sauceda, dijo a The Associated Press que 78 personas fueron detenidas después de cometer actos de vandalismo y dañar edificios de la ciudad.

Cargos a Zelaya

El fiscal general adjunto de Honduras, Roy Urtecho, dijo que dispone de "suficientes" pruebas para encausar por 18 delitos a Zelaya, y que van desde traición a la patria hasta la no aplicación de 80 leyes aprobadas por el Congreso.

El Congreso hondureño aprobó el miércoles restringir algunas garantías individuales durante las horas en que está vigente un toque de queda.

El jefe de la policía metropolitana de Tegucigalpa, Leandro Osorio, dijo que en los últimos dos días se han detenidos a siete nicaragüenses y a un cubano por ingresar ilegalmente al país para supuestamente participar en manifestaciones y provocar disturbios.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad