publicidad

El gobierno de Barack Obama avaló las elecciones presidenciales en Honduras

El gobierno de Barack Obama avaló las elecciones presidenciales en Honduras

Estados Unidos dijo que las elecciones del domingo no son invento del gobierno de facto hondureño de Roberto Micheletti.

Lejos de Zelaya

TEGUCIGALPA - El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo que las elecciones del domingo no son invento del gobierno de facto hondureño, en referencia al proceso en marcha en medio de la crisis política desatada el 28 de junio.

El secretario de Estado adjunto, Arturo Valenzuela, dijo el lunes durante la sesión del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos que las elecciones "no son un invento de un gobierno de facto en busca de una salida o como una forma de lavar un golpe de Estado"."Es una elección consonante con el mandato constitucional de renovar los mandatos presidencial y del Congreso", añadió.

De esa manera Valenzuela contradijo la posición manifestada repetidamente por el presidente derrocado Manuel Zelaya, quien considera ilegal el proceso electoral efectuado bajo la administración que lo despojó del poder y ha señalado que con las votaciones el gobierno de facto desea legitimar su posición.Voto sin sangre

El presidente de facto, Roberto Micheletti, expresó su deseo de que en los comicios "no haya una gota de sangre de hondureño derramada".

Micheletti anunció días atrás que se ausentará de la vida pública entre el 25 de noviembre y el 2 de diciembre para que los hondureños puedan enfocarse en las elecciones y no en la crisis política que ha dividido al país.En tanto, el candidato del Partido Nacional, Porfirio "Pepe" Lobo, anunció durante su cierre de campaña que de ganar las elecciones del 29 de noviembre, al día siguiente convocará a un "diálogo nacional para que dialoguemos todos los sectores, todos, porque un solo partido no puede encontrarle salida" a la crisis política del país.

publicidad

Carta de Zelaya

En una carta que dirigió a los presidentes del continente, Zelaya les pidió "no adoptar posiciones ambiguas o imprecisas como las que despliega hoy el gobierno de los Estados Unidos de América, que con su postura final, ha debilitado el proceso de revertir el golpe de estado, mostrando la división en la comunidad internacional"."Al alimentar este golpe de estado pone en riesgo la seguridad democrática del hemisferio y la estabilidad de los Presidentes de América, con el surgimiento de las castas militares sobre la autoridad civil", expresó en su misiva Zelaya, quien permanece refugiado en la embajada de Brasil desde hace dos meses.

Valenzuela aclaró que "los electores deben poder emitir sus votos en un clima de orden con la seguridad que sus votos serán contados de forma justa. Dependeremos de los observadores internacionales de la sociedad civil y nuestros propios observadores para determinar si las elecciones cumplieron estándares internacionales".

¿Regresará Honduras a la vía democrática después de las elecciones del domingo? Comente aquí.

Prevén cambios

El Subsecretario de Estado Valenzuela añadió que el reingreso de Honduras a la OEA, de la que fue suspendida como miembro después del golpe de Estado que sacó del poder a Zelaya el 28 de junio, depende de que "la elección sea llevada a cabo conforme a los estándares internacionales".

publicidad

"Estados Unidos, junto con los demás estados miembros de OEA, alcanzó un veredicto unánime que el presidente electo de Honduras fue retirado de su cargo por un golpe de Estado. No hay otra palabra para describir el abrupto y forzado exilio de un jefe de Estado", dijo Valenzuela.

El depuesto mandatario dijo a Radio Globo que, bajo las actuales circunstancias en las que sigue al margen del poder, "estamos cayendo en el error de pensar que se legitimará el golpe con unas elecciones. El que salga electo será tan ilegal como Micheletti".

En manos del Congreso

Valenzuela añadió que también es necesario que el Congreso hondureño decida sobre el retorno de Zelaya al poder y la creación de un gobierno de unidad.

El gobierno de facto comenzó el lunes los preparativos para las elecciones. Unos 1,000 vehículos militares comenzaron a distribuir las papeletas electorales y el magistrado del Tribunal Supremo Electoral dijo que "unos 17,000 militares y policías garantizarán la seguridad del transporte de los materiales". Desde el lunes queda prohibido que civiles porten de armas.

El domingo cerró su campaña el candidato del Partido Liberal, Elvin Santos y el lunes Lobo hizo lo propio.

Lobo responsabilizó al Partido Liberal, al que pertenecen Zelaya, Santos y Micheletti, de "sumir a Honduras en una crisis. Les pedimos que nos devuelvan la Honduras que les dejamos hace cuatro años; nosotros podemos hacerlo de nuevo, vamos a traer la paz", añadió.

publicidad

A partir del miércoles les estará prohibido a los partidos políticos hacer proselitismo.

OEA sin postura

La Organización de Estados Americanos (OEA) sesionó este lunes sin alcanzar una postura común frente a las elecciones del domingo en Honduras, que Estados Unidos podría validar pero que son rechazadas por gran parte de los países del continente.

El Consejo Permanente de la OEA se reunió en una sesión privada durante una hora y media, en la que el secretario general, José Miguel Insulza, resumió los últimos acontecimientos en Honduras y se pronunció el flamante Subsecretario de Estado de Estados Unidos para América Latina, Arturo Valenzuela.

Las elecciones del 29 de noviembre son "consonantes con el mandato constitucional de renovar el mandato presidencial y el de los congresistas, lo que permite a los hondureños ejercer su voluntad soberana", indicó Valenzuela, según una copia de su discurso entregada a periodistas.

Valenzuela destacó que estas elecciones se comenzaron a organizar antes del golpe de Estado del 28 de junio, que derrocó y exilió al presidente Manuel Zelaya.

Comicios decentes

"Honduras está en camino de tener unas elecciones yo creo bastante decentes", estimó el representante estadounidense ante la OEA, Lewis Amselem.

"No creo" que la OEA alcance una postura común frente a las elecciones, agregó.

publicidad

El representante estadounidense lamentó que la OEA no envíe una misión de observación electoral.

Gran parte de los países del continente americano han adelantado que no validarán los comicios si antes no es restituido en el poder Zelaya, refugiado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa desde hace más de dos meses.

"La mayoría de los países han exclamado y dicho que las elecciones son inválidas, no tienen legitimidad", dijo el representante nicaragüense Denis Moncada.

"Con la presencia del régimen de facto está claro que no puede restituirse la democracia en Honduras y se pone en peligro las democracias de todo el hemisferio", advirtió.

Guerra de posturas

El anuncio del presidente de facto, Roberto Micheletti, de que se retiraba del poder por unos días para que la atención se centre en las elecciones "puede ser una ventana para que se instale el gobierno de unidad nacional", indicó la representante peruana, María Zavala.

Según fuentes diplomáticas, hasta ahora los países que podrían validar las elecciones son Estados Unidos y Panamá, mientras que Perú y Colombia estudian esa posibilidad.

Zelaya, por su parte, exhortó el fin de semana a los gobiernos del continente a no legitimar las elecciones.

El Consejo Permanente de la OEA podría volver a reunirse este viernes "para darle seguimiento a cómo evoluciona la situación", dijo Moncada.

publicidad

La OEA suspendió a Honduras luego del golpe de Estado, pero posteriormente no ha logrado alcanzar posturas comunes frente a la crisis en Honduras.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad